Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

La sopa de letras de la recuperación económica

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Abecedario recuperación

Abecedario recuperación

Publicado el 09 de noviembre de 2020 a las 07:00 por Antonio Montilla Palencia

Desde el estallido de la Covid-19 a comienzos de año y el consecuente colapso económico global durante la primavera, los economistas han hecho uso de las letras del abecedario para ilustrar los posibles patrones que pudiese seguir la recuperación en la actividad.

Desde el estallido de la Covid-19 a comienzos de año y el consecuente colapso económico global durante la primavera, los economistas han hecho uso de las letras del abecedario para ilustrar los posibles patrones que pudiese seguir la recuperación en la actividad.

Recuperación económica en gráficos

Las letras más populares han sido:

  • La “V” en referencia a una reactivación rápida y completa.
  • La “U”, que también representa una reactivación completa pero más lenta.
  • La “W” ilustra una doble tanda de contracción-recuperación.
  • La “L” se refiere a una caída permanente de la actividad.

Otras referencias usadas en esta ‘literatura económica’ son:

  • La recuperación de tipo “logo de Nike” se refiere a un rebote inicial que pierde fuerza con el tiempo.
  • La “raíz cuadrada inversa”, que es similar a la anterior, pero con el nivel de actividad permanentemente inferior al previo antes de la crisis.
  • También existe la letra “Z”, que alude a una fuerte reactivación que supera el nivel pre-Covid y es seguida por una corrección.
  • Más recientemente, la letra “K” ha tomado vigor, para describir el posible patrón desigual que pudiera darse entre sectores productivos.

¿Qué nos dice la evidencia hasta ahora?

Tras haber pasado seis meses de lo que fue la primera ola del contagio (febrero-marzo) y sus medidas extremas de restricción a la movilidad (principalmente en abril y mayo), podemos diferenciar las siguientes fases y patrones del proceso de recuperación:

  • La primera fase de la remontada, que empezó a mediados de mayo en las principales economías y se extendió hasta julio. Este período inicial fue, en la mayoría de los casos, más fuerte de lo esperado, lo que, en gran medida, reflejaba los gigantes estímulos fiscales y monetarios puestos en marcha a lo largo del mundo para mitigar el impacto del shock viral en la economía. Este primer rebote permitió que las economías recuperarán en torno a la mitad del terreno perdido durante la “hibernación”, con el nivel de actividad retomando entre 85% y 95% del período previo a la crisis. A priori, dicho comportamiento tendió a asociarse a lo que podría ser la primera parte de una recuperación entre tipo “V” y tipo “U”, y permitió excluir, tentativamente, el escenario pesimista de tipo “L”.
  • La segunda fase de la recuperación, que podría ubicarse a partir de agosto. Este período puso sobre la mesa lo difícil que sería el retorno a la normalidad, dados: los signos de ralentización en la recuperación a escala mundial, y, sobre todo, el patrón muy heterogéneo que se evidenciaba entre sectores productivos, países y grupos sociales.

    En las economías avanzadas, los sectores “ganadores” han sido el comercio minorista, la industria manufacturera, principalmente aquellos subsectores asociados a productos tecnológicos o médicos, y, en algunos casos, la construcción y los servicios profesionales. Las actividades “perdedoras” han sido los servicios tradicionales, especialmente aquellos que requieren un contacto directo con el consumidor, como los restaurantes y bares o la hostelería, o aquellos que requieren grandes concentraciones, principalmente en el mundo del ocio o deportivo.

    Como era de esperar, dicha diferenciación también se ha replicado en una recuperación desigual entre países en función de su estructura económica (más golpeados aquellos con mayor peso del turismo, por ejemplo) y entre grupos de la sociedad (más afectados los trabajadores de los servicios, los más jóvenes, o aquellos con un menor grado educativo).

    Esta segunda fase ha dejado claro lo poco probable que es esperar una recuperación tipo “V” o “U”. Lo asimétrico de la recuperación le empezó a dar protagonismo a la letra “K”. Por su parte, a nivel de toda la economía, la recuperación tipo “logo de Nike” se le atañó el escenario optimista, mientras la de tipo “raíz cuadrada inversa” el escenario pesimista.

  • Más recientemente, los recurrentes rebrotes del virus en el otoño, con Europa en la cabeza y EEUU siguiéndola de cerca, han dado lugar a una nueva fase adversa que amenaza con cortarle las alas a la recuperación económica global. Si bien las restricciones a la movilidad no han alcanzado, de momento, los niveles extremos de la primavera, el repunte en el contagio está afectando directamente la actividad de los sectores que ya de por sí se encontraban a la cola de la reactivación, al tiempo que la mayor incertidumbre y el riesgo de contagio se empieza a filtrar, indirectamente, en un empeoramiento en la confianza de los agentes privados. Este efecto ha sido también exacerbado por las demoras en la producción de una vacuna, un tratamiento efectivo o, incluso, una alternativa viable de testeo masivo.

    Asimismo, el estímulo de las primeras rondas de apoyo monetario y fiscal también se desvanece, como se evidenció en la expiración de diversos beneficios fiscales en EEUU a finales de julio. Esta fase está poniendo en jaque las perspectivas de la recuperación, que rápidamente pudiera converger hacia un patrón de tipo “W” y, en el caso más extremo, al tipo “L”.

    Como bien lo pone claro la evolución de la recuperación económica en China, el único país en el mundo que ha visto una reactivación tipo “V”, los factores claves que definirán la letra dominante seguirán siendo el control de la evolución de la pandemia y las medidas impuestas para contener sus daños en las familias y en el tejido productivo.

2 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

2 comentarios

09 de noviembre de 2020 a las 10:38Luis Miguel de la Cruz
Es muy interesante. Completa los comentarios anteriores sobre la recuperación de la crisis y sirve para hacer seguimiento de las distintas recuperaciones por países. Muchas gracias y enhorabuena.
10 de noviembre de 2020 a las 09:43Antonio Montilla Palencia

Gracias por tu lectura.

Antonio Montilla Palencia

Economista internacional - Dirección de Estudios

Linkedin

Compartir

Comentar

Etiquetas

Cerrar menú