Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Siete trucos para evitar que tus wearables le cuenten a los cibercriminales todo lo que saben de ti

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Seguridad en los wearables

Seguridad en los wearables

Publicado el 01 de marzo de 2018 a las 07:00 por Bankia Ciberseguridad

Los wearables están de moda. Si a cierre de 2017 se habían vendido 113,2 millones de unidades en el mercado general, está previsto que esta cifra aumente un 18,4%, hasta los 222,3 millones de dispositivos, en el año 2021, según los datos de International Data Corporation (IDC).

Por wearable entendemos todo aquel dispositivo inteligente que es capaz de almacenar gran cantidad de información sobre nosotros: nuestra edad, cuántas horas dormimos, cuánto caminamos cada día, el deporte que practicamos, dónde nos encontramos... Son, por ejemplo, pulseras o relojes a los que confiamos nuestros datos, pero que no son tan seguros como parecen.

En general, todos los dispositivos pueden ser el objetivo de un ciberataque, pero con los wearables el riesgo aumenta exponencialmente, debido a los sensores de movimiento que integran. De acuerdo con una investigación llevada a cabo por un estudiante de la Universidad IT de Copenhague, se pueden utilizar los sensores de un reloj inteligente para averiguar qué contraseña se ha escrito.

La demanda de dispositivos IoT (Internet of things) continúa imparable, pasando de los 6.000 millones de dispositivos conectados a Internet a nivel global en 2016 a más de 8.000 millones a finales de 2017. Este aumento ha traído consigo un mayor número de ataques lanzados contra ellos: el malware en dispositivos IoT se ha duplicado en 2017, enfocándose en cámaras de vigilancia con Internet y grabadores digitales de vídeo.

Un ejemplo es el ataque perpetrado el pasado mes de octubre por un grupo de hackers que, tras tomar el control de cámaras web, dispositivos de vigilancia de bebés, termostatos, etc., logró asaltar importantes páginas web en Estados Unidos, como Twitter, Netflix, Airbnb o Spotify, entre otras.

No obstante, el objetivo de los ciberdelincuentes no es solo atacar a las grandes compañías. En abril de 2014 un hombre logró hackear la cámara de vigilancia de un bebé de 10 meses en Estados Unidos. Similar fue el caso de la mujer holandesa que estuvo siendo vigilada por un extraño a través de la cámara que instaló en el interior de su casa. Y la lista continúa.

Recientemente, todos los medios de comunicación se han hecho eco del agujero de seguridad encontrado en Strava, una aplicación deportiva que ha desvelado las ubicaciones y las rutas realizadas por sus 1,2 billones de usuarios, fallo que pone en riesgo información tan sensible como los desplazamientos realizados por militares de diversas bases secretas.

¿Cómo hacer frente a estas vulnerabilidades?

Resulta imprescindible llevar a cabo una serie de acciones para proteger la información de los dispositivos y nuestra privacidad:

  • En primer lugar, siempre que un dispositivo no se esté utilizando es recomendable desconectarlo. Además, se aconseja deshabilitar de forma permanente las características y funcionalidades que no se vayan a usar nunca.
  • No se deben eliminar ni modificar las medidas de seguridad que los fabricantes han incluido en los dispositivos.
  • Cambiar las credenciales que vienen por defecto e introducir contraseñas robustas.
  • Actualizar todas las aplicaciones, el software y el firmware del dispositivo a su última versión.
  • Contactar directamente con el fabricante en caso de que el dispositivo IoT resulte infectado con malware.
  • Descargar e instalar aplicaciones desde los canales oficiales, ya que es la única manera de cerciorarse de que han pasado los controles de seguridad pertinentes.
  • Configurar adecuadamente la conexión wifi del hogar a la que se conectarán los dispositivos.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú