Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Trucos de economía doméstica para familias numerosas

Cultura de banca

02/11/2016

Llevar adecuadamente la economía doméstica de una familia tiene sus dificultades. Cuando se trata de una familia numerosa, esas dificultades crecen exponencialmente. Una serie de trucos útiles para cualquier hogar se convierten en una guía de supervivencia cuando está más poblado de lo habitual.

Familia Numerosa

Familia Numerosa

La economía de un hogar está llena de momentos complicados, de sobresaltos, de planificación y de búsqueda de ofertas. Pero la cosa se complica cuando ese hogar es el de una familia numerosa, una de las 571.636 que tienen oficialmente ese título en España según los datos del año 2015 del Ministerio de Sanidad.

Se considera como tal, por norma general “la integrada por uno o dos ascendientes con tres o más hijos, sean o no comunes”, de acuerdo con la Ley de 2003 que lo regula, aunque también se obtiene ese título oficialmente en casos de discapacidad de alguno de los hijos, de los padres, familias monoparentales... Casi tres de cada diez familias numerosas en España viven con menos de 1.500 euros al mes y llegan “justas a final de mes”, según la III Radiografía de Familias Numerosas. 

Estas familias cuentan con diversas ayudas reguladas, como los descuentos que tienen en el suministro de electricidad, las ventajas fiscales, reducción de las cotizaciones, la rebaja en el transporte, las facilidades de escolarización, las menores tasas en los trámites ante las administraciones... Pero todo ello no basta y la clave para llegar a fin de mes está en una buena planificación, una serie de consejos que también resultan útiles a cualquier tipo de hogar:

La lista de la semana

Es importante tener una lista para hacer una gran compra en la que adquirir los bienes básicos aprovechando ofertas, descuentos del 70% en la segunda unidad, las promociones de tres por dos... Cuando se trata de suministros elementales (papel higiénico, leche...) se pueden aprovechar esas oportunidades.

Pero es importante que la gran compra sea para un tiempo determinado: si el plan es hacer compra para toda una semana, que sea solo para una semana. Porque si al final se adquieren más productos, en teoría para que haya un excedente y quede para más adelante, la realidad es que suele terminar gastándose.

Compra conjunta, ahorro compartido

Algunas asociaciones de familias numerosas realizan compras conjuntas, por ejemplo, de pañales. Todas las empresas están dispuestas a vender más barato si la compra no es de un producto, sino de diez, cincuenta o cien.

Por eso existen cooperativas de compradores, no sólo para las familias numerosas, que permiten acceder a grandes descuentos: gracias a la presión conjunta de todos los compradores se puede obtener un mejor precio o incluso acceder directamente al proveedor o productor. De este modo, la compra colectiva deriva en un ahorro compartido para todos los compradores.

Gastos puntuales vs. Ingresos anuales

Lo explicamos en este mismo blog con motivo de la vuelta al cole: los momentos puntuales de muchos gastos (como el mes de septiembre, las navidades o las vacaciones de verano) no son soportables con los ingresos de ese mes. El presupuesto de un hogar hay que hacerlo anual y saber que los meses en que se puede ahorrar, por poco que sea, hay que hacerlo para cuando lleguen los grandes desembolsos. Y actuar con previsión: si las mochilas se compran en rebajas, cuando llegue septiembre el gasto ya estará hecho y habrá resultado más barato.

Promociones, rebajas y segunda mano

La ropa es uno de los mayores quebraderos de cabeza en cualquier familia, numerosa o no. Los niños crecen y pronto cambian de talla: otra vez a la tienda a por camisetas, vestidos o zapatillas. Y además, no se puede comprar con antelación porque no sabes en qué momento dará el estirón.

Así que sólo nos queda estar atentos a promociones, aprovechar las rebajas, mantener un ojo puesto en los outlets de las marcas que nos interesan o en las ventas privadas por internet... Y, por supuesto, no renunciar a la segunda mano: se puede encontrar justo la sillita del coche que se necesitaba o poner a la venta la trona que ya no se usa. La rápida rotación de productos que necesita un niño en su crecimiento es un problema, pero provoca la existencia de un gran mercado de segunda mano.

Reciclar es ahorrar

En una familia numerosa sí que hay una ley sobre la ropa: si la talla vale y la prenda aún está bien, se hereda de hermanos mayores a pequeños. Si no hay tantos hermanos como para que la cadena funcione bien engrasada, siempre puede haber primos más o menos cercanos. La ropa infantil siempre está en perpetua rotación y viaja de una casa a otra en bolsas y cajas de plástico.

Pero hablamos de algo más: hay que tener inventiva y darle una nueva vida a lo que todavía se puede utilizar de alguna manera. Reciclar está de moda y en un hogar con muchos niños es un principio de supervivencia.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú