Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Vídeo

"La diferencia entre una empresa y otra son las personas"

Damos cuerda

06/07/2015

Son pequeños, no aparecen en las revistas de tendencias o moda, y nadie les dedica  un hueco en los periódicos; pero sin ellos, nuestra vida sería mucho más difícil: no podríamos entrar ni salir de los sitios, nos quedaríamos encerrados en cualquier lugar, y no tendríamos acceso a oportunidades profesionales ni personales.

Aunque podrían ser cualquiera de los protagonistas de un monólogo del rey de las cosas pequeñas, Luis Piedrahita, nos referimos concretamente a los pomos de las puertas, producto al que se dedica, junto con todo tipo de accesorios para las puertas, la empresa valenciana Nulacvi Ibérica.

Comenzaron en 2001 y ahora están presentes en toda España, incluidas Baleares y Canarias. Uno de los responsables de la compañía, Enrique León, advierte el tímido cambio de tendencia en la economía española: "sí que es cierto que estamos viendo pequeños brotes verdes".

Para lograr que la compañía crezca, ayuda que el panorama mejore, pero si no lo hace, lo fundamental es creer en el proyecto y dedicarle horas. "Todo eso pasa por trabajar más, por más esfuerzo, más sacrificio, más perseverancia", afirma Vicente Baviera, otro de los directores.

Darse cuenta de lo que el mercado demanda y adaptarse a las circunstancias permitirá conducir todo ese trabajo por el buen camino. "Hemos sido realistas y empezamos a introducir producto de gama de reforma", dice León. "Muchas referencias en menos cantidades, es lo que ahora nos permite un poquito seguir funcionando".

Pero si el principal activo de la empresa no se valora ni se cuida, poco se puede hacer. Ser conscientes de que el capital humano es el corazón y el motor de la empresa es lo que permite que pueda desarrollarse de forma satisfactoria. Esa es la filosofía de Baviera: "La diferencia entre una empresa y otra son las personas".

 

1

1 comentario

09 de julio de 2015 a las 20:56Esther
"Pero si el principal activo de la empresa no se valora ni se cuida, poco se puede hacer. Ser conscientes de que el capital humano es el corazón y el motor de la empresa es lo que permite que pueda desarrollarse de forma satisfactoria. Esa es la filosofía de Baviera: "La diferencia entre una empresa y otra son las personas". Me sorprende leer esto en el Blog de Bankia. Estaría bien que internamente se practicase esta filosofía de verdad. y no sólo sea algo para leer en el blog. Me pregunto si nuestro presidente es realmente consciente de cómo se siente el capital humano. Sinceramente, yo creo que no lo es.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú