Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Smart cities, una solución urbana para cuidar el medioambiente

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Smart cities, un paso más para la sostenibilidad

Smart cities, un paso más para la sostenibilidad

Publicado el 21 de febrero de 2018 a las 07:00 por Bankia

Si en 2007, por primera vez en la historia, había más población viviendo en ciudades que en el mundo rural, se espera que en 2050 el 70% de la población mundial sea urbana. Esto quiere decir que en un futuro no muy lejano las ciudades se convertirán en el centro de una sociedad digital y colaborativa.

Según el estudio ‘Global Cities Business Alliance: How cities and business can worl together for growth', elaborado por PwC, las ciudades consumen el 75% de los recursos naturales y de la energía mundial, generan el 50% de los residuos y provocan entre el 60% y el 80% de los gases del efecto invernadero, pese a ocupar solo el 3% del territorio mundial.

Por ello, el impulsar el desarrollo de ciudades inteligentes puede contribuir a reducir estas cifras y a hacer urbanizaciones mucho más sostenibles.

¿Qué son las smart cities?

Son la respuesta de las actuales ciudades a la intersección de la urbanización y la revolución digital, según explica Telefónica en el informe ‘Smart cities. La ciudad como plataforma de transformación digital'. En definitiva, "es un medio para mejorar los servicios públicos, la calidad de vida de los ciudadanos y para transformar la relación entre entidades locales, empresas y ciudadanos, buscando un modelo sostenible".

Todas las smart cities cuentan con distintos ámbitos o dimensiones, definidas por el Parlamento Europeo en ‘Mapping the Smart Cities in the UE': Medioambiente; Movilidad; Seguridad, Sanidad y Salud; Educación; Economía y Gobierno. De todos estos ámbitos, el relacionado con el medioambiente cobra una gran importancia.

¿Por qué las smart cities trabajan por la sostenibilidad?

La necesidad de hacer una gestión de los residuos eficiente y de reducir los niveles de contaminación son dos de los principales objetivos de las ciudades inteligentes. Por este motivo, gestionan de manera responsable los recursos naturales escasos, especialmente agua y energía.

Esto implica el uso de energías limpias o renovables, redes energéticas inteligentes, monitorización y renovación de edificios, planificación de espacios verdes o la utilización de alumbrado inteligente, que pueden conllevar el ahorro de entre un 20% y un 30% de energía.

También apuestan por el desarrollo de edificios inteligentes, sistemas LED (que ahorran entre un 30% y un 60% de energía), sensores de cubos de basura que detectan el nivel de llenado o sistemas de riego inteligentes.

El ámbito medioambiental se ve reforzado por las acciones en movilidad, que en las ciudades inteligentes incluyen opciones limpias, como préstamo de bicicletas, vehículos eléctricos o soluciones de economía colaborativa como compartir el coche.

Pero valorar cuánto de medioambiental tiene una smart city es una tarea complicada, aunque existe una serie de indicadores que ayudan a ello, como medir la superficie de áreas verdes por habitante o cuántos árboles le corresponden a cada uno.

Ejemplos internacionales a seguir

Los casos de Zúrich (Suiza) y Helsinki (Finlandia) han de servir de ejemplo a todas aquellas ciudades que quieran convertirse en sostenibles medioambientalmente. Ambas se encuentran en los primeros puestos del índice de desempeño medioambiental y tienen bajos índices de polución y emisiones de CO2.

Zúrich fue seleccionada como la ciudad con mayor calidad de vida del mundo en los años 2006 y 2008, mientras que Helsinki destaca por su sistema de calefacción por barrios.

A estas dos ciudades se une Munich (Alemania), una de las más concienciadas en el uso del vehículo eléctrico, Tallín (Estonia), una de las primeras en ofrecer el transporte público gratis a sus ciudadanos, y Tokio, que, entre otras cosas, apuesta por el hidrógeno como energía no contaminante en hogares y vehículos, tanto públicos como privados.

Smart Cities españolas que cuidan del medioambiente

Las ciudades españolas no tienen nada que envidiar a las grandes capitales europeas y algunas de ellas ya destacan como urbes innovadoras, agrupadas en la Red de Ciudades Inteligentes.

Santander es uno de los mejores ejemplos. A día de hoy, la ciudad cuenta con sensores para el control del tráfico, contaminación, riego o alumbrado público. Su fama de smart city ha traspasado fronteras hasta el punto de Turquía se ha interesado por su modelo con la intención de iniciar proyectos en el campo de la gestión de residuos.

Junto a ella, destacan los casos de Barcelona, sobresaliente por su gestión de alumbrado público con sistemas LED, y Málaga, que cobra relevancia por su sistema de gestión inteligente de energía y su flota de vehículos eléctricos.

2 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

2 comentarios

08 de noviembre de 2018 a las 08:21Eutimio Garcia
Me parece algo muy importante, pero si no difundimos todo esto entre la ciudadania y, sobre todo, entre los más pequeños, no vamos a valorar la importancia de estas iniciativas.
08 de noviembre de 2018 a las 12:19Bankia
Gracias, nos alegramos de que te haya parecido interesante. 
Cerrar menú