Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Retos de ciberseguridad en Internet de las Cosas

Cultura de banca

10/07/2018

El Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) está revolucionando el panorama actual tecnológico, ya que son muchos los aspectos positivos que podemos extraer de esta digitalización del mundo físico: comodidad, ahorro, acceso a la información en tiempo real, etc. No obstante, el IoT también plantea una serie de riesgos que han vulnerado la seguridad de los dispositivos y de los objetos conectados a Internet.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Internet de las cosas

Internet de las cosas

Ya hemos sido espectadores de diversos ataques que han puesto en jaque esta tecnología: falsificación y suplantación de identidad (phishing), ataques de denegación de servicio (DDoS, por sus siglas en inglés), escuchas secretas o ataques de intermediario (Man-in-the-middle) han sido algunos de ellos.

Desde 2014 llevamos oyendo hablar de ‘hackeos' a cámaras de vigilancia y monitores de bebés de diversos país, a neveras inteligentes, muñecos e incluso coches.

La última tendencia en ciberdelitos ha sido bautizada como Ransomware of Things (RoT), que consiste en secuestrar dispositivos y objetos conectados a la Red para obligar a los usuarios a pagar un rescate económico si desean recuperar su información y el control de su dispositivo.

Tendencias de IoT

El horizonte del Internet de las Cosas continuará expandiéndose y llegará a todos los sectores de forma masiva. Este incremento de dispositivos y objetos conectados, así como toda la información que estos recopilan y almacenan en la nube, hacen que el IoT esté en el punto de mira de la cibercriminalidad.

Veamos algunas tendencias de las que seremos espectadores en los próximos meses:

La Inteligencia Artificial

Nos ofrecerá un Internet de las Cosas más inteligente. La interconexión y comunicación entre cada vez más dispositivos proporcionará un aprendizaje más profundo y un mejor procesamiento del lenguaje natural, de reconocimiento de imágenes y de toma de decisiones impulsados por redes neuronales.

Esta tecnología puede desempeñar un papel crucial en la identificación de amenazas y conceder a las compañías un abanico de medidas predictivas para combatirlas. Además, la IA emplea técnicas de refinación automáticas que distinguen los ataques que requieren una atención urgente de los menos peligrosos.

De acuerdo con Roman V. Yampolskiy, catedrático del departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Louisville (EEUU), un fallo en un sistema de ciberseguridad actual puede provocar daños soportables, pero si el fallo se produjera en un sistema de Inteligencia Artificial Fuerte (IAF), es decir, un sistema que iguala o excede la inteligencia humana promedio, podría quebrantar el bienestar humano a nivel global.

Blockchain en transacciones de IoT

La tecnología que está detrás de bitcoin ha tenido una grandísima acogida por su inmenso potencial para transformar el mundo del dinero y de los negocios. Los usuarios de esta criptomoneda pueden realizar pagos y transacciones de forma encriptada.

La propia Unión Europea ha destacado las fortalezas del blockchain en materia de ciberseguridad: operaciones directas que no requieren de la manipulación de información; control sobre la información mediante códigos para encriptar o para hacer pública información importante o confidencial; la monitorización de actividades ilegales y la automatización del cumplimiento normativo son algunas de las razones que la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA) expone para la adopción de esta tecnología.

Monitorización completa de las máquinas con IoT

La confluencia de personas, datos y máquinas inteligentes va a tener un enorme impacto en la productividad de todas las industrias. La conexión de las máquinas a Internet permite monitorizar de forma remota los datos, lo que ha posibilitado que veamos grandes avances de todo tipo:

  • En el sector agrícola ya existen tractores inteligentes, sensores para aumentar el rendimiento por hectárea y para predecir posibles fallos de las máquinas, drones para conocer en tiempo real el estado de los cultivos y realizar fumigaciones, controles de plagas inteligentes, etc.
  • En el sector sanitario cuenta con máquinas y dispositivos que monitorizan el estado de salud del paciente, vuelcan los datos en su historial clínico y programan pautas de medicación y controles de seguimiento.
  • La Industria 4.0 o el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), términos que ya han entrado en juego, están reduciendo el tiempo de inactividad de las máquinas y el error humano. Además, y según lo previsto, el IIoT va a conseguir que la prevención de riesgos y el control de calidad alcancen cotas a las que nunca se había llegado en la producción en cadena. 

Ciudades más inteligentes con IoT

Parkings sensorizados que comunican a todos los conductores de una ciudad la disponibilidad de aparcamiento por zonas y que eviten de esta forma atascos; farolas que detectan cuándo una persona está cerca y se iluminan; drones automatizados para perseguir el fraude fiscal; redes de sensores que informan en tiempo real sobre la calidad del aire y del tiempo atmosférico.

Esto y mucho más es y será posible gracias al Internet de las Cosas. En este contexto, se hace imprescindible que actores públicos y privados lleven a cabo acuerdos de colaboración para garantizar la protección de datos en este ya no tan nuevo ecosistema. Asimismo, los expertos apuntan hacia la utilización de los centros de respuesta ante incidencias de seguridad como modelo predominante para compartir información sobre posibles amenazas, vulnerabilidades y emergencias informáticas.

La tecnología seguirá evolucionando y los riesgos asociados a ella irán cambiando. Tendremos que esforzarnos por conocer los riesgos y amenazas asociados a su uso y velar por nuestra seguridad y privacidad.

2

2 comentarios

11 de julio de 2018 a las 02:34Alejandro
Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. De hecho, cada vez busco más información sobre estos temas que me asustan: la seguridad en la IoT y las redes Wifi, porque son medios de entrar en mi casa. Un saludo y seguid con temas tan interesantes. Me leo la mayoría, aunque es la primera vez que comento.
16 de julio de 2018 a las 17:24Bankia Ciberseguridad

Hola, Alejandro.

Efectivamente este es un tema que nos preocupa a todos, por eso, decidimos hacer esta publicación.

No tenemos que tener miedo a que la tecnología evolucione, pero sí debemos ser consencientes de los nuevos riesgos que van surgiendo y protegernos en consecuencia. En el caso de los dispositivos electrónicos conectados a internet, la seguridad está en nuestras manos y, con mayor motivo, tendremos que actualizarlos siempre que lo requieran, sustituir la contraseña que viene por defecto y si es posible, desactivarlos cuando no los estemos utilizando.

Esperamos seguir siendo de ayuda.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú