Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

“Los Bridgerton”: lo que la serie de moda te enseña sobre economía

Cultura de banca

16/02/2021

Si todavía no has visto ‘Los Bridgerton’ vamos a darte un motivo más para hacerlo: aprender economía. Y es que detrás de las aventuras y desventuras de Daphne y el Duque de Hastings vas a descubrir unos cuantos conceptos sobre la economía de la época que te resultarán tan adictivos como la trama de la serie. ¡Ojo, spoilers!

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los Bridgerton

Los Bridgerton

‘Los Bridgerton' es una de las series revelación de este 2021. La primera producción de Shonda Rimes para Netflix narra las vidas de los ocho hermanos Bridgerton mientras buscan amor y felicidad en la alta sociedad londinense. La acción transcurre durante el periodo de Regencia en Inglaterra, 1813 para ser más exactos.  

Además de su entretenida trama y sus bellos paisajes, en la serie -basada en las novelas de Julia Quinn- hay muchos detalles que nos ayudan a entender la economía de la época.

Una época de cambios

En 1813, la Revolución Industrial estaba empezando a cambiar los equilibrios de poder en el Imperio Británico. La autoridad económica de los terratenientes se empezaba a ver desplazada por la de los comerciantes, industriales o inversores, cambiando el paradigma a lo largo del siglo XIX.

La importancia de la dote

Se trata de un tema recurrente, tanto en la época como en la serie: la dote es el conjunto de bienes o dinero que una mujer aportaba a su matrimonio. En origen, esta dote servía para la manutención de la mujer y su monto iba en consonancia con la posición económica y social del novio. Otra de sus finalidades era la de ofrecer seguridad financiera para la novia tras su enlace, por lo que se establecía a modo de un ingreso anual que el matrimonio recibiría de por vida por parte de la familia de ella.

Una dote aceptable para una aristócrata de la época varía entre 2.500 y 12.000 libras al año, lo que en euros equivaldría actualmente a 375.000 y 1,8 millones de euros, respectivamente.

La dote también ofrecía a las familias la posibilidad de ascenso social, que en el contexto de cambio de paradigma que hemos visto anteriormente era fundamental. Muchas familias, tradicionalmente ricas gracias a las tierras, veían con interés el establecer lazos con otras familias de fortuna reciente (y boyante) gracias al comercio, y viceversa. Por ello, las familias ahorraban para invertir en su ascenso social y en el bienestar de sus hijas a través de sus matrimonios.

Es el caso de Daphne Bridgerton, criada en el seno de una próspera y numerosa familia y respaldada con una suculenta dote que despierta el interés de no pocos pretendientes. Sin embargo, las familias pobres que apenas podían ahorrar, o aquellas que no manejaban bien sus finanzas, no tenían posibilidad de dote para sus hijas. Una situación que en la época suponía no poder casar a una hija, prolongar la carga de su manutención y abocarla a la pobreza.

Esta situación de desigualdad entre hombres y mujeres se veía agravada por el hecho de que las leyes de herencia beneficiaban a los hijos frente a las hijas. Por ello, conseguir casar a una hija con un marido solvente era su única manera de vivir con seguridad económica.

La moda y el regencycore

¿Cuál sería el coste real del armario de estas exuberantes aristócratas a las que vemos constantemente visitar a su modista de confianza? El gasto anual en ropa de una dama en este periodo estaba presupuestado en unas 40 libras de la época, que en la actualidad equivalen a 5.255 libras, es decir, 6.000 euros al año.

El impresionante vestuario de la serie, seleccionado por Ellen Mirojnik, es otro de sus alicientes. Sus más de 7.500 trajes reflejan el modo de vestir de las jovencitas y damas de la aristocracia inglesa en los primeros años de 1800 y su influencia no se ha hecho tardar en notar. El primer informe Lyst del año desvela que los estilismos que aparecen en 'Los Bridgerton' han resucitado la tendencia del Regencycore, es decir, aquellas prendas que se llevaban en la época de la Regencia en Inglaterra (1811-1820).

En línea con esto, El Mundo recoge los datos de eBay Reino Unido. En las últimas semanas desde el estreno de la serie, las búsquedas de corsés en la web crecieron 39%, las de blusas de encaje un 37%, las de los vestidos con mangas abullonadas, un 26%, y las de diademas de plumas y gemas, un 25%.

Mansiones y palacios

Otro de los aspectos destacados de ‘Los Bridgerton' son sus localizaciones. A través de ellas visitamos espectaculares palacios y mansiones exquisitamente decoradas con impresionantes jardines.

La residencia de la familia Bridgerton es, en realidad, Ranger's House, una mansión georgiana situada en Greenwich Park, Londres. Actualmente es propiedad del patrimonio del Reino Unido y aloja en su interior un museo. Se calcula que su precio asciende a 35.233.027 libras, más de 40 millones de euros.

Por su parte, el palacio de la reina Charlotte es el Hampton Court Palace, en Surrey. Se trata de la residencia del rey Enrique VIII y es uno de los palacios más extensos de todo el Reino Unido. Está valorado en 473.096.481 libras, superando los 538 millones si lo convertimos a euros.

Después de que más de 82 millones de personas en todo el mundo hayan visto la primera temporada de la serie, la más vista en la historia de Netflix,  solo nos queda preguntarnos ¿qué otras curiosidades económicas nos dejará la segunda?

2

2 comentarios

16 de febrero de 2021 a las 10:32Lola
Me gustó mucho esta serie, es divertida. Además de economía, refleja la desigualdad entre hombres y mujeres en esa época y, por suerte, esta desigualdad va desapareciendo.
16 de febrero de 2021 a las 08:56Leticia
Muy interesante. No se me habría ocurrido pensar que esta serie enseñase economía.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

Un año de Covid en los mercados: análisis de shock y tendencias

Cultura de banca

15/02/2021

La Covid-19 ha impactado en muchos aspectos de nuestra vida. Los mercados y la economía no se han visto exentos de las consecuencias. Ignacio Ezquiaga hace un repaso del 2020, analizando el shock y tendencias desencadenadas por la irrupción de la pandemia.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Un año de Covid en los mercados

Un año de Covid en los mercados

Ignacio Ezquiaga

Director Corporativo de Banca Privada y Gestión de Activos

Twitter

Linkedin

Es obvio que 2020 ha sido un año difícil y complejo para todos, dramático para muchos. También para la gestión de carteras, de fondos perfilados o para el asesoramiento, que han tenido que lidiar con la elevada incertidumbre provocada por el hecho extraordinario de la pandemia de la covid- 19. Interpretar correctamente las sorpresas, con calma y profundidad, se ha reafirmado como una de las claves para el éxito. La contemplación del universo de inversión a una escala global, en geografías y clases de activos, ha sido otro elemento fundamental.

En este post repasamos la interpretación de lo sucedido en el año desde el punto de vista de la gestión o el asesoramiento de carteras de inversión.

El shock de la pandemia y las tendencias subyacentes

Hay que remontarse algunos años atrás para entender el momento en el que surgió la terrible sorpresa de la pandemia. El ejercicio 2019 fue muy positivo, con subidas del precio de las acciones en todos los mercados, que venían a compensar sobradamente las caídas de 2018, cuando la guerra comercial y la tensión geopolítica originada por la nueva presidencia de EEUU generaron la máxima incertidumbre sobre la continuidad de la globalización que había guiado el crecimiento mundial en las tres décadas previas.

Nosotros interpretamos entonces que las caídas de 2018 no eran sostenibles y la recompensa vino en 2019. A pesar de la guerra arancelaria, ese año recuperó con creces lo perdido en 2018, conforme la evidencia mostró que el mundo seguía creciendo con fuerza, a pesar de los nuevos aranceles, y que el objetivo de la guerra comercial se circunscribía a China.

Se iniciaba así 2020, en un clima bastante optimista basado en la capacidad de resiliencia de la economía global, con EEUU y China a la cabeza, la UE lastrada por el proceso de Brexit y la herencia de la crisis del euro; y los temas de arquitectura institucional siempre pendientes.

Pero en febrero surgió la sorpresa de la extensión del coronavirus a Europa y después, a todo el mundo. La respuesta de las bolsas fue un descalabro inicial (febrero y marzo de 2020) del 34% en EEUU y del 38% en la Euro Zona, en solo cuatro semanas, conforme se conocía la extensión de la enfermedad y su carácter letal. Los tipos de interés de largo plazo bajaron fuertemente en EEUU y en las demás áreas, hasta niveles inconcebibles. Algo que no tenía precedentes y era resultado de la extensión del pánico en los mercados ante una sorpresa que rompía con la hoja de ruta marcada del consenso previo.

Tras un análisis profundo, tratando de no dejarnos llevar por el nerviosismo del mercado, apostamos por que éste descontaría pronto la verdadera naturaleza de esta sorpresa: el carácter temporal del shock, que implicaba la necesaria paralización de una parte de la economía hasta reconducir los contagios a límites que frenaran el peaje de las muertes y no colapsaran el sistema sanitario, "ganando tiempo" hasta la generación de las vacunas eficaces contra la covid-19, que en última instancia terminarían con el episodio, pero que precisarían de fuerte inversión en investigación y tiempo de pruebas para su aprobación y planes de vacunación masiva.

Así fue la pauta del resto del año. Gradualmente, y a pesar de las distintas olas de contagio que se sucedían, a pesar del sufrimiento humano de la persistencia de la pandemia, el mercado comenzó a recuperar niveles, para terminar en positivo en países como EEUU y China, aunque no resurgió del negativo en otros, como Europa o España.

Las expectativas que cristalizan en los precios cotizados comenzaban a anticipar así el final de la pandemia, sobre todo a partir del cambio cualitativo de la testación de las primeras vacunas tras el verano y, en paralelo, volvían a poner el foco en las tendencias subyacentes de las economías.

Gráfico Un año de Covid en los mercados

El análisis del shock

La pandemia es un shock temporal de larga duración, que ha puesto a prueba no solo los sistemas de salud pública de todos los países, sino también las economías y la capacidad de las políticas económicas. También la gestión de activos y de carteras de inversión.

Algunos elementos clave a analizar y prever están siendo los siguientes:

  • Confinamiento y gestión de la salud pública: no hay un dilema entre salud y economía. Solo los países que han terminado con los contagios masivos, incluso antes de la vacunación, mediante estrictos confinamientos, han restaurado la normalidad en sus economías.
  • Vacunas disponibles y vacunación masiva: las vacunas se han desarrollado en un tiempo récord y, gracias a ello, se ha abierto un horizonte de terminación de este episodio. No obstante, la capacidad de producción y de distribución, así como la eficacia contra posibles mutaciones futuras del virus son elementos abiertos que generarán volatilidad en el primer trimestre de 2021 hasta que la evidencia marque claramente el camino hacia la inmunidad de grupo.
  • El arsenal de medidas utilizadas para poder "ganar tiempo", compensando rentas en familias y empresas, evitando la destrucción de la capacidad productiva y sosteniendo el consumo privado, ha sido impresionante y no tiene precedentes:
    • Políticas monetarias: reforzamiento del carácter acomodaticio de las políticas con tipos de intervención en mínimos y programas de compra de activos en máximos. Cuando haya pasado lo peor y los contagios vuelvan a ser limitados, los mercados debatirán la senda de desmantelamiento, el nuevo forward guidance de tipos de interés y el tapering (calendario de reducción de las compras).
    • Políticas presupuestarias: compensación de rentas de familias y empresas, así como programas de gasto preparados para apoyar la recuperación. No obstante, la carga de deuda pública y privada a absorber una vez se normalicen las economías, será muy significativa y el entorno macro será decisivo para la continuidad de unos tipos de interés reales negativos que ayuden en el proceso de digestión de la deuda. De ahí la importancia en el caso de la UME de la senda "federalizante" emprendida por sus finanzas.

Las tendencias subyacentes

A mediados de los años 80, el mundo entró en una fase larga de transformación de los aparatos productivos y de las empresas, fundamentalmente basado en la tecnología y la globalización de la producción: las cadenas de valor globales o la economía de plataforma son ejemplos de cambios con gran repercusión en los resultados y el entorno competitivo. El desarrollo de esta transformación pone un común denominador a los ciclos más cortos que se han ido sucediendo desde entonces.

Ahora, las tendencias de largo plazo también han seguido su curso y no se han visto alteradas -antes bien, se han acelerado-- por un episodio extraordinario y temporal como la pandemia. Siguen marcando una base positiva para las acciones cotizadas a escala global, aunque con efectos muy diferentes dependiendo de la capacidad de adaptación de cada una.

Además, varios cambios geopolíticos de calado han tenido lugar mientras la pandemia acaparaba los focos, con una contribución también positiva:

  • En EE.UU.: presidencia y mayorías demócratas en Congreso y Senado:
    • Retorno a las relaciones multilaterales e impulso del comercio internacional y probablemente de la globalización.
    • El gran paquete de estímulo, más orientado al crecimiento, después del plan de rescate ya en marcha.
    • No obstante, el "check and balance" que caracteriza a las instituciones en EE.UU. sigue vigente: los demócratas están lejos de las mayorías necesarias en el Senado para realizar grandes cambios legislativos. Además, el rol del Tribunal Supremo, renovado ampliamente por el anterior presidente, también debe tenerse en cuenta.
  • Brexit: capítulo de incertidumbre cerrado.
  • Giro "federalizante" en el presupuesto comunitario para financiar de momento con deuda, después con impuestos, el ambicioso plan de recuperación "Next Generation UE". Al prever una futura financiación de este mediante tributos propios, es claramente un paso en la línea de un salto "hamiltoniano" (se usa este término para aludir a la referencia histórica del Hamilton, el presidente que dio el gran salto al presupuesto federal en la fundación de EE.UU.

Conclusiones

Pensamos que 2021, con las vacunas en proceso de aplicación masiva, será un año de fuerte recuperación de las economías y de los beneficios empresariales. Ello podría dar continuidad a las subidas de las bolsas y especialmente a las europeas y la española, que quedaron rezagadas por la alta sensibilidad de los países mediterráneos a los flujos masivos de turismo internacional y nacional.

Mientras, las tendencias subyacentes seguirán su curso, favoreciendo a los países que mejor se han ido posicionando en tecnología y medioambiente. Hasta ahora, EEUU y China han liderado el salto tecnológico. Ahora es el tiempo para la Unión Monetaria, seguramente con el impulso de su plan de recuperación. Además, es previsible un avance en el comercio internacional, con conflictos que volverán a gestionarse más multilateralmente. En este contexto, habrá una mayor convergencia en crecimiento a lo largo del año, sobre todo, cuando se restaure la movilidad internacional de personas.

Las políticas fiscales y monetarias mantendrán previsiblemente el rumbo en 2021, hasta consolidar la recuperación, por lo que estamos ante un año que supondrá un gran cambio positivo. Esto favorecerá la renta variable, por lo que seguimos apostando en nuestras carteras gestionadas y en los fondos perfilados por un peso ligeramente sobre ponderado para las acciones.

Será también año de ascensos de tipos de interés de largo plazo, en EE.UU. sobre todo, pero creemos que serán suaves. Por eso, estamos reduciendo el peso de los bonos gubernamentales americanos más largos en duración en las carteras.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

Paisaje después de la batalla

Estudios y análisis

12/02/2021

El Informe de Invierno de la Comisión Europea publicado esta semana no presenta muchas novedades, más allá de una ligera mejora en el dato de actividad para la región de 2020 (-6,8% frente al -7,8%) y en las previsiones de 2022 (3,8% frente al 3,0%) que se ven compensadas por un empeoramiento de los pronósticos para este año (3,8% frente al 4,2%).

Tiempo de lectura: 4 minutos

Paisaje después de la batalla

Paisaje después de la batalla

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

Por tanto, se retrasa el momento de despegue de la economía, muy ligado al avance en la vacunación, aunque el punto de llegada no cambia en demasía, pues se estima una recuperación de los niveles de PIB perdidos a finales de 2022.

Sin embargo, países como España e Italia deberán esperar hasta 2023 para volver a la producción de bienes y servicios de finales de 2019, pese a la mejora de las previsiones de crecimiento para nuestro país, tanto en 2021 (5,6% frente a 5,4%), como en 2022 (5,3% frente a 4,8%).

Esa asimetría de la recuperación puede ser uno de los principales riesgos de cara a los próximos 18 meses, cuando además se va a reformular todo el marco de la política económica en Europa, tanto por la revisión estratégica del BCE, como por la actualización del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Finalmente, entre los riesgos del escenario, Bruselas alerta del posible aumento de las quiebras empresariales, especialmente en los sectores más afectados por las restricciones (recreativos, hostelería o restauración); no en vano, el Banco de España recordaba esta semana que el 40% de las empresas se encuentra en una situación financiera vulnerable (27 puntos más que un año antes).

Más interesante es la visión de medio plazo que incorpora el Monitor Fiscal publicado por la Comisión Europea. Una vez abierto el debate sobre una posible condonación de la deuda pública en manos del BCE, desde Bruselas nos recuerdan la magnitud del problema fiscal que deberemos afrontar el día después de la pandemia y, por tanto, la necesidad que tendrán buena parte de los países de la UEM de seguir recibiendo la respiración asistida del BCE. En el caso de España, se valora la posición fiscal como de elevado riesgo a corto y medio plazo y de riesgo medio a largo plazo. Esto es así, porque en el escenario central, la deuda pública española seguirá creciendo durante toda la década y alcanzará el 141,2% del PIB en 2030, 20 puntos más que el nivel actual. Entre otras razones, porque el saldo público primario de España no logrará equilibrarse a medio plazo, pues desde un máximo del -9,9% el pasado año, sólo a partir de 2025 comenzará a bajar de una forma relevante (-4,7%), aunque hasta 2031 no será inferior al 2%. En la misma línea, se estima que el déficit primario estructural se situará, en media, cerca del 3% a lo largo de esta década.

Mención especial merece el apartado de crecimiento potencial pues, según los cálculos de la Comisión Europea, en el caso de la economía española no se moverá del 1% hasta 2031, lo que en buena parte explica las dificultades para conseguir un cambio de tendencia en el comportamiento de la deuda pública. Por tanto, cuando termine la crisis, España afrontará un problema de bajo crecimiento potencial que afectará a la sostenibilidad fiscal. Eso implica la necesidad de conseguir la máxima eficiencia en la utilización de los fondos procedentes de Europa y de acompañarla tanto de las reformas económicas, tantas veces postergadas, como de un plan de sostenibilidad fiscal. Mientras tanto, hay que cruzar los dedos para que el BCE siga manteniendo unas condiciones financieras tan favorables como las actuales. Sólo algunos datos para recordar como la autoridad monetaria europea nos ha hecho la vida más fácil en la última década: el tipo de interés medio de la deuda en circulación española se situaba en 2012 en el 3,90% y, actualmente, está en el 1,85%, mientras el coste medio de emisión pasaba del 3% en 2012 al -0,08% actual. El resultado es que estamos pagando por el servicio de la deuda prácticamente la misma cantidad que hace 8 años, cuando el stock ha aumentado en casi medio billón de euros. De momento, el debate sobre la condonación de la deuda en poder del BCE ha sido ignorado por el mercado, a la vista de la ausencia de reacción de los tipos de interés interbancarios y de la deuda pública durante esta semana. Otra cuestión será su influencia en el debate sobre el futuro de los programas de compra de activos, teniendo en cuenta las reticencias que provocan entre varios miembros del Consejo. La clave es si se terminarán incorporando o no a los instrumentos convencionales de política monetaria.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

Empresas que triunfaron mejorando el producto de sus competidores

Cultura de banca

10/02/2021

Son muchos los ejemplos en la historia en los que las empresas innovadoras han visto como el éxito se lo llevaban otros que copiaban y mejoraban su idea. En este post te contamos algunos de los casos más famosos de la historia y los motivos.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Original y copia

Original y copia

Innovar es una de las claves a la hora de sentar los cimientos de un proyecto empresarial. Ser el primero en ofrecer un servicio o en comercializar una idea supone un impacto en el mercado que ya ningún otro podrá conseguir. Es lo que el profesor Ash Maurya define en su obra 'Running Lean' como ventaja de salida.

Por ello, son muchas las ayudas que se ofrecen a empresas innovadoras. Sin embargo, la innovación por sí sola no es garantía de nada, y son muchos los casos en los que, por distintas razones, la copia mejoró la idea y desbancó al original en el mercado.

Mejora del producto

Transformar el producto hasta perfeccionarlo es el secreto de algunos casos históricos. Uno de ellos es el de Hydrox, que en 1908 ideó un novedoso modelo de dos galletas de chocolate tipo sándwich rellenas de crema. Cuatro años más tarde, la marca Oreo imitó el modelo, pero perfeccionándolo, ya que confeccionaron un relleno más dulce y de sabor más fuerte y una galleta más crujiente, que no se deshacía tan fácilmente en la leche. La copia terminó convirtiéndose en la galleta más vendida de la historia.

Otro ejemplo es el de Kiddikraft, un set de construcción para niños con ladrillos de plástico ideado por el británico Hillary Page en 1939. Diez años más tarde, un carpintero danés replicó la idea bajo el nombre de Lego mejorando el sistema de ladrillos con ranuras laterales de Page. Lego eliminó las ranuras e incluyó unas protuberancias flexibles huecas moldeadas en la base. Esta mejora fue la clave para popularizar el juguete en todo el mundo.

Adaptación al mercado

Es la empresa quien debe adaptarse al mercado, y no al revés. Un ejemplo claro lo encontramos en The Landlord's Game, un juego de tablero creado en 1903 por la escritora Elizabeth Magie. Se trataba de un camino de la vida en el que su creadora pretendía moralizar frente a los sistemas monopolistas de la economía de su época. Treinta años después, un vendedor de calefactores llamado Charles Darrow patentó una versión de este juego a la que llamó Monopoly. Su sistema de juego se centraba sólo en ofrecer al jugador la posibilidad de alcanzar la máxima fortuna posible. El éxito fue arrollador, convirtiéndose en uno de los juegos de mesa más conocidos del mundo.

Otro ejemplo es el de McDonald's. Ray Crock era un vendedor de batidoras que, tras su visita al pequeño, pero exitoso, restaurante de San Bernandino (California) dirigido por los hermanos Dick y Mac McDonald, quedó fascinado por el modelo de negocio y la efectividad con la que se trabajaba allí. El comercial de batidoras no se lo pensó dos veces y quiso llevar la hamburguesería más allá. Sin embargo, los hermanos establecieron una condición muy clara: no modificar el espíritu del negocio.

El acuerdo duró poco. Ray Crock fundaba en 1961, sin el permiso de los hermanos, McDonald's Corporation, cambiando por completo las condiciones pactadas y obligando a los fundadores a firmar un acuerdo de cesión de derechos con el cobro anual del 0,5% de los beneficios, una suma que jamás llegaron a recibir. Pero la historia termina con un último golpe, cuando Ray Crock dispuesto a arrebatarles el local original de San Bernandino, decide inaugurar un McDonald's justo en la calle de al lado, llevando a la ruina la aventura empresarial de los hermanos.

Ponerlo más fácil

Otras empresas alcanzaron el éxito con un producto similar al de la competencia, pero haciéndole la vida más fácil al consumidor.

Fue el caso de Magnavox, la primera videoconsola doméstica de la historia, que quiso convencer de que el sistema solo funcionaba con sus propios televisores, para ampliar ganancias. La confusión que generó en el público la campaña de publicidad con la que se promocionada fue aprovechada por Atari, que unos meses después protagonizó el primer boom comercial de videoconsolas.

El mismo error cometieron en 2002 los creadores de Friendster, el precedente de Facebook. Pensaron que, al ofrecer una aplicación única, podían establecer reglas férreas, prohibiendo o limitando muchos comportamientos o tipos de uso. Sólo dos años después, Facebook demostró que el modelo era el opuesto. Por ejemplo, cuando detectó que había grupos de personas en un mismo perfil, creó la funcionalidad de los grupos; o cuando detectó que se usaban los grupos para convocar citas, creó la funcionalidad eventos. Esta adaptabilidad ha convertido a Facebook en uno de los líderes mundiales del mercado digital.

Otro ejemplo es Yahoo!, que en 1996 se convirtió en el rey de los buscadores. Tal fue su nivel de usuarios, que sus creadores decidieron llenarse los bolsillos inundándolo de publicidad. Dos años después, Google nació con una vocación distinta, y centró sus esfuerzos en mejorar constantemente su algoritmo de búsqueda. El resultado es sobradamente conocido.

Cómo blindarse

Una de las formas más prácticas para evitar ser desbancados por emuladores es patentando la idea. No obstante, el profesor Maurya considera que la mejor fórmula es la que él denomina ventaja competitiva injusta, que hace que las marcas originales sean insustituibles por contar con información privilegiada, autoridad personal, clientes ya existentes... Es el caso de grandes marcas como Coca-Cola o Disney.

3

3 comentarios

23 de febrero de 2021 a las 13:13Raquel González
El cerceta es mi color preferido en estos momentos. El nacimiento de este coloso va a ser un producto mejorado respecto de sus antecesores. La sofisticación resultante de la mezcla de ambos hará que se convierta en una entidad nueva donde la no prevalencia de los colores originarios establecerá una organización más potente. Siempre, la fusión de dos elementos fuertes da un resultado mejorado. No hay duda de que será lo que suceda con la nueva entidad CaixaBank-Bankia. Sería un buen comienzo que al logo actual le inyecten un poquito de cerceta. Me resulta más cálido ese color que el actual ¡Bienvenidos a una nueva etapa a todos los que participaremos de ella!
17 de febrero de 2021 a las 11:35Lola
Súper interesante, desconocía el origen/antecesores de algunas marcas tan potentes. Destaco dos puntos: innovación y adaptabilidad.
10 de febrero de 2021 a las 08:48Rogelio Carrera
Muy interesante y curioso. Algunos casos son sobradamente conocidos (McDonalds o Facebook) pero otros me ha sorprendido conocer su origen. Gracias por compartirlo.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

Seis consejos para celebrar el Día de Internet Segura

Cultura de banca

09/02/2021

Internet es una potente herramienta presente en todos los aspectos de nuestra vida, no solo el laboral. En nuestros hogares, nos ofrece un sinfín de posibilidades de comunicación, formación, compras, videojuegos, películas y streaming; por citar algunas. Disfrutar de todas ellas de una forma segura es algo que, aunque parezca complicado, no lo es tanto. Solo hace falta un poco de atención y responsabilidad en nuestro uso de la red.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Día de Internet Seguro

Día de Internet Seguro

Con el objetivo de promover un uso seguro y positivo de las tecnologías digitales, especialmente entre niños y jóvenes, el 9 de febrero se celebra en todo el mundo El Día de Internet Segura, "Safer Internet Day" (SID por sus siglas en inglés).

Y es que, aunque ya hace muchos años que el uso de internet es algo de lo más habitual, debemos ser conscientes de nuestra vulnerabilidad cuando navegamos por la red y recordar las principales precauciones que, como usuarios, debemos tomar para protegernos de los ciberataques.

Blíndate ante los ciberataques y disfruta de un internet seguro

No caigamos en tópicos, los ciberdelincuentes no son hackers que se ocultan en sótanos que mientras se dedican a llevar a cabo sus fechorías. Nada más lejos de la realidad. Existen organizaciones que trabajan como empresas y contratan programadores que, a cambio de una nómina, llevan a cabo ciberataques.

Pero ¡no te preocupes! Para protegerte de ellos no te hará falta recurrir al FBI. Será suficiente con tener en cuenta unos tips muy básicos que te mantendrán a salvo:

  • Crea contraseñas largas y complejas para tus aplicaciones, redes WiFi y dispositivos.
  • No te conectes a redes WiFi públicas, y mucho menos envíes información confidencial (como tus credenciales bancarias) a través de ellas.
  • Haz un uso responsable de las redes sociales. Recuerda que no son un escaparate de tu vida. Lo que subes a internet, permanece en internet.
  • Antes de dejar tus datos en una web o app piensa siempre si es necesario.
  • Denuncia comportamientos inapropiados u ofensivos. En Internet, como en la vida, no todo vale.
  • Configura las opciones de privacidad de tus cuentas en RRSS al máximo. Si no le cuentas tu vida a desconocidos por la calle, tampoco lo hagas en internet.

Y lo más importante, por muy sofisticados que sean, la tecnología y los protocolos de seguridad siempre dependerán de nosotros, ¡los humanos! En nuestra responsabilidad está el poder disfrutar de un internet seguro.

Internet Seguro

1

1 comentario

28 de febrero de 2021 a las 10:51María Victoria González Molares
Buenos días. Acabo de recibir un mail de Bankia en el que me indican que se bloquea mi cuenta. Sé que es falso, pero les informo para que tomen medidas.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú