Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Por qué ser influencer es un trabajo de verdad

Tiempo de lectura: 6 minutos

Leer más tarde Vídeo
Publicado el 24 de enero de 2018 a las 07:00 por Bankia

Entre las profesiones favoritas de los más pequeños se ha colado una nueva ocupación que a muchos padres les causa temor: ser influencer. Si le preguntas a un millennial quién es su ídolo, no te responderá con el nombre de los actores, modelos o futbolistas del momento, sino con los de El Rubius, Dulceida, Wismichu o Lovely Pepa.

Ser influencer se ha convertido en el sueño de muchos, pero no es oro todo lo que reluce. Al fin y al cabo es un trabajo, con sus obligaciones y problemáticas. Te contamos las cinco claves para empezar a ejercer de influencer profesionalmente. Los contenidos y los fans, los pones tú.

1. Darse de alta como autónomo

Los influencers, como cualquier profesional que realiza una actividad remunerada, deben declarar los ingresos que obtienen por su actividad económica.

Todo influencer que quiera empezar a percibir retribución por sus colaboraciones debe darse de alta como autónomo. De hecho, la Ley de Autónomos se ha ido flexibilizando en los últimos tiempos con el objetivo de dar cabida a más tipos de actividades. Tampoco se debe olvidar que, aunque al principio la remuneración suele ser en productos o experiencias, este tipo de remuneraciones también deben ser declaradas. Es decir, si a un influencer le regalan un coche a cambio de promocionarlo en redes sociales durante un año, debe declararlo. Lo mismo ocurre con contraprestaciones de menor valor como relojes, maquillaje, cámaras, consolas, videojuegos, etc...

No obstante, no existe un epígrafe concreto para esta nueva actividad, por lo que es necesario seleccionar alguno relacionado con publicidad, acciones de marketing o relaciones públicas. Como ocurre con todo lo novedoso, y en este caso, con todo lo relacionado con Internet, la regulación de este tipo de negocio sigue muy en el aire y el marco legal está en pleno proceso de creación.

2. Obligaciones fiscales

Al igual que cualquier profesional/autónomo, los influencers deben declarar los impuestos correspondientes a su actividad económica, por lo que la declaración trimestral del IVA es una obligación al igual que el resumen anual del IVA.

3 Obtención de ingresos:

  • Una vez dados de alta como autónomos o constituida una empresa, los influencers tienen diversas formas de obtener ingresos:

    • Monetización del contenido: la principal plataforma que permite generar ingresos directamente a través de la emisión es YouTube gracias a la inserción de anuncios en los contenidos.

      La contraprestación que esta red social abona se establece en función de una puja de anunciantes. Estos seleccionan unas características del público al que quieren llegar, por lo que si hay mucha demanda de anuncios en un tipo de perfil, el precio que estos canales reciben por las visualizaciones de su contenido será mayor.

      La monetización ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. Hace varios años la monetización era muy alta y permitía a los creadores vivir con más o menos facilidad gracias a sus contenidos. Pero actualmente la plataforma ha reducido considerablemente esta contraprestación situándose entre 3€ y 0,2€ por cada 1.000 visualizaciones en España, como explica este artículo de Vozpópuli, en el que se detalla que estas contraprestaciones son diferentes dependiendo del país en el que se visualizan los contenidos, llegando al máximo de 6 dólares por cada 1.000 visualizaciones en EEUU.

    • Patrocinios de marcas: los influencers son pequeños canales de comunicación que cuentan por cientos de miles e incluso millones sus datos de audiencia, lo que ha despertado el interés de las marcas que ven en ellos una plataforma para promocionar sus productos y servicios.

      Esta es sin duda la fuente de ingresos más importante de los influencers, pudiendo cobrar varios miles de euros por una publicación. Este modelo de remuneración es aplicable a cualquier red social, desde YouTube, Twitter, Facebook o Instagram... hasta redes como Snapchat, Musica.ly o incluso LinkedIn.

      Las marcas buscan buenos "prescriptores", por lo que los influencers se esfuerzan por tener contenidos cuidados y una línea editorial afín a los valores de aquellas marcas con las que les gustaría colaborar. Trabajar con perfiles personales supone un riesgo reputacional para las marcas, por lo que tener un historial sin polémicas u opiniones controvertidas es importante para lograr la confianza de grandes anunciantes.

      Para los influencers, las redes sociales no son un juego, sino un escaparate a través del que se muestran al mundo, por lo que suelen cuidar todo lo que comparten. Esto implica un importante esfuerzo en la creación de contenidos: no solo deben ser ingeniosos, sino tener detrás una producción de calidad. Por lo tanto, hace falta preparación técnica, tiempo para planear y ejecutar y una inversión para producir todo tipo de contenido.

    • Venta de productos: contar con miles de seguidores es una ventaja competitiva enorme que muchos influencers aprovechan para sacar a la venta sus propios productos. Este modelo de negocio incluye desde líneas de ropa o maquillaje hasta libros autobiográficos o cómics, pasando por todo tipo de merchandising.

    • Donaciones de su audiencia: en el mundo de los videojuegos se ha impuesto otro método de financiación para los influencers. Plataformas como Twitch o Patreon permiten a la audiencia hacer donaciones puntuales o prolongadas a sus creadores favoritos, llegando a constituirse como una fuente de ingresos fuerte y estable.

4. Búsqueda de clientes

Aunque acudir a los desfiles más importantes, inauguraciones de tiendas, lanzamientos de nuevos productos o estrenos de películas no parece trabajo, la verdad es que los eventos son importantes reuniones para todo influencer.

El asistir a un evento de una marca puede suponer estrechar lazos con la misma y quizá asegurarse futuras colaboraciones. Es su manera de hacer contactos, de presentarse a los responsables de las marcas y de darse a conocer.

Tampoco debemos subestimar la oportunidad de rodearse de otros creadores, intercambiar opiniones, aprender e incluso establecer colaboraciones con otros perfiles que les ayudarán a hacer crecer su audiencia y, por tanto, su caché.

5. Un equipo

Como hemos visto, ser influencer implica realizar numerosas funciones: ser guionista, fotógrafo, editor, productor, presentador, modelo, jugador de élite de videojuegos, personaje público y paralelamente, llevar a cabo funciones de gestor, abogado, empresario...

Al igual que en cualquier otro modelo de negocio, cuando los perfiles crecen, su capacidad para ser autosuficientes disminuye y nace la necesidad de contar con proveedores. No es de extrañar que un influencer cuente con un equipo que se encarga de su representación, gestión económica, asistencia legal e incluso con editores o fotógrafos. Las agencias de representación o redes de influencers son negocios que han nacido como consecuencia estos nuevos trabajos.

Al final, los cachés de los influencer no acaban siendo íntegramente para ellos, sino que forman parte de estructuras empresariales mayores.

Teniendo todo esto en cuenta, ya estás preparado para ser la nueva estrella de Internet. ¿Nos vemos en las redes?

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

Bankia

comunicaciondigital@bankia.com

Twitter

Youtube

Cerrar menú