Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Infografía

Seis consejos para comprar más barato un coche nuevo

Cultura de banca

07/12/2016

Cuando hablamos de coches hay dos verdades universales: el olor a coche nuevo es inconfundible y los quebraderos de cabeza que sufre el comprador durante el proceso inevitables. Afortunadamente, estos seis consejos te ayudarán a comprar un coche nuevo más barato. 

Estudiar los modelos

  • Si ya sabes qué coche te gusta tienes mucho trabajo adelantado. El siguiente paso es analizar otros coches nuevos similares, del mismo segmento: compactos, monovolúmenes, SUV, berlinas, deportivos, todoterrenos...
  • Estudiar ventajas e inconvenientes de cada uno y qué prestaciones tiene. Considerar los consumos de combustible en función del kilometraje anual que le harás o si te interesa apostar por un eléctrico. Cuantas más cosas tengas en cuenta a la hora de definir los usos y necesidades de tu coche nuevo, más fácil será dar con el modelo perfecto para ti. 

Ayudas para vehículos eléctricos

  • Si te has decantado por un coche nuevo eléctrico estás de enhorabuena, porque las administraciones seguirán promoviendo los vehículos eléctricos de cara a 2017. El Plan Movea volverá a disponer el próximo año de casi 17 millones de euros en ayudas, la misma cuantía que en 2016. 
  • Este dinero se reparte en tres partidas: 7 millones para vehículos eléctricos nuevos, cinco millones para vehículos comerciales y el resto para puntos de recarga.
  •  Para la compra de coches nuevos, las ayudas varían en función de la autonomía de los vehículos: 2.700 euros hasta 40 kilómetros, 3.700 euros de 40 a 90 kilómetros y de 5.500 euros para coches con más de 90 kilómetros de autonomía.

Tu presupuesto manda

  • Lo hemos repetido varias veces en este blog: tener un presupuesto, con ingresos y gastos, es la principal herramienta para gestionar adecuadamente la economía de un hogar. Una compra tan importante como un coche, bien merece un capítulo especial en esa planificación.
  • Plantéate de cuánto dinero dispones para la compra. Si vas a financiar tienes que ver qué cuotas serás capaz de pagar. Y si es al contado, no solo se trata de saber cuánto dinero has conseguido ahorrar sino cuánto quieres gastar.
  • Y, finalmente, compara tus cálculos con lo que te ofrecen los vehículos que existen. Hay que establecer qué equipamiento consideras imprescindible, interesante o irrelevante. Eso te permitirá distinguir qué necesitas en función de lo que puedes permitirte.

Buscar precio

  • No todos los concesionarios tienen los mismos precios. En función de la marca y el modelo, las diferencias pueden ser pequeñas o el precio puede variar notablemente
  • Si existe esta posibilidad de lograr un cierto ahorro, hay que explorarla y para ello es necesario hacer llamadas, mandar emails y recorrer físicamente concesionarios, incluso en otras localidades o provincias.
  • Eso sí, para evitar volverte loco tienes que tener clara la configuración del vehículo que quieres, esto te va a permitir tener presupuestos comparables.

Costes adicionales

  • El IVA: los coches nuevos pagan un 21% de IVA. Es una tasa importante: en un coche de 15.000 euros, supone más de 3.000 euros de impuestos. Por suerte, los presupuestos y los precios ofertados ya llevan incluido el IVA, para evitar sustos.
  • Impuesto de matriculación: es una tasa que recaudan las comunidades autónomas, su coste es el mismo en todas y depende las emisiones. Los vehículos con emisiones por debajo de los 1220 gr/km de CO2 están exentos; a partir de ahí puede suponer el 4,5% del precio de fábrica, el 9,75% o el 14,75% que pagan los más contaminantes (por encima de 200 gr/km de CO2).
  • Matriculación y pre-entrega: es un concepto que suelen incluir los concesionarios por los trámites para la entrega del coche. Su precio varía de unos a otros.

Alternativas más baratas 

Tranquilo si tus deseos y tu presupuesto no se ponen de acuerdo, aún no está todo perdido. Hay opciones que pueden resultar más baratas que comprar un coche nuevo de fábrica.

  • Kilómetro cero: son vehículos matriculados pero que no se han utilizado. Es decir, el concesionario dispone de ellos y los pone a la venta algo más baratos, ya que no se pueden configurar opciones. Hay que quedárselos tal y como están.
  • Vehículos de flota: aunque se confundan con los kilómetro cero, son una categoría diferente. También están matriculados, pero a diferencia de los kilómetro cero suelen tener algunos (pocos) miles de kilómetros. Han sido utilizados para pruebas del concesionario, como vehículos de sustitución de gerencia, etc.
  • Vehículos seminuevos: cada vez más marcas ofrecen un servicio de compra con posibilidad de devolución. Una especie de renting en el que se puede cambiar periódicamente de coche. Los que se devuelven ya han tenido, por tanto, un propietario que les ha dado uso, pero pueden tener apenas dos o tres años. Se venden con garantía y un precio notablemente inferior.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú