Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Robo Advisors frente asesores tradicionales, ¿a quién confiarías tus ahorros?

Leer más tarde Artículo Robo Advisors

Robo Advisors

Publicado el 09 de marzo de 2016 a las 09:00 por Sebastián Redondo
Entre las cada vez más numerosas aplicaciones disponibles en cualquier dispositivo personal (sea ordenador, tableta o teléfono inteligente), se empieza a hablar asiduamente de los ciberasesores financieros, o por decirlo en su terminología inglesa los robo-advisors.

Los ciberasesores o asesores financieros en línea ofrecen, mecánicamente, un servicio de gestión de carteras. Para ello únicamente se necesita que el cliente introduzca un conjunto de datos que permitan completar su perfil. Entre ellos el importe a invertir, horizonte de la inversión o tolerancia al riesgo. La máquina combina todos estos elementos mediante funciones matemáticas y devuelve la combinación óptima de activos financieros ajustada a las necesidades del cliente.

Una idea sencilla, potente y que podría socavar y competir con el servicio que presta la banca en asesoramiento y gestión de activos dirigidos a clientes de banca privada y/o banca personal. Los profetas digitales vaticinan el fin del asesoramiento financiero tradicional, que sería sustituido por estos asesores en línea, los llamados robo advisors, y ya cantan sus alabanzas: muy accesibles, transparentes, cómodos, personalizados y, sobre todo, de bajo coste, como señala un reciente informe de Deloitte.

Frente a los elogios están las críticas: el número de activos que son capaces de ofrecer es limitado (de momento fondos de inversión); su contratación es diferida, es decir, para ejecutar las operaciones uno tiene que ir a su oficina bancaria, lo que hace que el trámite sea lento y farragoso; cualquier modificación de la cartera implica iniciar de nuevo todos los trámites; las suscripciones y reembolsos de fondos de inversión tienen condiciones específicas según las gestoras y exige un conocimiento que el asesor financiero online no aporta en su recomendación. Y una final que es solo una sospecha: la independencia tan valorada puede ser una falacia si estos asesores llegan a admitir publicidad en sus páginas de gestoras interesadas en vender sus productos a través de nuevas redes.

Hoy por hoy, frente a la sencillez o peyorativamente simpleza de los asesores en línea, los asesores de toda la vida conocen profundamente al cliente y son capaces de saber, incluso sin el respaldo de un algoritmo, cuáles son sus necesidades y sus anhelos. Los gestores físicos no son solo asesores financieros sino también fiscales. Sus recomendaciones pueden ser tan integrales como el cliente desee y pueden abarcar desde asesoramiento inmobiliario, financiero, fiscal, en arte o en la creación de fundaciones. Al final, se trata de establecer una relación de confianza con el cliente, un vínculo emocional y de colaboración a largo plazo. Parece difícil que una aplicación informática, por compleja que sea, pueda llegar a unir datos y sentimientos que conviertan en prescindible la figura del asesor financiero tradicional.

Las entidades financieras son conscientes de esta posible amenaza y la están convirtiendo en una oportunidad. Casi todas están tomando medidas dirigidas a mejorar el servicio que se presta a los clientes actuales y a los potenciales, porque no cabe duda de que cualquier desarrollo informático con sentido facilita la labor de todos: asesores y clientes. En Bankia, el servicio “Conecta con tu experto” cuenta con asesores personales para los clientes más digitales. Siempre el mismo asesor y la posibilidad de contactar con él en cualquier momento y por cualquier vía sin necesidad de acudir a la oficina.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú