Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Infografía

Sienta los cimientos de tu empresa en cinco pasos

Cultura de banca

12/02/2018

¿Alguna vez has pensado en convertirte en emprendedor? ¿Le das vueltas y más vueltas a esa idea de negocio que, estás convencido, puede funcionar?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Poner en marcha una empresa requiere de una serie de trámites y procesos que dependen del tipo de negocio que quieras desarrollar y de sus objetivos.

Si quieres lanzarte a la aventura del emprendimiento, pero no sabes por dónde empezar, quizá esta hoja de ruta te ayude a sentar las bases de tu proyecto.

Busca una idea innovadora

Para que la idea sobre la que nace y se sustenta tu negocio sea innovadora, necesitas salir de lo establecido y adelantarte al futuro.

Antes de iniciar tu camino, busca un nicho de mercado en el que puedas operar y piensa si tu negocio aportaría valor. También puedes hablar con los futuros compradores y detectar cuáles son sus necesidades para intentar cubrirlas con tu producto o servicio. Aprovecha tus cualidades y explota tu talento para hacer aquello que mejor se te da.

Si te falta inspiración, puedes encontrarla en los grandes empresarios. Estudia cómo comenzaron en el mundo de los negocios y saca tus propias enseñanzas de ello para poder aplicarlas en tu futura empresa.

Y recuerda que ser emprendedor tiene mucho de creativo: Mark Zuckerberg quiso llevar el anuario escolar y terminó creando Facebook y John Shepherd-Barron se inspiró en las máquinas expendedoras de chocolatinas para crear el cajero automático.

Haz un plan de negocio realista

Uno de los aspectos más importantes a la hora de arrancar un proyecto es ponerse unas metas realistas. Por eso te recomendamos preparar un plan de negocio paso a paso que incluya los objetivos de tu empresa y establezca una estrategia para conseguirlos.

Estudia la competencia

Tienes que tener claro que montar tu propio negocio requiere que realices un estudio de mercado que te asegure su viabilidad. Realizar esta investigación te ayudará a entender el sector en el que vas a operar y a recibir un feedback profesional y apropiado.

También puedes hacer uso del benchmarking, que te permitirá evaluar los productos y servicios de las organizaciones exitosas y estudiar su clave del éxito. Analizar la competencia puede arrojar algo de luz sobre la razón de sus grandes ingresos. Escoge a aquellas empresas que en otro tiempo se vieron en tu posición y toma como referencia e inspiración su andadura.

Realiza un plan de viabilidad

Todo este proceso puede verse reflejado en un plan de viabilidad empresarial. Se trataría de analizar los aspectos más importantes de tu negocio desde los inicios hasta la puesta en marcha real y considerar si son sostenibles en el tiempo.

Es necesario realizar un análisis preliminar, evaluar la demanda que existe en el mercado para tu futuro producto o servicio, la competencia y los desafíos, decidir si se quiere contratar a un consultor o a expertos y, por último, establecer un programa jerarquizado que resuma tu negocio.

¿Autónomo, sociedad limitada, laboral o cooperativa?

Dependiendo de la definición de tu empresa tendrás que decidir qué forma jurídica es la que más te conviene. Ya seas trabajador autónomo, Sociedad Limitada, Laboral o Cooperativa, la decisión ha de ser estudiada y consultada con exhaustividad, a ser posible bajo supervisión profesional y ajena que aporte una perspectiva alejada del proyecto.

Hay diversos factores que condicionarán tu elección:

  • El tipo de actividad que realices

  • Número de socios: cuando existen varios promotores se aconseja la constitución de una Comunidad de Bienes o una Sociedad -teniendo en cuenta a las Sociedades Autónomas o las de Responsabilidad Limitada que pueden ser unipersonales-.

  • Responsabilidad de los promotores: puede estar limitada al capital que se aporta o ilimitada, afectando al patrimonio mercantil y al civil.

  • Necesidades económicas del proyecto: la dimensión económica de tu proyecto empresarial influye determinantemente en la elección jurídica de la empresa

  • Aspectos fiscales: se ha de realizar un estudio de costes fiscales que la empresa deberá de acarrear, teniendo en cuenta que las sociedades tributan a través del Impuesto sobre Sociedades.

Si sigues estos cinco pasos podrás levantar los primeros cimientos de tu empresa. El sueño de convertirte en emprendedor está un poquito más cerca.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú