Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Qué es una línea de crédito?

Leer más tarde Artículo Qué es una línea de crédito

Qué es una línea de crédito

Publicado el 23 de marzo de 2015 a las 00:00 por Bankia

Imagina que viene gente a tu casa y se quieren quedar a dormir unos días. No tienes camas. Todas ocupadas, pero les invitas a dormir en una cama supletoria por la que pagas sólo por los días que la usas. Eso sería una línea de crédito: un colchón financiero que tienes en casa y por el que sólo pagas cuando lo utilizas.

Seamos más precisos: una línea de crédito (o cuenta de crédito) es una cantidad de dinero que el banco pone a tu disposición y que tú puedes usar en parte o del todo durante un tiempo. Por ejemplo, un plazo de un año. El banco te deja un saldo extra en una cuenta y te cobra un interés por la parte de ese dinero que uses en momentos concretos. Pagas por el número de días que dispongas de esa cantidad.

Normalmente, también pagas un interés, más pequeño, por la línea de crédito en sí misma, por tener abierta esa cuenta con saldo del que puedes disponer. Pero el interés más alto es el que te cobran por la cantidad que utilices.

¿Para quién está pensado este producto y qué sentido tiene? Casi siempre lo usan empresas y autónomos para atender pagos cuando necesitan hacerlo y no tienen dinero en caja. Por ejemplo, sirve para que una empresa pague las nóminas a sus empleados el día 1 del mes, mientras espera a que sus clientes le paguen unos días después deudas pendientes. O para que un autónomo pague el IVA trimestral y pueda así tener flexibilidad mientras espera que le lleguen ingresos pendientes.

La idea es que ese saldo ‘extra’ te permita afrontar pagos en momentos en que lo necesitas por un tiempo corto, pues si lo fueras a necesitar durante uno o dos años, el producto que necesitas no es una línea de crédito sino un préstamo. Una línea de crédito te da tranquilidad en ciertos ‘picos’ de tu negocio: si te viene un pago a la cuenta cuando no tienes saldo, puedes hacer que tu banco disponga del dinero de la línea de crédito para no devolver ese recibo.

Entonces, ¿qué diferencia hay entre un préstamo y una línea de crédito? Volvamos al símil de tus cercanos que vienen a dormir a casa. Si se quedan poco tiempo o pasan semanas sueltas durante el año, tiene sentido que pagues por un colchón que sólo ‘alquilas’ esos días (línea de crédito). Si necesitas disponer de un dinero, pongamos 40.000 euros, y no vas a devolverlos hasta dentro de uno o más años, entonces es probable que te encaje más pedir un crédito.

¿Qué más diferencias hay entre préstamo y línea de crédito?

  • Un préstamo es un dinero que el banco te da en su totalidad, y que puedes devolver al final del plazo o mediante pagos pactados, que incluyen el dinero prestado más las comisiones o intereses. En una línea de crédito, el banco te deja el saldo en una cuenta y tú vas usándolo todo o en parte, hasta su vencimiento (fecha en que la cuenta tiene que tener el mismo saldo que te dejó el banco). Durante el plazo que tienes la línea de crédito, la entidad financiera te va cobrando comisiones en función del saldo que has ido disponiendo y del tiempo que lo hayas hecho.

  • La línea de crédito se puede renovar al final del plazo (lo más habitual es firmarla por un año). Los préstamos no se pueden renovar, sino que se van pagando en función del plazo acordado hasta que a su vencimiento la deuda queda saldada.

  • En la línea de crédito se paga un interés (más pequeño) por el saldo total que el banco pone a tu nombre, y otro interés (más alto) que sólo pagas durante el tiempo que usas parte o todo ese dinero. En el préstamo se pagan los intereses del total.

1 comentario

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

1 comentario

09 de marzo de 2019 a las 20:23Maqui
Les felicito. Ya iba siendo hora de que los que no estamos familiarizados con los productos bancarios nos enteremos por fin de lo que estamos contratando. Y decidir la opción que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Genial la explicación. El lunes hablaré con el director de mi oficina y ya sé que lo que yo necesito es una línea de credito.
Cerrar menú