Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Un semáforo mide el riesgo de los productos financieros

Leer más tarde Artículo Semáforo productos financieros

Semáforo productos financieros

Publicado el 28 de abril de 2016 a las 15:00 por Bankia
A veces no es fácil entender el nivel de riesgo de un producto financiero. A veces tampoco es fácil explicarlo. Pero un código de colores como el de los semáforos puede ayudarnos. Ese es el sistema que desde el pasado mes de febrero es obligatorio en España para todas las entidades.

La normativa del semáforo de riesgo para productos se publicó en el BOE el pasado mes de noviembre, pero daba tres meses de margen para su aplicación. Por eso, desde el pasado mes de febrero es ya obligatoria para todas las entidades que comercialicen productos financieros.

La Orden ECC/2316/2015, relativa a las obligaciones de información y clasificación de productos financieros, explica, en su exposición de motivos, las deficiencias a subsanar en este ámbito tales como “la falta de disponibilidad de información suficiente y comparable, así como la presentación confusa o incompleta”. Para hacerlo, se establece un código de colores o numérico con seis categorías distintas, en función del nivel de riesgo del producto financiero en cuestión.

El verde (o número 1) significa un riesgo bajo mientras que el rojo (o número 6) significa un riesgo alto. Un sistema muy similar a los indicadores de eficiencia energética de los electrodomésticos. La pertenencia a uno u otro grupo depende de criterios precisos: el nivel 1 para los depósitos bancarios y seguros con finalidad de ahorro y el nivel 5 para los instrumentos financieros con un compromiso de devolución del 100% en 10 años o del 90% en 3 años. El nivel más alto, el 6, se reserva para los que no están en ningún nivel inferior.

Tienen que llevar esta identificación obligatoria todos los valores negociables, los depósitos bancarios no estructurados y los seguros de vida con finalidad ahorro. Quedan fuera de esta normativa otros productos, como los fondos de inversión, cuyo semáforo, establecido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) incluye siete categorías en lugar de seis.

La CNMV también contempla, en su política de protección del pequeño inversor, la obligatoriedad de que determinados productos financieros, especialmente complejos o arriesgados, incluyan una advertencia desaconsejando su contratación por parte de ciertos clientes. Esta alerta sobre complejidad adoptará la siguiente forma:

Aunque las regulaciones, las existentes y las que están por venir, puedan ser de ayuda para interpretar el riesgo de un determinado producto financiero, lo más importante es la relación entre cliente y entidad. Como ya hemos dicho en otras ocasiones en este blog, es importante preguntar y aclarar todas las dudas, revisar toda la documentación, pedir más información y sentirse realmente seguro de que la operación se ajusta a lo que uno desea. Y en caso contrario, descartarla hasta que no haya ningún punto oscuro. La mejor protección empieza por uno mismo.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú