Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

¿Por qué en otoño gastamos más?

Cultura de banca

11/09/2019

Todo un año esperando su llegada y ahora el verano está a punto de acabar. De nuevo el otoño es quien llama a la puerta y trae consigo el inicio de un nuevo curso. Y es que la estacionalidad marca la mayor parte de las actividades humanas año tras año.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Por qué en otoño gastamos más

Por qué en otoño gastamos más

Todo un año esperando su llegada y ahora el verano está a punto de acabar. De nuevo el otoño es quien llama a la puerta y trae consigo el inicio de un nuevo curso. Y es que la estacionalidad marca la mayor parte de las actividades humanas año tras año.

El paso de las estaciones define las fuentes de variación y prácticamente todas las características de nuestra vida diaria: cambian la temperatura, las horas de luz solar, la alimentación y, dependiendo del lugar, la meteorología, el tráfico, el transporte y también las costumbres cotidianas. Siendo así nos preguntamos: ¿por qué en otoño aumenta el gasto de las familias?

La vuelta al cole

Ni es un eslogan publicitario, ni mucho menos una frase hecha. Pocos días antes de que acabe el verano, o ya iniciado el otoño, los costes de educación relativos a los hijos representan el primer gasto diferencial de la estación entrante.

Las familias españolas con hijos menores de edad representan el 56 % de la población, según datos del Instituto Nacional de Estadística, INE. Para ellas, el gasto escolar al inicio del curso se sitúa en torno a los 500 euros por hijo, apunta la OCU. Libros de texto, material escolar, ropa nueva y uniformes son las principales partidas a las que se dedica esta inversión. Adolescentes y universitarios hacen que esa cifra sea incluso simbólica.

Pero no todo es la vuelta al cole, los datos oficiales del INE son claros, y definen que la media de los gastos por familia y Comunidad Autónoma aumentan un 8 % en otoño respecto a la estación estival. Los motivos y porcentajes se reflejan también en otros aspectos muy concretos:

  •  El consumo de energía eléctrica varía mucho. Desaparece en la factura el aire acondicionado y sin embargo la calefacción, el alumbrado, y el gasto en electricidad del hogar aumentan. Disminuyen las horas de luz y se incrementa el consumo de red eléctrica tanto en los hogares como en los centros de trabajo.
  • También se encarece la alimentación. La cesta de la compra no es la misma con tiempo cálido que con temperaturas más bajas.
  • Vestido y calzado. De igual modo, con la llegada de la nueva temporada casi todos compramos prendas nuevas.
  • Mobiliario, transporte y salud son también variables que aumentan el gasto familiar o individual simultáneamente con la llegada de la nueva estación.

¿El otoño afecta a los precios?

La respuesta es sencilla: sí. Fundamentalmente de dos maneras: estableciendo tarifas energéticas distintas (incluido un cambio horario a nivel europeo a finales de octubre) y adecuando nuevas tarifas de mercado en multitud de productos y bienes de consumo. Ya sea a la baja, como sucede en el sector del turismo o el transporte, o por el contrario aumentando precios en productos de estacionalidad.

Las estadísticas de consumo reflejan que los meses en los que más gastamos son abril, junio y diciembre, sin embargo, los meses en que los gastos superan a los ingresos, y con ello merman la tasa de ahorro anual, son enero (-10 %) y septiembre (-3 %), según el INE. Este último es el preámbulo que anuncia la nueva estación.

No obstante, el otoño es una hermosa época del año. Cambiamos nuestros hábitos alimenticios y vestimos de forma diferente. Volvemos a la rutina y a la vida cotidiana y aunque muchas veces encontremos un aumento en los precios de los productos de nuestra cesta de la compra, siempre existen formas de ahorrar en la vuelta al cole o en nuestros hábitos de consumo.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú