Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Por qué las monedas son como son?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Leer más tarde Artículo Monedas

Monedas

Publicado el 07 de octubre de 2020 a las 07:00 por Bankia

Las monedas son objetos que nos llevan acompañando desde hace siglos. Una relación, la nuestra con este formato de dinero, que ha hecho que hayan ido mejorando, aportando nuevas formas, hasta convertirse en cómo son hoy. ¿Sabes por qué son así?

Empezamos con el porqué de su forma, la redondez. Aunque en la actualidad tengamos la tecnología para cortar las monedas de la forma que mejor nos convenga, no era así en el pasado. Antes era más sencillo, barato y práctico que las monedas fueran redondas. Además de que tenían otros beneficios, como su fácil manejo y almacenamiento.

En la exposición permanente del Museo Casa de la Moneda de Madrid podemos comprobar que el formato redondo se creó en Grecia en torno al año 700 A. C. y se realizaba a través de una pequeña esfera metálica de oro y plata donde se colocaban dos cuñas. Sobre una de esas cuñas se golpeaba con un martillo para conseguir la moneda, de cuyo impacto salía una pieza más o menos redonda.

Aun así, a lo largo de la historia ha habido diferentes monedas que no son redondas. Como ejemplos más llamativos están el triángulo de las Islas Cook de 2 dólares, el cuadrado de Aruba de 50 céntimos o la moneda octogonal de un centavo de Argentina de 1992.

¿Y el canto rayado de las monedas, a qué se debe?

Otra de las curiosidades que tienen las monedas es su canto rayado o estriado. En un principio, el valor de las monedas dependía del oro o la plata que tuvieran. Tanto que algunos timadores se dedicaban a cortar pedazos de los lados. Unos trozos que luego unían y que vendían. De esta forma, el valor de las monedas se reducía.

Esto pasaba hasta que Isaac Newton, que fue alcaide y director de la Casa de la Moneda de Gran Bretaña entre los años 1696-1700 y 1700-1727 respectivamente, propuso la idea de realizar el rayado en el canto para poder averiguar rápidamente si la moneda había sido limada o no. Una idea que, como la redondez, se ha mantenido hasta nuestros días. Eso sí, existen multitud de motivos para dar relieve a los cantos de las monedas: desde escribir palabras o frases hasta incluir cenefas con motivos decorativos.

Esta particularidad de las monedas también es una ayuda para las personas invidentes, ya que les permiten diferenciar las piezas al tacto.

¿Cuánto cuesta fabricar una moneda?

Al contrario a lo que se pueda imaginar uno, la fabricación de las distintas monedas de euro no supone el valor que representan. Así, según la Unión Europea, fabricar un euro sale, de media, por unos 4,5 céntimos. La moneda de dos euros vendría a costar unos 5,2 céntimos.

Unas cifras que con las monedas más pequeñas son mayores. La de 1 céntimo cuesta realizarla más que su valor, situándose en unos 1,5 céntimos, y la de dos tiene más o menos el mismo precio que la misma moneda.

Es por ello que algunos países como Holanda, Finlandia o Bélgica ya no se producen más monedas de este tipo y que en la UE se lo están planteando. Y no es para menos: desde que comenzó a circular el euro, en Bruselas estiman que se han perdido unos 1.400 millones de euros por la fabricación de estas dos monedas en 2017, según El Heraldo.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

Bankia

comunicaciondigital@bankia.com

Twitter

Youtube

Cerrar menú