Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Sostenible, saludable y humana: así será la ciudad poscovid

Cultura de banca

06/07/2020

Los expertos aconsejan dar mayor protagonismo al peatón; potenciar el uso de la bicicleta, patinete y transporte público; disminuir el acceso de los vehículos a las ciudades; y una labor de concienciación y trabajo conjunto de administraciones y empresas privadas con el objeto de transformar la movilidad en las urbes a raíz de la COVID-19.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Blog Bankia ciudades sostenibles

Blog Bankia ciudades sostenibles

De pronto, todo se detuvo. Las calles quedaron desiertas, las autopistas se vaciaron de coches, las oficinas apagaron sus luces, y fábricas y tiendas cesaron sus actividades. La pandemia del coronavirus frenó en seco el planeta. Eran tiempos de cuarentana y descubrimientos. De repente, se contempló otro mundo sostenible: ciudades con cielos azules, un aire más puro, libre de ruidos y con la naturaleza como protagonista. Con la progresiva vuelta a la normalidad, recobra vida una antigua pregunta: ¿esta sostenibilidad será temporal o transformará urbes y hábitos de los ciudadanos?

Los datos son concluyentes. El medioambiente es el único beneficiado del coronavirus. En la provincia de Hubei (cuya capital es Wuhan), zona cero de esta pandemia, el promedio de días sin contaminación aumentó un 21,5%, durante el mes de febrero (mes de confinamiento más estricto), en comparación con las mismas fechas de 2019, según un informe del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China. Algo similar ocurrió en Europa: Liubliana (54,4%), Nicosia (51,6%), París (51,5%), Luxemburgo (51%), Madrid (49,5%), Roma (47,6%) y Lisboa (47,4%), fueron ciudades más “limpias”, de acuerdo con datos de la Agencia Europa de Medio Ambiente (AEMA). Cifras que aumentaron su valor al verse las históricas imágenes captadas por el satélite Copernicus Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea.

Con la progresiva vuelta a las calles se confirmó este nuevo escenario de ciudades más sostenibles y saludables. El tiempo dictaminará si se trata de una etapa temporal o de una evolución hacia otro modelo de urbe.

De momento, en China, en su vuelta a la normalidad, se observó un aumento de las concentraciones de dióxido de carbono, con niveles comparables a 2019. En Wuhan, por ejemplo, el confinamiento redujo un 35% las emisiones de CO2, las cuales rebrotaron un 22% con el simple regreso de industrias y el uso de transportes contaminantes. Las autoridades tampoco contribuyen, al anunciar la construcción de centrales de carbón para reactivar la economía. Basta recordar una cifra anterior a la pandemia: cerca de 7 millones de muertes en todo el mundo -más de 10.000 en España- a causa de la contaminación, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La receta de una ciudad saludable

Justo ahora que España encara su regreso a la normalidad, surge la pregunta: ¿cómo transformamos nuestras ciudades en ciudades sostenibles? Los expertos abogan por replantearse la movilidad y saber conjugar acertadamente el medioambiente en la reactivación de la economía.

“Ahora que hemos visto cómo ha bajado la contaminación y mejorado nuestra calidad del aire, debemos fomentar una movilidad más amigable: ir andando a los sitios, moverse en bicicleta o patinete y volver a confiar en el transporte público porque las autoridades lo han estigmatizado como foco de contagio. Lo están haciendo en Milán, Berlín o París y debemos hacerlo también en toda España, porque solo Madrid y Comunidad Valenciana han anunciado subvenciones en la compra de bicicletas eléctricas y patinetes eléctricos”, reflexiona Carlos Cristóbal-Pinto, experto en Transporte Público y Movilidad Sostenible y presidente de la Asociación de Técnicos Especialistas en Movilidad Urbana Sostenible (APTEMUS), al Blog Bankia. En estos mismos términos se expresa Alfonso Perona, experto en movilidad urbana y profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Y cómo aplicamos esta teoría a la práctica?

“Los ayuntamientos deben redistribuir el espacio urbano, dando más protagonismo a los peatones, deben señalizar claramente estos nuevos espacios, dotar a las ciudades de más carriles exclusivos de bicicletas y patinetes, limitar las velocidades de vehículos a 30 o 20 kilómetros, y fomentar y favorecer el uso de cualquier tipo de transporte público”, recomienda Perona, en declaraciones al Blog Bankia. “Es un trabajo de todos, de implicarse y concienciarse. Ciudadanos, administración y empresas”, agrega Cristóbal-Pinto, quien recuerda que estos cambios no solo construyen “ciudades más sostenibles a futuro, sino que mantenemos ese distanciamiento social que recomiendan las autoridades sanitarias”.

Dentro de estas recomendaciones, Cristóbal-Pinto incide en la necesidad de “restringir el acceso de los vehículos a las grandes ciudades. No tiene sentido que en ciudades de 300.000 habitantes se use el coche a diario o que urbes como Madrid o Barcelona se permita atravesarlas. En Madrid, puedes ir de norte a sur a través del Paseo de La Castellana”. El ejemplo para continuar es Madrid Central, cuyo funcionamiento permitió reducir un 45% la contaminación en el área central de la capital, según un informe de movilidad de la Unión Europea.

Ley de Movilidad Sostenible en España

Ambos expertos coinciden en que las administraciones deben reaccionar cuanto antes e implementar medidas en el tiempo y no solo temporales. “En Madrid se han cortado calles durante fines de semana y festivos, pero no se ha tomado ninguna medida relevante entre semana, más allá de anunciar más carriles exclusivos para autobuses”, incide Cristóbal-Pinto.

Porque “este cambio no dependerá del tamaño de la ciudad, sino de la valentía política de sus dirigentes”, aseguran desde la asociación Ciudades que Caminan al Blog Bankia. “Hay que hacer como se hizo en Holanda durante los años 60, impulsando el uso de la bicicleta (ahora supone un 2% de uso), o como se está haciendo en Francia y Bélgica, cuyas administraciones dan ayudas o beneficios tributarios a los ciudadanos que utilizan bicicletas o patinetes para ir al trabajo, que es el momento de mayor movimiento, y por eso es importante apostar por el teletrabajo y escalonar los horarios de aquellos trabajadores que no puedan trabajar desde casa”, afirma Cristóbal-Pinto.

Las políticas ambientales, a menudo, son presentadas como trabas al crecimiento económico. “Las autoridades, por ejemplo, han potenciado durante esta pandemia el uso del transporte privado”, indica Cristóbal-Pinto. Por este motivo, se aguarda con cierta expectación la legislación gubernamental sobre la nueva Ley de Movilidad Sostenible.

“Debe aprobarse cuanto antes, creemos que será antes de final de año, y soy optimista en que ayudará a hacer más saludable nuestras ciudades”, afirma escuetamente Cristóbal-Pinto. “Quizá pueda servirnos de referencia lo aprobado en Francia”, apunta Perona. “Aparte de redistribuir el espacio urbano y apostar por una movilidad más ecológica, se va a aumentar en un 405% la inversión en mejorar el transporte público, en dotar de mejores infraestructuras al uso de la bicicleta, en mejorar la seguridad de los ciudadanos y de dotarles de nuevos espacios y en incrementar la adquisición de coches eléctricos”.

Pese a que hay algunas visiones pesimistas que auguran una pronta vuelta a la antigua normalidad, desde Red de Ciudades que Caminan, confían “en que una vez probados los beneficios de este tipo de medidas será difícil revertirlas por la presión de la propia ciudadanía”. Y porque España tampoco está tan atrasada en comparación a otras ciudades europeas.

“Se habla de Copenhague y Ámsterdam por el uso de la bicicleta y le hacemos la reverencia. Y no. La movilidad en Madrid es tan sostenible como en estas ciudades”. Cristóbal-Pinto lo aclara: “Allí usan mucho la bicicleta, pero no usan tanto el transporte público como en Madrid, y eso se ve en los informes de la Asociación Europa de Autoridades de Transporte. Aquí, en España, el problema está en que hay que limitar el acceso de los vehículos privados en Madrid”. Y así conseguiremos construir ciudades más sostenibles y saludables.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú