Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Planifica tu verano para no pegarte el batacazo a la vuelta con el descubierto

Leer más tarde Artículo Verano

Verano

Publicado el 21 de julio de 2015 a las 06:00 por Bankia

El sentido común, del que también se dice que es el menos común de los sentidos, no debe abandonarnos en verano. Lo sabemos, lo sabemos: llevas esperando esta época desde hace meses y has soñado con unas vacaciones perfectas en las que disfrutar -o intentarlo- al máximo de esa desconexión de la rutina diaria. Además, seguro que has seguido nuestros 6 consejos tontos (o no tanto) para llegar a fin de mes y puedes estar tranquilo al respecto.

Pero disfrutar no significa perder la cabeza. Las vacaciones pueden ser estupendas sin que acabemos con un descubierto en nuestra cuenta corriente, y hay una serie de sencillos consejos que pueden ayudarnos a evitar que esos días acaben como una película de terror.

Seguramente ya lo habrás hecho a estas alturas, pero hay todo un arte en la búsqueda de las vacaciones ideales. Internet ha hecho que muchos olvidemos que existen las agencias de viaje y han permitido personalizar esa búsqueda. Sin obsesionarnos -no vaya a ser que acabemos sin ganas de veranear- existen muchos y buenos servicios que permiten encontrar viajes y alojamientos para todos los gustos y necesidades. El "Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo" jamás estuvo tan en nuestras manos, y aquí conviene recordar que es mejor viajar en avión en días ‘raros' como martes o jueves en vez de hacerlo en fines de semana para abaratar viajes, tratar de aprovechar siempre las noches para viajar (y si es posible, para dormir durante el viaje), y asegurarnos de que tenemos toda la documentación necesaria si viajamos al extranjero y los trámites necesarios en países en los que por ejemplo es recomendable vacunarse, algo muy típico antes de plantearse un safari en África.

Esa planificación también puede incluir detalles cada vez más importantes, como saber si podremos usar el móvil allí donde vamos y qué tipo de coste tendrán las llamadas de voz o las transmisiones de datos. El roaming desaparecerá en Europa en julio de 2017, pero hasta entonces habrá que afrontar el hecho de que eso de ver vídeos de YouTube en el extranjero con nuestro móvil nos puede salir especialmente caro, y por esa razón es buena idea informarse de cómo conseguir una tarjeta prepago para utilizar planes de datos mucho más asequibles si nos movemos a otro país.

Presupuestar ayuda a no salirnos de lo que podemos gastar

En esa fase de planificación, una idea tan aburrida como efectiva: haz un plan de gastos, y fija un presupuesto. ¿Cuánto puedes gastar en el viaje, en el hotel, en comida, en actividades? Podremos llevarlo encima en el móvil, y eso nos permitirá hacernos una idea durante esas vacaciones de si ese plan de gastos es el adecuado si nos estamos pasando de la raya, o si podemos permitirnos algún que otro capricho más. En caso de pasarnos en cierto apartado, siempre podemos ajustar gastando menos en otro, ¿no crees? No hay por qué invertir toda la extra en las vacaciones -hay quien dice que lo ideal es fijar el presupuesto precisamente en la mitad de esa cantidad- y de nuevo ser coherente y conservador ayudará a no sudar ya no solo en la playa, sino a la vuelta de ella.

Una idea interesante: la de alquilar nuestra casa las semanas que nos vamos de ella. Aquí es evidente que servicios como Airbnb o Home for home han facilitado mucho esa opción, y lo cierto es que puede ser una posibilidad muy válida para sacarle partido a un inmueble que no vamos a utilizar durante ese periodo vacacional en el que no estaremos.

Ni cocinar a todas horas, ni salir a cenar cada día

Una vez en destino llegan los verdaderos problemas, claro. La música, las luces, la playa, los regalos o la comida, parecen crear un estado mental que te distrae y te hace financieramente irresponsable. Luego empiezan a llegar las facturas y uno se lamenta de la mala planificación que hizo durante ese verano de gastos ‘locos'. Es fantástico no tener que hacer nada durante esos días y disfrutar de desayunos, comidas o cenas fuera, pero qué bonito y divertido es también hacer alguna comida en esa casa vacacional en plan relajado, ¿no os parece? Podemos equilibrar esos pequeños banquetes en restaurantes con otros no necesariamente peores preparados por nosotros sin la presión de que no tenemos tiempo ni para pelar patatas. Y si vamos en familia, razón de más para que los pequeños participen y la propia preparación se convierta casi en un juego.

Lo mismo ocurre con temas como el transporte -aquí de nuevo entraríamos en la fase de planificación-, que también suele influir en el coste final del viaje y que suele subir el presupuesto. Utilizar el transporte público cuando podamos es muy recomendable para ajustar gastos, y si estamos en grandes ciudades a menudo encontraremos en este sistema un método mucho más adecuado de movernos de un punto a otro.

Cuidado, eso sí, con los souvenirs, juguetes y recuerdos: las compras vacacionales son difícilmente previsibles por ser especialmente impulsivas, y es un gasto con el que no se suele contar antes del viaje. Por eso es también importante destinar parte de nuestro plan de gastos a ese apartado, y por eso también es vital tenerlo en cuenta si no queremos evitar males mayores en nuestra cuenta corriente.

En todos estos ámbitos hay herramientas que nos pueden ayudar a llevar ese control sin que estemos condenados a ejercer de ministros de economía en todo momento. Holiday Budget Planner es una propuesta específica para Android para el verano, mientras que una de las alternativas en iOS es Trail Wallet. También puedes aprovechar servicios web como Budget Your Trip que te ayudarán en esa tarea.

Las tarjetas de crédito son buenas para alargar los pagos

Si pese a todo, acabas gastando más de la cuenta, planifica bien con qué pagas cada cosa. ¿Os  encontrasteis con unos amigos inesperados y te tocó pagar la cena? ¿Te encaprichaste de un souvenir o de una actividad que no teníais prevista? Planifica el pago de cada cosa teniendo presente cuándo te lo cobrarán. A veces te va mejor pagar en efectivo o con tarjeta de débito, pero otras prefieres una de crédito para que te dé tiempo a ahorrar y recuperarte antes de que te llegue el cargo a la cuenta corriente.

Y ahora, recuerda estos consejos, interioriza los que te sirvan, planifica y, sobre todo, ¡disfruta de las vacaciones!

 

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú