Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Qué son y cómo se calculan las retenciones del IRPF

Cultura de banca

03/03/2021

El año 2021 ha llegado cargado de novedades fiscales. Una de las más importantes es la aparición de un nuevo tramo para aquellos trabajadores cuyas rentas de trabajo superen los 300.000 euros anuales, al que se le aplicará un tipo del 47%, frente al 45% que se le venía aplicando hasta ahora.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Así funciona el IRPF

Así funciona el IRPF

Pedro Ángel Rodríguez Mateo

Técnico en Asesoría Fiscal de Bankia

El nuevo tramo afectará al bolsillo de los que más ganan. Esto ha vuelto a avivar el debate sobre el cambio de residencia fiscal de aquellas personas que deciden abandonar España para instalarse en un país en el que los tipos impositivos son inferiores.

Pero, al margen de esto, es importante entender cómo funcionan los tramos del IRPF, ya que, en teoría, podría parecer que una persona que gana 500.000 euros estaría pagando 235.000 euros en impuestos y solo ingresaría 265.000 euros, todo ello sin tener en cuenta las cotizaciones a la Seguridad Social. Sin embargo, la práctica es muy diferente, ya que el IRPF es un impuesto progresivo y, por tanto, la factura fiscal es algo menor.

En este post te vamos a explicar de una manera práctica cómo funciona el IRPF y sus tramos en territorio común (esta información no aplica a aquellas personas residentes en Guipúzcoa, Vizcaya, Álava y Navarra, que están sujetas a un régimen foral específico).

¿Qué es el IRPF?

El IRPF, tal y como se define en la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, es un tributo de carácter personal y directo que grava los ingresos de una persona física residente en territorio español de acuerdo a su naturaleza y a sus circunstancias personales y familiares.

Las rentas sujetas al impuesto serán la totalidad de los rendimientos obtenidos, las ganancias y pérdidas patrimoniales, así como las imputaciones de renta establecidas por Ley, con independencia de dónde se hayan producido y cualquiera que sea la residencia del pagador.

A modo práctico, veamos cuáles son esas rentas:

  • Rendimientos del trabajo. Ej.: sueldos y salarios.
  • Rendimientos del capital mobiliario. Ej.: intereses de cuentas, dividendos.
  • Rendimiento del capital inmobiliario. Ej.: alquileres.
  • Rendimiento de actividades económicas. Ej.: rendimientos obtenidos por profesionales autónomos.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales. Ej.: venta acciones, venta de fondos de inversión.
  • Imputaciones de renta. Ej.: tenencia de una segunda vivienda.

Cada una de las partidas anteriores se agrupan o clasifican en uno de los siguientes tipos de renta:

  •  Renta General: rendimientos del trabajo, rendimientos de capital inmobiliario y de actividades económicas.
  • Renta del Ahorro: rendimientos del capital mobiliario y ganancias y pérdidas patrimoniales.

¿Cómo se calcula el IRPF?

Cuando confeccionamos nuestra declaración de la renta, los ingresos clasificados como renta general van a formar parte de la base liquidable general y los otros van a formar parte de la base del ahorro.

Sobre los ingresos netos que forman parte de la renta general (como, por ejemplo, renta del trabajo y/o actividades económicas) se obtendrá la base imponible general del IRPF, que puede ser objeto de hasta seis reducciones, entre las que nos encontramos con la conocida reducción por aportaciones a planes de pensiones.

Al aplicar estas reducciones, obtendremos la base liquidable general, la cual se adecuará a las circunstancias personales y familiares de cada uno a través del mínimo personal, familiar y por discapacidad.

La base liquidable general se utiliza para el cálculo de la cuota íntegra, es decir, que sobre la base liquidable general se aplican los tipos de gravamen que correspondan (conocidos también como los tramos de IRPF). La base liquidable del ahorro también tiene sus propios tipos de gravamen.

GENERAL

Base liquidable del ahorro - Hasta euros Cuota íntegra - Euros Resto B. liquidable del ahorro - Hasta euros Tipo aplicable - Porcentaje
0 0 12.450,00 19%
12.450,00 2.365,00 7.750,00 24%
20.200,00 4.225,00 15.000,00 30%
35.200,00 8.725,00 24.800,00 37%
60.000,00 17.901,00 240.000,00 45%
300.000,00 125.901,00 En adelante 47%

*Tipos aplicables de acuerdo con normativa estatal; las comunidades autónomas pueden establecer sus propios tipos dando lugar a una tarifa distinta (ej.: Madrid, Cataluña...).

DEL AHORRO

Base liquidable del ahorro - Hasta euros Cuota íntegra - Euros Resto B. liquidable del ahorro - Hasta euros Tipo aplicable - Porcentaje
0 0 6.000 19%
6.000 1.140 44.000 21%
50.000 10.380 150.000 23%
200.000 44.880 En adelante 26%

Una vez obtenida la cuota íntegra general y del ahorro, se suman y a la cantidad resultante se le descuenta las deducciones de carácter general y las autonómicas, para obtener la cuota diferencial.

Entre las deducciones generales, nos encontramos la deducción por adquisición en vivienda habitual (recuerda que, aunque se suprimió en 2013, esta deducción todavía se la pueden seguir aplicando algunos contribuyentes siempre que cumplan una serie de requisitos), deducción por donativos, etc.

A la cuota diferencial (cuota íntegra menos las deducciones) solo falta restarle el importe de las retenciones que los pagadores tienen la obligación de practicar para llegar al resultado de la declaración, que puede ser a ingresar o a devolver.

¿Qué son y cómo se calculan las retenciones de IRPF?

Las retenciones que nos practican los pagadores, como por ejemplo la retención que nos aplica la empresa en nuestra nómina, es un dinero que adelantamos a Hacienda todos los meses de nuestro salario que se tiene en cuenta a la hora de hacer nuestra declaración y, por tanto, el resultado de la declaración dependerá de lo que nos han retenido a lo largo del año. Es decir, si nos han retenido de más, la declaración de la renta saldrá a devolver y nos retuvieron de menos, nuestra declaración saldrá a ingresar.

Por tanto, la retención de IRPF que nos practican en la nómina es una de claves para el resultado de nuestra declaración de la renta y la escala (tramos del IRPF) que hemos visto anteriormente es una de las variables que se tienen en cuenta a la hora de calcular la retención que aparece en la nómina. Pero no es la única, ya que se van a tener en cuenta otras variables, como el salario, la duración del contrato que la empresa conoce y otras que la empresa nos suele pedir que actualicemos a principios de año, como el número de hijos a cargo, pago de pensiones por alimentos, si tenemos ascendientes mayores de 65 años o descendientes a cargo, discapacidades acreditadas, etc., a través del Modelo 145 - Comunicación de datos IRPF al pagador.

Para hacer tus propios cálculos y saber de forma precisa la retención que te deben hacer en la nómina, lo mejor es usar la calculadora de retenciones de IRPF que la Agencia Tributaria pone a disposición de todos los usuarios en su página web.

Esta calculadora es una herramienta en la que hay que rellenar cuatro apartados (datos personales, antecedentes y descendientes, datos económicos y datos regularización). Según se avanza en cada pantalla, se van señalando en verde las distintas casillas/campos a cumplimentar y en el caso de faltar algún dato, la calculadora nos avisa.

Calculadora Retenciones IRPF 2021

Una vez está todo completado, solo hay que pulsar en "Resultados". En esta última pantalla, se mostrará el tipo de retención que nos deberían de estar aplicando y cuánto supone en euros esa retención.

Ahora que ya sabemos de forma muy resumida cómo funciona el IRPF llega la aplicación práctica y responder a la pregunta que se hace todo el mundo

 ¿Cuántos impuestos paga una persona que gana 500.000 euros?

En nuestro ejemplo vamos a suponer que esta persona es soltera y sin hijos y/o ascendientes a su cargo que gana por rendimientos del trabajo 500.000 euros al año, que el pagador le practica una retención del IRPF del 42,53% (212.650,00 euros) y que las cuotas a la seguridad social ascienden a 2.858,40 euros.

Concepto Declaración de la Renta
Rendimientos del trabajo 500.000,00 €
Gastos (Seguridad Social) (2.858,40 €)
Otros gastos deducibles (2.000,00 €)
Rendimiento neto 495.141,60 €
Base Imponible General 495.141,60 €
Reducciones (por ejemplo, por aportaciones al Plan de Pensiones) 0,00 €
Base liquidable general 495.141,60 €
Mínimo personal y familiar 5.550,00 €
CUOTA ÍNTEGRA* 216.563,55 €
Deducciones 0,00 €
CUOTA LÍQUIDA 216.563,55 €
Retenciones del trabajo (212.650,00 €)
CUOTA DIFERENCIA (Resultado de la declaración) 3.913,55 € (a pagar)

*El cálculo de la cuota íntegra se haría de la siguiente manera: los primeros 300.000 euros la cuota equivalen a 125.901,50 euros; el exceso, 195.141,60 euros (495.141,60 euros de base liquidable menos 300.000 euros) lo multiplicamos por el tipo del 47% y eso da un resultado de 91.716,55 euros. Sumamos esas dos cuotas, con un resultado de 217.618,05 euros, al que hay que restar 1.054,50 euros (5.550 x 19%) por adecuar su cuota a su mínimo personal y familiar.

En conclusión, con independencia del resultado de la declaración, el tipo medio efectivo de gravamen de alguien que gana 500.000 euros es del 43,31%, es decir, que a lo largo del año va a pagar 216.563,55 euros por la aplicación correcta de la norma. Cifra que difiere en más de 18.000 euros si aplicara de manera errónea el tramo de manera marginal, es decir, multiplicar directamente el tipo del 47% sobre sus ingresos anuales.

Por último, es importante que tengas en cuenta que en nuestro caso estábamos analizando el impacto fiscal para una persona soltera, sin discapacidad, sin hijos y/o ascendientes a su cargo y sin derecho a algunas de las reducciones y deducciones contempladas en la norma y, por tanto, en caso de darse estas circunstancias (Mínimos, reducciones y deducciones en el IRPF) el tipo medio efectivo de gravamen sería inferior al calculado (su factura fiscal sería todavía menor).

7

7 comentarios

12 de marzo de 2021 a las 09:09Alicia
Muchas gracias por la sencilla explicación.
08 de marzo de 2021 a las 09:16Alberto
Gracias por acercar la fiscalidad a nuestro ámbito.
05 de marzo de 2021 a las 14:48Mar
Como siempre... ¡Bravo! Muy buena explicación. Siempre me has ayudado y haces que lo difícil sea fácil. ¡Muchas gracias! Un saludo.
04 de marzo de 2021 a las 21:16Mariano Satue Atares
Felicidades. Que explicación más bien dada.
03 de marzo de 2021 a las 21:42Óscar Redondo Llorente
Como siempre, Pedro, un artículo muy didáctico que hace reflexionar.
03 de marzo de 2021 a las 14:41Alberto Lombardo
Excelente trabajo como siempre, compañero. Gracias por la información.
03 de marzo de 2021 a las 10:43Leticia
Muchas gracias por la explicación tan detallada.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

Mi banco se fusiona: ¿qué pasa con mi seguro?

Cultura de banca

02/03/2021

Las fusiones entre bancos son noticias que están a la orden del día. Tenemos información sobre lo que va a suceder con productos y servicios como cuentas corrientes, depósitos, hipotecas o préstamos, pero… ¿sabes qué ocurrirá con productos asociados como los seguros?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Son muchos los bancos que ofrecen seguros de vida, de hogar, de protección de pagos o de salud a sus clientes, en ocasiones, asociados a otros productos bancarios.

Existen dos escenarios en caso de que tengas un seguro asociado a cualquier producto o servicio que hayas contratado con tu banco.

  • Que las condiciones de tu seguro estén especificadas en el contrato de producto asociado. Esto quiere decir que, cuando firmaste el contrato de tu hipoteca, por ejemplo, las condiciones del seguro venían reflejadas en tu escritura.
  • Que las condiciones de tu seguro no estén incluidas en el contrato de tu producto asociado, es decir, que en su momento firmaste una escritura para tu hipoteca y, aparte, el contrato de tu seguro.

Este último escenario es el más común. Generalmente, los préstamos y los seguros tienen contratos independientes.

En cualquiera de los dos casos, la entidad resultante de la fusión no podrá cambiar las condiciones de tu seguro. El contrato de tu producto se mantendrá a lo largo del plazo que suscribiste, en las condiciones inicialmente pactadas.

Solo deberías tener en cuenta que si el diferencial de tu hipoteca se encuentra condicionado por la tenencia de un seguro asociado, en el sentido de rebajar el interés aplicado mientras se mantenga el producto, las condiciones del préstamo podrían cambiar si cancelaras el seguro.

Nuevas alianzas con aseguradoras

Es frecuente que cada entidad bancaria tenga alianzas con una aseguradora. Esta compañía aseguradora es la que ofrece sus servicios a los clientes de banco, que los podrá contratar, asociándolos o no a un producto bancario.

Cuando se produce la fusión de dos bancos, es habitual que estas alianzas se rompan, ya que suele prevalecer solo una de las dos aseguradoras. O quizá se genere una nueva alianza con otra empresa de seguros.

Estas decisiones, negociadas en la fusión, no afectan a los seguros que tengas contratados. Únicamente podrán condicionar los seguros que contrates a futuro, de manera que el banco te podrá ofrecer productos de una compañía aseguradora distinta a la que contrataste antes de la fusión. Tu asesor bancario te informará de las alternativas aseguradoras que podrá ofrecerte tu nueva entidad.

Infografía. Mi banco se fusiona. Qué pasa con mi seguro 

2

2 comentarios

16 de marzo de 2021 a las 11:04José Enrique Clavijo Benítez de Castañeda
Tengo un plan individualizado de ahorro secuencial (PIAS) con ustedes. ¿Qué ocurrirá cuando se produzca la fusión? Ruego me informen. Gracias.
17 de marzo de 2021 a las 12:18Bankia
Hola, José Enrique. Puedes consultar toda la información relacionada con la fusión de Bankia y CaixaBank en la web de Bankia.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

¿Por qué los precios de las vacunas de la covid son tan dispares?

Cultura de banca

01/03/2021

El pasado 31 de enero se cumplió un año del primer caso diagnosticado de covid-19 en España. El lado bueno es que 365 días después, un tiempo récord, el mundo ya cuenta con 320 vacunas en investigación.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Las vacunas de las farmacéuticas Pfizer, Moderna y AstraZeneca son las que copan los titulares por contar ya con la aprobación Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, existen otras 16 vacunas en la fase 3 de desarrollo. La fase 3 es la última previa a la aprobación de una vacuna, en la que se estudian la eficacia y los efectos secundarios de la sustancia en personas. Así lo ha hecho público la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su última actualización sobre la situación del desarrollo de las vacunas contra el coronavirus, que renueva los martes y los viernes.  El estudio recoge todas las investigaciones que se están llevando a cabo y el estadio en el que se encuentran.

Entre las vacunas en fase 3, se encuentra la de la biotecnológica alemana CureVac, que recientemente ha anunciado su asociación con la también germana Bayern con el objetivo de aumentar la producción de dosis y facilitar su distribución gracias a sus canales comerciales. Y no olvidemos la monodosis de Johnson & Johnson, la única de todas, hasta el momento, que no requiere una doble inyección.

Factores que determinan el precio de las vacunas

Como decíamos, no existe una única vacuna, sino muchas distintas y, consecuencia de ello, es que los precios de las dosis varían de unas a otras. A los costes de investigación, ensayos y materiales, hay que sumar los de producción y distribución. Teniendo esto en cuenta, podemos pasar de los 31 euros por dosis de la vacuna de Moderna, a los 17 euros en el caso de la de Pfizer, o a los 3 euros de la desarrollada por la Universidad de Oxford y producida por AstraZeneca.

Te explicamos el porqué de estas diferencias de precio.

La producida por Pfizer/BioNTech, por ejemplo, exige unas condiciones logísticas muy complejas, dado que debe mantenerse ultracongelada entre los 60 y los 80 grados centígrados bajo cero. A ello pueden añadirse factores como su eficacia, la más elevada de las aprobadas hasta ahora, con un 95%.

Por su parte, la estadounidense Moderna tiene menos dificultades a la hora de ser transportada, ya que precisa de una temperatura mucho más al alcance de las infraestructuras habituales, 20 grados centígrados bajo cero, y puede aguantar hasta un mes con una temperatura de entre 2 y 8 grados. No obstante, como el grueso de la producción se realiza en Estados Unidos, sus costes de distribución aumentan y la logística se complica un poco. Además, pese a que la europea Rovi haya obtenido la autorización para fabricarla y, de hecho, ya ha producido los primeros lotes en España, la capacidad de Moderna es más limitada que otras.

La vacuna de AstraZeneca, por su parte, no necesita la ultracongelación, sino tan solo una temperatura entre los 2 y los 8 grados centígrados. La farmacéutica, además, posee una amplia red de fábricas en Europa, Asia y América, lo que conlleva un considerable abaratamiento de los costes de distribución. A diferencia de las dos anteriores, que están basadas en el ARN mensajero, se desarrolla a partir de un virus de la familia de adenovirus, algo que facilita su producción en términos de infraestructuras necesarias y, por consiguiente, un desembolso inferior. Además, no se puede olvidar que su eficacia es del 70% -y ha sido desaconsejada en Europa para mayores de 65 años, aunque solo por no tener un grupo de control suficiente para su aprobación- y ello podría ser motivo de un precio de venta algo inferior.

Por último, el desliz de Eva De Bleeker, ministra belga de presupuestos, ha puesto bajo el foco otro asunto importante para entender por qué existen unas diferencias de precio tan marcadas: las patentes. Y es que, mientras los precios europeos se consensuan con los gobiernos para que los medicamentos sean económicamente accesibles para las naciones, en Estados Unidos hay total libertad. Así pues, independientemente de los costes de investigación, producción y distribución, las farmacéuticas pueden establecer un precio basado en la exclusividad o escasez.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

¿Has perdido el móvil? Así puedes cerrar la sesión de todas tus cuentas

Cultura de banca

24/02/2021

Si te han robado o has perdido el móvil, y con él toda la información que guardas en este dispositivo, no te preocupes. Te damos las pautas para cerrar la sesión de todas tus cuentas de forma remota.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tu móvil almacena una cantidad inimaginable de información sobre ti: contactos, acceso a RRSS, rutinas diarias... además de documentos de carácter privado, como pueden ser tu nómina, DNI o incluso un informe médico.

Por eso, si pierdes tu smartphone (o te lo roban), no solo estás perdiendo el propio dispositivo, sino toda esa información que debería ser confidencial. Pero hay una solución: desvincular las cuentas que tenías asociadas a tu móvil de forma remota desde otro dispositivo.

  • Si tu móvil es Android, para desvincular la cuenta de Google, solo tienes que abrir sesión desde cualquier otro dispositivo y acceder a la siguiente ruta: Seguridad > Tus dispositivos > Gestionar dispositivos. Allí podrás cerrar la sesión en tu dispositivo perdido.
  • Si tu móvil es Apple, inicia sesión en iCloud.com. A continuación, busca el dispositivo extraviado haciendo clic en ‘Buscar iPhone' y márcalo como ‘Perdido'. Haciendo esto, conseguirás bloquearlo de manera automática.

Redes sociales

Cerrar la sesión en ellas es bastante sencillo, ya que en algunas como Instagram o LinkedIn basta con cambiar la contraseña. No obstante, te recomendamos que sigas estas recomendaciones para otras redes sociales:

  • Facebook. Accede a la sección 'Seguridad e inicio de sesión' para gestionar tus sesiones abiertas.
  • Twitter. Accede a la siguiente ruta: Configuración y seguridad > Cuenta > Aplicaciones y sesiones y desde allí podrás cerrar las sesiones que tengas abiertas en otros dispositivos.
  • TikTok. Accede al menú ‘Ajustes y privacidad' y, a través de la siguiente ruta, Cuenta > Administrar cuenta > Seguridad > Tus dispositivos, podrás cerrar la sesión del dispositivo extraviado.

Cuentas de mensajería

  • WhatsApp: lo primero que tienes que hacer es contactar con tu compañía telefónica para bloquear tu tarjeta SIM perdida. Una vez hecho esto, envía un correo a incluyendo el siguiente texto: Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta. Además, deberás indicar tu número de teléfono completo, incluyendo el prefijo internacional (+34, en España).
  • Telegram: esta app te da la opción de desvincular tu cuenta de un dispositivo iniciando sesión en el navegador web y accediendo a la siguiente ruta: Privacidad y seguridad > Sesiones activas.

Cierra sesión en tus cuentas si pierdes el movil - Infografía 

6

6 comentarios

26 de febrero de 2021 a las 04:06Esther Martín
Muchísimas gracias por la información. La comparto.
25 de febrero de 2021 a las 12:44Leticia
Desconocía estos procedimientos. Muy interesante.
25 de febrero de 2021 a las 11:52Marta Fernández-Ardavin
Genial la info. Súper útil y muy clara. Gracias.
24 de febrero de 2021 a las 18:39Rogelio Fernández
Me lo guardo. Interesante sobre todo porque cuando te sucede están en tantas cosas que es fácil que se te pase alguna por alto.
24 de febrero de 2021 a las 15:03Marga Rodriguez
Gracias por aportar una información tan útil resumida en una infografía súper clara.
24 de febrero de 2021 a las 08:07Sonia Díaz Lores
Muy útil. Todos hemos pasado por ese momento de "pánico" en el que no damos con nuestro móvil.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

¿Qué son las subcronomics?

Cultura de banca

23/02/2021

¿Cuántas suscripciones pagas al año? Si haces la cuenta, seguro que hace 15 años no tenías ni la mitad. El motivo es el boom del este nuevo modelo de suscripciones, conocido como subcronomics.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Subcronomics

Subcronomics

El modelo de suscripción comenzó a mediados del siglo XIX, cuando a cambio de un importe se podía recibir una publicación de manera periódica. En 1942, sus principios fueron apuntalados por Joseph Schumpeter en su Teoría Económica de la Innovación. En los 90, llegaron los Paquetes de Microsoft Office en los que pagábamos una licencia con una duración determinada. Desde entonces, el modelo ha ido evolucionando junto a la tecnología para adaptarse prácticamente a cualquier tipo de producto o servicio. Actualmente existen suscripciones a casi cualquier cosa: cosmética, moda, libros, vinos... y es ahí donde las subcronomics han encontrado su hueco.

Claves de la economía de suscripción

En este modelo, existen algunas ventajas para el suscriptor:

  • Se diluye el momento de pago y el umbral de toma de decisiones: no hay que hacer frente a mensualidades, ya que el pago se concentra en un momento del año. Así el suscriptor no tiene que pensar cada mes si renueva o no la suscripción, llegando incluso a olvidarse de lo que tiene contratado hasta que toca renovarlo. A largo plazo, además, es más económico hacer un único pago anual, por lo que suele salis más rentable.

  • Consumo ilimitado: a diferencia de otros sistemas, la suscripción te ofrece un consumo sin límites por una tarifa fija. Si tienes contratada una plataforma de streaming, por ejemplo, no hay límite en las series o películas que puedes ver.

  • Personalización: las suscripciones suelen estar personalizadas a los intereses de los suscriptores. Las diferentes plataformas ofrecen paquetes diferenciados para amantes del cine, las series, los deportes.... que permite al consumidor contratar lo que más se ajuste a sus gustos y no sentir que está pagando por algo que no quiere consumir.

  • Reducción de precios: ¿te imaginas cuánto costaría tener la discografía completa de Queen o Justin Bieber? Seguro que sería mucho más caro que disponer de una suscripción a alguna plataforma de streaming musical que te permite, por una cantidad al año, disfrutar de un bien o servicio por menos de lo que te costaría adquirirlo.

También existen algunas ventajas para las empresas:

  • Disposición de ingresos recurrentes: que permiten a los equipos financieros contar con mayor previsión y organización, especialmente en momentos de incertidumbre.

  • Mayor posibilidad de fidelización: a un suscriptor habituado a disfrutar del servicio es más fácil fidelizarlo. Además, la tecnología y la legislación permiten recoger datos de la experiencia de usuario para mejorarla.

  • Mayor proyección a largo plazo: sobre todo en el ámbito de las startups, el número de suscriptores es una de las varas de medir que más pesa a la hora de invertir. La facturación o el número de clientes ya no pesan tanto como el número de suscriptores, que, a la larga, garantizan unos ingresos estables a la compañía, permitiendo mayor capacidad de innovación o previsión.

Larga vida a las suscripciones

Las previsiones del banco de inversión GP Bullhound apuntan que de cara a 2022 la facturación por suscripción en el mundo puede alcanzar los 126.000 millones de euros, según recoge El País en este artículo. Tomando en cuenta el desembolso anual de 82,24 euros por cada teléfono móvil que hay en Estados Unidos y de 28,78 euros por los teléfonos del resto del mundo. En los próximos 15 años, la estimación del crecimiento del modelo de suscripción oscilará entre un 10% y un 15%, indica el mismo medio.

1

1 comentario

24 de febrero de 2021 a las 08:05Sonia Díaz Lores
Desde la perspectiva del usuario, vivimos inmersos en una oferta tan amplia de contenido, que si nos planteáramos la utilidad de muchas de esas suscripciones, no las mantendríamos. Ya lo idearon los gimnasios con sus bonos anuales, sabiendo que muy pocos asisten durante todo el año.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú