Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Titular o autorizado de una cuenta bancaria? He ahí la cuestión

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Titular y autorizado

Titular y autorizado

Publicado el 07 de enero de 2020 a las 07:00 por Bankia

¿Sabes cuál es la diferencia entre ser titular o autorizado de una cuenta bancaria? Te damos las respuestas en este post.

¿Quieres abrir una cuenta y no sabes si incluir a otra persona como cotitular o autorizado? En este post te contamos la diferencia entre uno y otro para que no dudes a la hora de tomar la decisión.

El titular es quien firma el contrato con el banco, el propietario de los fondos que estén depositados en la cuenta y el deudor en el caso de que se haya realizado una operación de préstamo. También es a quien le afectan las obligaciones fiscales.

Las cuentas pueden tener uno o varios titulares y en este caso el contrato debe establecer la forma de disponer del dinero:

  • Cuenta con titularidad indistinta (o solidaria): cualquiera de los titulares puede disponer del dinero por su cuenta, sin necesidad de autorización de los demás titulares.
  • Cuenta con titularidad conjunta (o mancomunada): se necesita la autorización de todos o un número de ellos para disponer del saldo.

Por el contrario, una persona autorizada es aquella que el titular nombra para que disponga del dinero en su nombre. Sin embargo, has de tener claro que si eres la persona autorizada no eres realmente el propietario del mismo, por lo que tampoco tendrás ningún tipo de repercusión fiscal.

Si eres autorizado podrás disponer del saldo de la cuenta, pudiendo para ello firmar reintegros y talones y hacer transferencias. También puedes realizar solicitud de información sin contar con el titular. Lo que no podrás hacer es solicitar a tu nombre tarjetas de débito o crédito, ni cancelar ningún tipo de producto del titular. Tampoco puedes modificar las condiciones de la cuenta, solicitar su bloqueo, ni realizar disposiciones de la misma después del fallecimiento del titular. 

Qué ocurre cuando fallece el titular de los productos financieros

A efectos prácticos, cuando el titular de una cuenta bancaria fallece, sus herederos lo suceden en sus derechos y obligaciones y es necesario comunicárselo a la entidad correspondiente a través del certificado de defunción. Cuando esto ocurre, el dinero que haya en ese momento en la cuenta quedará inmovilizado hasta el mismo momento en el que la herencia se ejecute.

No obstante, si la cuenta es indistinta, el resto de los titulares podrán seguir disponiendo del dinero.

Si hablamos de cuentas con disposición conjunta, si uno de los titulares fallece, los demás necesitarán del consentimiento de los herederos para poder disponer del dinero.

Cómo nombrar a un autorizado

Si eres un titular de una cuenta y quieres autorizar a otra persona para que pueda ejercer actividad sobre el saldo existente, tendrás que solicitarlo por escrito en la oficina correspondiente. En esta carta deberás adjuntar una fotocopia de tu DNI y especificar que concedes autorización al manejo de la cuenta.

Recuerda que si tienes alguna duda, siempre puedes contactar con tu entidad bancaria.

Leer más tarde

Bankia

comunicaciondigital@bankia.com

Twitter

Youtube

Cerrar menú