Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Que la Navidad no te coja desprevenido: dónde y cómo comprar mejor los regalos

Cultura de banca

09/12/2015

Se acerca la Navidad y, con ella, llega el casi inevitable proceso de búsqueda de regalos que suele causar alguna que otra preocupación. Precisamente para evitar problemas queríamos adelantarnos un poco al calendario y sugerirte algunas opciones a la hora no solo de buscar esos regalos navideños, sino de comprarlos de forma cómoda y segura, además de hacerlo con cabeza.

Compras navideñas

Compras navideñas

Empecemos por algo importante, que es como decíamos comprar con cabeza. Antes de buscar o de comprar lo ideal es hacerse un presupuesto de gastos. ¿Cuánto puedo permitirme gastar en regalos de Navidad? Es una pregunta mucho más importante de lo que podría parecer, porque no solo limita un gasto para un único día -no arruinemos todo el año siguiente por él-, sino que permite tener siempre en mente esa barrera que no debemos superar para estar tranquilos en nuestras compras. Esa confección del presupuesto va unida a otro mensaje importante: comprar con mesura.

En este punto no es mala idea pensar también en otras personas cuando regalamos: ¿qué tal aprovechar algunos de los productos y servicios que comercializan las organizaciones caritativas y las ONG? Con esta opción no solo regalamos a nuestros allegados, sino que indirectamente también le hacemos un regalo a todos aquellos a los que tratan de ayudar a esas organizaciones. Otra idea: ¿Qué tal hacer regalos hechos con nuestras propias manos (o casi)? A menudo no hace falta gastar gran cosa para hacer un regalo especial.

Sea como fuere, llegamos un poco tarde para dos de los consejos prácticos para este año, pero seguro que os vendrán bien aún así aunque sea para años venideros. En primer lugar, id haciendo una lista con potenciales regalos ya desde meses antes de la Navidad. Apuntar esos antojos y deseos de niños y mayores que surgen en una conversación ocasional puede hacer que esos regalos se conviertan en una gran sorpresa meses después. Y además, quedaremos como unos verdaderos reyes. En segundo lugar, reservad algo de dinero cada mes cuando acaben las vacaciones de verano. No mucho, pero lo suficiente para que ese gasto al final del año sea menos "doloroso" para nuestras carteras. Aquí es incluso buena idea contratar alguna tarjeta prepago en la que ir añadiendo algo de saldo para encontrarla disponible cuando la necesitemos a final de año.

Antes de comprar conviene comparar: existen numerosos servicios que proporcionan análisis y opiniones sobre los productos. Amazon es probablemente la mejor referencia y si buscamos esas recomendaciones allí encontraremos una fuente enorme de información que podremos complementar con análisis independientes en medios, blogs o redes sociales. Para encontrar los mejores precios de tiendas online podremos acudir a las más conocidas en cada sector -aquí Amazon suele tener de todo, así que es un buen punto de referencia también en este aspecto- para comparar esos precios, pero hay servicios como Kelkoo, Twenga, Shoppydoo o Idealo que hacen mucho más cómodo y directo el proceso.

En ese proceso de búsqueda de regalos, atentos especialmente a las redes sociales: nuestras tiendas favoritas suelen inundar sus cuentas de Facebook, Twitter o Instagram con mensajes en los que nos ofrecen productos con descuentos o inspiración para regalos que ni siquiera se nos habían ocurrido. Aprovechar los servicios de cupones y descuentos (Groupon, Cuponatic o LetsBonus son buenos ejemplos) también nos puede servir de mucha ayuda, pero aquí hay otros referentes clásicos en compras online como eBay, que desde hace años se presta como mucho más que un servicio de subastas.

Una vez tengamos decidida la compra, toca completar el proceso con las pasarelas de pago de esas tiendas online si optamos por hacer las compras desde un ordenador, tableta o dispositivo móvil. Aquí es necesario recordar esas buenas prácticas para hacer nuestras transacciones de forma más segura. No fiarse de tiendas y precios sospechosamente atractivos por sus precios y condiciones, y tratar de acudir a comercios que cuentan ya con una buena trayectoria y reputación.

Si compramos online debemos considerar además el hecho de que nos tendrán que enviar los productos y que esto puede llevar cierto tiempo. Es por este motivo en especial por el que es conveniente realizar las compras online con anticipación para evitar potenciales problemas de stock. Y tanto si compramos online como offline, es decir, en tiendas y comercios, es fundamental preguntar siempre las condiciones de devolución: hay que tener en cuenta que alguno de nuestros regalos podría acabar en el mercado de segunda mano porque no acertásemos con nuestra elección. Dar la opción de cambiarlo por otra cosa siempre es importante.

 

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú