Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Síguenos

¿Qué son las subcronomics?

Cultura de banca

23/02/2021

¿Cuántas suscripciones pagas al año? Si haces la cuenta, seguro que hace 15 años no tenías ni la mitad. El motivo es el boom del este nuevo modelo de suscripciones, conocido como subcronomics.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Subcronomics

Subcronomics

El modelo de suscripción comenzó a mediados del siglo XIX, cuando a cambio de un importe se podía recibir una publicación de manera periódica. En 1942, sus principios fueron apuntalados por Joseph Schumpeter en su Teoría Económica de la Innovación. En los 90, llegaron los Paquetes de Microsoft Office en los que pagábamos una licencia con una duración determinada. Desde entonces, el modelo ha ido evolucionando junto a la tecnología para adaptarse prácticamente a cualquier tipo de producto o servicio. Actualmente existen suscripciones a casi cualquier cosa: cosmética, moda, libros, vinos... y es ahí donde las subcronomics han encontrado su hueco.

Claves de la economía de suscripción

En este modelo, existen algunas ventajas para el suscriptor:

  • Se diluye el momento de pago y el umbral de toma de decisiones: no hay que hacer frente a mensualidades, ya que el pago se concentra en un momento del año. Así el suscriptor no tiene que pensar cada mes si renueva o no la suscripción, llegando incluso a olvidarse de lo que tiene contratado hasta que toca renovarlo. A largo plazo, además, es más económico hacer un único pago anual, por lo que suele salis más rentable.

  • Consumo ilimitado: a diferencia de otros sistemas, la suscripción te ofrece un consumo sin límites por una tarifa fija. Si tienes contratada una plataforma de streaming, por ejemplo, no hay límite en las series o películas que puedes ver.

  • Personalización: las suscripciones suelen estar personalizadas a los intereses de los suscriptores. Las diferentes plataformas ofrecen paquetes diferenciados para amantes del cine, las series, los deportes.... que permite al consumidor contratar lo que más se ajuste a sus gustos y no sentir que está pagando por algo que no quiere consumir.

  • Reducción de precios: ¿te imaginas cuánto costaría tener la discografía completa de Queen o Justin Bieber? Seguro que sería mucho más caro que disponer de una suscripción a alguna plataforma de streaming musical que te permite, por una cantidad al año, disfrutar de un bien o servicio por menos de lo que te costaría adquirirlo.

También existen algunas ventajas para las empresas:

  • Disposición de ingresos recurrentes: que permiten a los equipos financieros contar con mayor previsión y organización, especialmente en momentos de incertidumbre.

  • Mayor posibilidad de fidelización: a un suscriptor habituado a disfrutar del servicio es más fácil fidelizarlo. Además, la tecnología y la legislación permiten recoger datos de la experiencia de usuario para mejorarla.

  • Mayor proyección a largo plazo: sobre todo en el ámbito de las startups, el número de suscriptores es una de las varas de medir que más pesa a la hora de invertir. La facturación o el número de clientes ya no pesan tanto como el número de suscriptores, que, a la larga, garantizan unos ingresos estables a la compañía, permitiendo mayor capacidad de innovación o previsión.

Larga vida a las suscripciones

Las previsiones del banco de inversión GP Bullhound apuntan que de cara a 2022 la facturación por suscripción en el mundo puede alcanzar los 126.000 millones de euros, según recoge El País en este artículo. Tomando en cuenta el desembolso anual de 82,24 euros por cada teléfono móvil que hay en Estados Unidos y de 28,78 euros por los teléfonos del resto del mundo. En los próximos 15 años, la estimación del crecimiento del modelo de suscripción oscilará entre un 10% y un 15%, indica el mismo medio.

1

Déjanos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

1 comentario

24 de febrero de 2021 a las 08:05Sonia Díaz Lores
Desde la perspectiva del usuario, vivimos inmersos en una oferta tan amplia de contenido, que si nos planteáramos la utilidad de muchas de esas suscripciones, no las mantendríamos. Ya lo idearon los gimnasios con sus bonos anuales, sabiendo que muy pocos asisten durante todo el año.

Sigue leyendo sobre:

Comparte este post

Déjanos tus comentarios

Comentar

Artículos relacionados

Cerrar menú