Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Te acuerdas del cerdito de tu infancia? Eso es un plan de pensiones

Leer más tarde Artículo Planes de pensiones

Planes de pensiones

Publicado el 24 de junio de 2015 a las 14:00 por Pablo Hernández

"Es para gente con mucha pasta. Con los gastos e imprevistos que tengo, ¿cómo me voy a plantear ahorrar 1.000 ó 2.000 euros a final de año?". La reflexión es de mi amigo Luis. Y podría ser la mía si no hubiera tenido la suerte de conocer, por mi formación y el sitio donde trabajo, los planes de pensiones, y hacerme fan de esta forma de ahorro.

 

¿Qué es un plan de pensiones? Pues una manera de ahorrar un dinero que -con matices que explico más abajo- te planteas rescatar cuando el día de mañana te jubiles. ¿Cómo funciona? Se parece a los fondos de inversión, de los que hablé aquí el otro día; pero tiene algunas diferencias que hacen que planes de pensiones y fondos de inversión sean distintos.

Ambos son productos de inversión a los que aportas tu dinero poco a poco y vas beneficiándote de que un experto lo invierta por ti repartido en varios activos. ¿En qué se diferencian? Lo principal es la fiscalidad, y que en los fondos puedes rescatar el dinero en el momento que quieras. 

La ‘iliquidez', o por qué a veces agradeces no poder tocar tus ahorros

En el plan de pensiones vas haciendo aportaciones a lo largo del año (o de una sola vez, normalmente a final de año), y no puedes sacar dinero hasta que te jubiles, aunque ahora la normativa va a permitir que puedas rescatar parte de lo que has invertido en el plan, siempre que sea dinero que haya sido aportado al plan  hace más de 10 años.

Pero no nos liemos con rollos técnicos, que es más importante que entiendas qué es un plan de pensiones y por qué, aunque seas joven, quizá podrías plantearte desde ya tener algún ahorro en este producto financiero que a mí me encanta por su ‘iliquidez'. "¿Has dicho iliquiqué?" Iliquidez, o la imposibilidad de hacer líquido ese dinero que inviertes.

"Pero eso es un problema, ¿no?", pensarás tú... Pues es un problema y una virtud. Un plan de pensiones es como aquella hucha con forma de cerdito que teníamos de pequeños y a la que ibas echando monedas o billetes, sabiendo que no podías rescatarlo a no ser que la rompieras. Así veo yo mi plan de pensiones: cada vez que aporto algo, por poco que sea, siento que es un dinero que pongo a salvo de ese enemigo del ahorro que soy yo mismo con mis gastos imprevistos o con caprichos que, de tener el dinero en la cuenta, me habría dado a veces sin disfrutarlos demasiado.

Saber que lo que meto en el fondo de pensiones no puedo recuperarlo es, psicológicamente, una ayuda para que quiera poner ese dinero a salvo de mis propias garras. Pero sí, la otra cara de la moneda, como en el cerdito, es que no puedes sacar dinero si te hace falta. ¿Qué gano a cambio de esta rigidez? Un tratamiento fiscal que es bueno para muchos casos personales.

No es para ricos, sino para quien es capaz de ahorrar algo y quiere no gastarlo en años

"Es para gente con mucho dinero", me decía mi amigo Luis. Y no es así, como le expliqué. Un ejemplo ficticio pero que entenderás: pon que ganes 2.000 euros al mes y que tu base imponible es un 25% (es decir, que eso es lo que te retiene tu empresa). Si haces a lo largo del año un ahorro de 1.000 euros (unos 83 euros cada mes), que metes en tu plan de pensión, al final habrás ahorrado 1.000€, de los que Hacienda te devolverá cuando hagas la declaración 250 euros (o sea, el 25%).

No pagas de momento por ese dinero que has conseguido ahorrar, aunque sí lo harás el día que lo rescates. ¿Entonces, por qué es interesante, si pagas igualmente impuestos? Primero, porque difieres ese pago, lo cual es ya una forma de ganar (lo que pagarías de impuestos lo tienes invertido tú, por lo que te da más dinero). Y segundo, porque el día que te jubiles es muy posible que tu base imponible sea más baja -pongamos un 15%-, por lo que al final pagarás mucho menos dinero de impuestos (pagarías por esos 1.000€ solo 150, pero además habrías tenido tú todo ese capital durante años, por lo que te habría servido para ahorrar más gracias a que tu inversión es mayor).

¿En qué casos puedo recuperar la inversión sin haberme jubilado? Puedes recuperar el dinero en situaciones extraordinarias de necesidad que la ley contempla: situación de desempleo, expediente de regulación de empleo (ERE), enfermedad grave y/o invalidez. Por eso, aunque un plan de pensiones es una inversión a largo plazo, tienes la tranquilidad de que en un caso de emergencia real sí podrías rescatarlo.

¿Cuánto dinero puedo aportar al plan de pensiones? Anualmente puedes ahorrar en tu plan de pensiones hasta 8.000 euros. Y el dinero que inviertas en él, lo gestiona una entidad financiera (en mi caso, Bankia), que reparte el riesgo del plan de pensiones en distintos productos. Invierten así una parte del dinero en renta fija (depósitos, bonos de gobiernos, bonos corporativos), otra en renta variable (acciones de distintas compañías de diferentes mercados), en otros activos monetarios (divisas, Fondos Internacionales), etc. Como pasa con los fondos de inversión, dependiendo de la categoría del plan (renta fija, mixto, etc.) tendrá unos tipos de activos u otros (la selección de los activos y la proporción de cada inversión es lo que define el perfil del plan). Como en los fondos, la entidad que gestiona los planes de pensiones cobra una pequeña comisión por ocuparse de gestionarlo, claro.

¿Por qué compensa más aportar poco al mes que mucho a final de año? Mucha gente mete dinero en un plan de pensiones en noviembre o diciembre, de una tacada. ¿Por qué? Por varias razones: la principal es porque es a final de año cuando hacen cálculos y ven que tendrán que pagar, por ejemplo, 4.000 euros más en su IRPF cuando les toque presentarlo (en mayo o junio del año siguiente), el 31 de diciembre es la fecha limite para que las aportaciones computen como deducibles para cada año en curso. En ese caso, y para evitar pagar esos impuestos si tienes algo de dinero que has ahorrado en el año, es muy interesante invertirlo en un plan de pensiones (porque así pagamos menos impuestos, como expliqué más arriba).

Pero a su vez, los bancos, conscientes de que muchos clientes tienen ese instrumento de ahorro fiscal en la cabeza a final de año, hacemos siempre campañas comerciales en noviembre y diciembre para animar a quienes se plantean abrir un plan o aportar dinero al que ya tienen. Está bien hacerlo de golpe, pero suele compensar más ir aportando cada mes. La razón es fácil: si en diciembre metes 4.000 euros en un plan de pensiones, lo harás al precio que ese plan tenga en ese momento. Si, por poner un ejemplo, la Bolsa esos días está muy alta (lo que puede suceder a final de año), esos 4.000 euros te van a ser mucho menos rentables que si los hubieras ido aportando durante el año de forma constante, pues habrías invertido a un precio más estable y, por tanto, tu aportación podría ya estar siendo más rentable en diciembre que la de quien entrase de golpe al final del año.

En resumen, y contestando a esas dudas que me planteaba mi amigo, un plan de pensiones no es algo solo al alcance de los ricos, sino una herramienta muy útil para todo el que acabe de empezar a trabajar o lleve unos años y se plantee tener un dinero a salvo para el día de mañana. Cuanto antes empieces, más ahorros tendrás para complementar tu pensión cuando te jubiles. Sí, todos tendemos a pensar que cuando llegue mañana, ya veremos... pero si eres capaz de ir sacando aunque solo sea un 5% de lo que hoy ganas, mañana te alegrarás.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú