Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Infografía

Qué son y cómo funcionan los fondos de inversión

Cultura de banca

14/04/2016

Todos tenemos una idea aproximada de qué son y cómo funcionan los fondos de inversión. Pero esta breve guía puede aclarar dudas sobre el papel de los distintos participantes, el riesgo que tienen, qué es la política de inversiones y cuál es la labor de la entidad depositaria. En definitiva, un cursillo básico de pilotaje en el circuito de los fondos de inversión.

Después del repaso que hicimos sobre las cuentas y los depósitos y sus características, le toca el turno a los fondos de inversión. Entremos en materia:

Qué son

A veces se confunden los fondos de inversión, con los fondos de pensiones. Se parecen, porque ambos instrumentos son patrimonios formados por la suma de las aportaciones realizadas por un grupo de ahorradores, llamados partícipes, que se invierten de forma colectiva en determinados activos financieros.

Los fondos de pensiones canalizan la actividad de los planes de pensiones, que pueden estar abiertos a todos los clientes (sistema individual) o solo para determinados colectivos (sistema de empleo o asociado) y tienen un objetivo finalista, fundamentalmente cubrir la situación de jubilación y, adicionalmente, otras como la incapacidad, la dependencia y el fallecimiento.

Los fondos de inversión están abiertos a todo tipo de clientes bancarios y son también un instrumento de ahorro, aunque no van conceptual ni obligatoriamente unidos a la cobertura de las situaciones mencionadas anteriormente.

Quiénes participan en un fondo

Además de los citados partícipes, en el fondo hay una entidad gestora, que es la encargada de invertir el dinero de los partícipes para rentabilizar sus aportaciones y, de esa forma, conseguir una rentabilidad mayor que la que se obtendría al invertir de manera individual. También existe la figura de la entidad depositaria: custodia el patrimonio del fondo (valores, efectivo) y realiza funciones de control sobre la actividad de la entidad gestora en beneficio de los partícipes.

Qué tipos de fondos hay

Hay una enorme variedad de fondos. Están divididos en muchas categorías distintas para responder a los intereses de diferentes tipos de inversores. Dependiendo del tipo de mercados en los que opere y la clase de activos que compre pertenecerá a una u otra categoría. Los hay que compran deuda pública (fondos de renta fija), o acciones (de renta variable), o bienes inmuebles (fondos inmobiliarios), o participaciones en otros fondos (fondos de fondos), etcétera.

Lo importante es fijarse bien en cuál es su política de inversión y asegurarse de entender perfectamente en qué consiste. Esa política de inversión es la que marca los límites en los que operará la entidad gestora. Una comparación: el novato que se está sacando el carné, el conductor profesional de un taxi y el piloto de fórmula uno tienen en común que conducen un coche. Pero para cada uno rigen unas normas distintas porque sus necesidades son diferentes. La política de inversión fijada en el folleto indica qué clase de vehículo es un fondo y cuáles son las características que le permitirán rodar bajo unas condiciones u otras.

¿Hay riesgo?

Tres claves para responder de manera sencilla sobre el nivel de riesgo de los fondos de inversión:

  • Siempre hay riesgo. Es un producto de inversión y en las inversiones existe la posibilidad de que haya pérdidas.
  • Riesgo y rentabilidad. Es de sentido común que las inversiones más arriesgadas son las que más ganancias (y más pérdidas) pueden reportar. Por eso hay distintos tipos de fondos, con más o menos riesgo, para una gran variedad de perfiles de inversión.
  • El semáforo. La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha establecido un indicador numérico que establece el nivel de riesgo y rentabilidad de cada fondo. Las gestoras deben recoger en el cuál es ese indicador: 1 es que apenas tiene riesgo y 7 indica el nivel máximo de riesgo. Y la metodología que se aplica es igual para todas las entidades.

En cualquier caso, conocer el producto y asegurarse de que concuerda exactamente con lo que uno está buscando es la mejor manera de asumir el riesgo que se quiere tomar. Preguntar y aclarar dudas antes de tomar ninguna decisión. Y descartar cualquier operación que no se entienda a la perfección. Pedir aclaraciones, meditar y decidir.

Qué ventajas ofrecen

La virtud que tiene un fondo de inversión es que, gracias al volumen de capital acumulado, los beneficios que se obtienen son más altos que si se invirtiese individualmente. Se trata, en definitiva, de invertir como los grandes: mucho dinero junto, gestionado profesionalmente, para obtener los mayores beneficios posibles dentro del margen de movimientos que tiene el fondo, en función de su política de inversión. Otra ventaja es que el cliente puede modificar su nivel de riesgo cambiando su inversión de un fondo a otro sin ningún coste fiscal.


Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú