Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Cómo hacer bien una mudanza y ahorrarse unos ‘eurillos’

Cultura de banca

25/07/2018

Cambiarse de casa es ilusionante, pero también supone un cambio complicado que acarrea agobios, tensiones y un desembolso económico. Con estos consejos podrás ahorrarte un dinero en tu mudanza.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Mudanza

Mudanza

Calcula el coste

Dependerá de los metros cuadrados de la vivienda, la tipología y tamaño de los objetos que se trasladen, de los operarios que participen, de si los materiales (cajas, antigolpes, mantas) los pone el propietario o la empresa, de las facilidades o dificultades de acceso a los dos inmuebles (ascensor, acceso por fachada, etc.), de si la empresa solo transporta o también realiza el embalaje, de la distancia que tengan que recorrer, etc. La mudanza en sí (el transporte de los enseres) se calcula en función de los metros cúbicos (el volumen) de lo que haya que transportar. Aunque es difícil dar una cifra, se suele calcular que un piso pequeño (hasta 50m2) genera entre 6 y 10 metros3 de cajas y muebles y puede costar unos 400 euros. Una vivienda mediana (70-90 m2) puede suponer 800 euros aproximadamente. Y para casas grandes puede subir hasta casi los 2.000 euros.

Presupuesto

Todas estas cuestiones tienen que quedar claras antes de que llegue el día la mudanza y deben consignarse en el correspondiente presupuesto, que ha de entregarse por escrito. Pide presupuesto a más de una empresa para que puedas comparar precios.

Contrato

Una vez aclaradas esas cuestiones en el presupuesto y elegida la empresa que lo va a hacer, se firma un contrato en el que se especifican todos los derechos y obligaciones de ambas partes. Por ejemplo, se puede señalar con cuanto tiempo hay que avisar de un cambio de fecha en la mudanza y cuándo y cómo se abonará. Como explica la Comunidad de Madrid, no hay obligación "de pagar hasta que el servicio se haya completado". Por supuesto, la empresa tiene que estar debidamente registrada y emitir la correspondiente factura.

Vende lo que no necesites

Cargar con cosas que vas a tirar cuando llegues a la nueva casa supondrá un sobrecoste en la operación, así que aprovecha para hacer limpieza y deshacerte de muebles y enseres que no vayas a necesitar. Si los vendes, sacarás además un dinero con el que afrontar los gastos del traslado. Los portales de compraventa entre particulares son tus aliados. Lo que no consigas vender conviene llevarlo al punto limpio de tu municipio, aunque en muchas grandes ciudades los servicios municipales ofrecen recogida de muebles en la puerta para facilitar este proceso.

Haz lo que puedas por tus propios medios

El sofá del salón o el frigorífico de la cocina no caben en tu coche. Pero hay muchas otras cosas que puedes trasladar por ti mismo. Eso te permitirá un cierto ahorro a costa, eso sí, de un mayor esfuerzo. Pedir cajas en el supermercado, invitar a tus amigos a unas tapas en tu nuevo barrio a cambio de su ayuda en el proceso (cuantas más manos, más rápido será), alquilar una furgoneta para vaciar el piso todo lo posible... Si dispones de tiempo pero vas justo de presupuesto, todo lo que puedas hacer por tus propios medios reducirá la factura final.

No pases por alto el papeleo

Es fundamental que hagas una lista de todos los servicios contratados en tu antigua vivienda para darlos de baja o realizar un traslado a tu nuevo domicilio. Si no lo haces, te seguirán cobrando. Generalmente, se trata de contratos de suministro eléctrico, gas, telefonía, Internet o seguro del hogar. Y no te olvides de empadronarte, cambiar tus datos en documentos y bases de datos oficiales o solicitar el cambio de facultativos en tu centro de salud.

Siguiendo estas recomendaciones y con un poco de organización, puedes conseguir ajustar el presupuesto de tu mudanza.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú