Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

El testamento digital: una realidad al alcance de la mano

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo Testamento digital

Testamento digital

Publicado el 28 de octubre de 2019 a las 07:00 por Óscar Domínguez Merino

Allá por el siglo III, Modestino, un jurista romano de la época, dio una definición del testamento que sigue siendo hoy en día muy conocida en el sector legal: “El testamento es la justa sentencia de nuestra voluntad sobre aquello que querríamos que se hiciera tras nuestra muerte”.

Hoy, en pleno siglo XXI, nos encontramos que nuestras voluntades no son sólo físicas, sino que también son digitales, como consecuencia de la profunda penetración de la tecnología en nuestras vidas. Y es que, en menor o mayor medida, Internet y las redes sociales son escenarios donde los ciudadanos mantienen una vida paralela a la del mundo real: la vida digital. Y el final de cada vida, sea física o digital, llega con la muerte.

A través del testamento, cualquier persona puede declarar y expresar de forma voluntaria lo que quiere que se haga con su patrimonio y sus bienes después de su fallecimiento y donde necesariamente debe asignar a los herederos de éstos. Pero desde que hay vidas digitales, también existen los bienes digitales. El bien digital es un bien jurídico nuevo que también puede heredarse o transmitirse. Y así es como surge el testamento digital.

¿Qué es el testamento digital? ¿Qué incluye?

El testamento digital es un documento legal que permite a una persona dar instrucciones sobre qué hacer sobre su presencia en la red una vez fallezca.

Cuando hablamos de la presencia en la red nos referimos a todos los contenidos y activos digitales que son propiedad de una persona, como, por ejemplo, las cuentas y suscripciones online, perfiles en redes sociales, correos electrónicos, dinero virtual y, en resumidas cuentas, todos aquellos contenidos que están alojados en Internet.

Aquí puedes leer una amplia lista de la mayoría de los bienes digitales que existen actualmente y que pueden ser recogidos en un testamento digital. Para que te hagas una idea estamos hablando de fotografías, audios y vídeos contenidos en smart phones; fotografías, audios y vídeos suministrados y distribuidos a través de redes sociales como Twitter, Facebook o LinkedIn; vídeos compartidos en YouTube; imágenes y vídeos compartidos a través de Instagram y Snapchat, y archivos digitales de cualquier tipo (textos, fotografías, audio, vídeos, etc.) almacenados y alojados en la nube, entre muchos otros. 

¿Tiene validez legal el testamento digital?

Allá por el año 2012, ante la inexistencia de una legislación entorno a las voluntades digitales de las personas, surgió la necesidad de regularizar todo este mecanismo, tal como se hizo en su día con otros cambios sociales. Fue entonces cuando la figura del testamento digital empezó a tomar fuerza.

Para realizar el proceso con garantía jurídica, era necesario incluir un anexo con la voluntad digital dentro del testamento tradicional que se tramitaba en vida ante notario. Hoy en día existen nuevos mecanismos que agilizan el proceso y siguen garantizando el valor legal del documento.

Con la llegada de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, de 5 de diciembre de 2018, en su artículo 96 se define un nuevo derecho digital, el derecho al testamento digital, donde se recogen las normas que deben de regir en relación con los contenidos de y sobre personas fallecidas que son gestionados por prestadores de servicios de la sociedad de la información y que consisten básicamente en establecer qué personas vinculadas al fallecido pueden solicitar al prestador de servicios que les permita acceder a dichos contenidos y mediante qué procedimientos y con qué finalidad.

Así pues, familiares, herederos o terceras personas (vinculadas de hecho) podrán solicitar el acceso a dichos contenidos y tomar acciones sobre su uso, destino o supresión. Solo las personas habilitadas por esta ley pueden decidir acerca del mantenimiento o eliminación de los perfiles personales de personas fallecidas en Internet, redes sociales o servicios similares, siempre con la salvedad de que el propio fallecido hubiera dado otras instrucciones, las cuales deberán ser atendidas obligatoriamente. No obstante, dichas instrucciones no afectarán al derecho de los herederos a acceder y disponer de los contenidos que pudieran formar parte del caudal relicto (todo lo que se puede heredar).

Llegados a este punto es cuando detectamos la necesidad que existe de pronunciarnos en este sentido para evitar que familiares, seres queridos o, incluso terceras personas, puedan acceder y visualizar nuestros contenidos, también íntimos y privados, en la red. Con el testamento digital podemos pronunciar nuestras voluntades digitales y dejar instrucciones precisas de lo que queremos que se haga y lo que no.

¿Cómo se tramita el testamento digital y cuánto cuesta?

Actualmente existen empresas que te pueden ayudar con este tipo de trámite. Una de esas empresas es Mi Legado Digital, que desde el año 2014 lleva ofreciendo éste y otros servicios relacionados con la presencia en la red de las personas.

El procedimiento para tramitar el testamento digital es muy sencillo. Solo tienes que registrarte en su plataforma y contratar el plan que más de adapte a tus necesidades. Dependiendo de si tienes más o menos bienes digitales o si deseas dejar instrucciones más o menos precisas sobre tus voluntades digitales, los precios van desde los 49 hasta los 249 euros. También tienes la posibilidad de registrarte de forma gratuita con unas funcionalidades mínimas para probar esta herramienta.

No esperes más y empieza a tramitar ya tu testamento digital. Ahora tienes la oportunidad de organizar con tiempo qué huella quieres dejar en la red. Mañana puede ser ya tarde.

3 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

3 comentarios

31 de octubre de 2019 a las 13:41Marta Goñalons Serrano
Es la evolución digital esperada.
30 de octubre de 2019 a las 11:08Lola Martínez
Un producto de gran actualidad. Gracias por la información.
28 de octubre de 2019 a las 08:18María José Rodríguez Sanjuán
Me parece muy interesante. La verdad es que no conocía que esto se pudiera hacer.
Cerrar menú