Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Libroterapia para dolencias económicas

Cultura de banca

04/03/2018

Una página de Voltaire en ayunas para controlar el optimismo. Un capítulo de Francis Scott Fitzgerald después del desayuno para frenar el consumismo. Dos parrafadas al día de Saul Bellow, mañana y noche, para derrotar una crisis económica. Cada seis horas descripciones de Jansson para rebajar la adicción al trabajo. Tres frases de Melville con cada comida para afrontar el desempleo. Dos páginas de Johnsson antes de dormir para no tener pesadillas con la declaración de la renta.

Tiempo de lectura: 4 minutos

La literatura no solo es entretenimiento

La literatura no solo es entretenimiento

Winston Manrique Sabogal

Periodista y director-fundador de WMagazín

Twitter

¿Quién dijo que la literatura es solo entretenimiento? También sirve para salvar vidas, y no solo eso, sino mejorarlas. La literatura puede ser el médico, consejero, psicólogo o amigo que te escucha en silencio y encima te orienta con placer. Más aún si es literatura de calidad, esa que, además de entretenimiento y sabiduría, te ofrece belleza literaria con temas interesantes en formas narrativas y estructuras que dialogan con el lector y estimulan el cerebro y la imaginación.

Prueba de ello es el Manual de Remedios literarios. Cómo curarnos con libros, de Ella Berthoud y Susan Elderkin (Siruela). Es un vademécum con las mejores recetas literarias para ayudar a curar todo tipo de dolencias, desde el mal de amores hasta todo lo relacionado con la economía y el bolsillo. Los siguientes son unos ejemplos:

Para controlar el optimismo exagerado es indicado el Cándido, de Voltaire. Conocer la vida de Cándido es fundamental, saber que su idea de perfección es de un mundo ideal y en la vida real cuesta. Cándido pasa por muchos episodios que hundirían a cualquiera, pero él se mantiene firme. ¿Ingenuidad, optimismo o pesimismo? Cándido obtendrá su respuesta.

Uno de los males actuales es el consumismo. Para controlar el consumismo no hay receta mejor que Suave es la noche, de Fitzgerald. Nadie niega que algún capricho viene bien, pero hay que mantener a raya el consumo. Para diluirlo esta novela es eficaz. Basta con ver la manera en que Nicole gasta y gasta para darnos cuenta de lo dañino y absurdo que puede llegar a ser esto, y que la vida no hay que basarla en la apariencia física. Y encima es un remedio con literatura exquisita. Si Suave es la noche no hace efecto, prueba una dosis más fuerte con American Psycho, de Bret Easton Ellis.

Todos tienen remedios para afrontar una crisis económica. Pero la mejor receta está en Las aventuras de Augie March, de Saul Bellow. No es para menos porque la vida de austeridad y capacidad e ingenio de Augie para sacar algo de dinero en toda clase de situaciones es de aplaudir: trabajar como repartidor de folletos, armador de corona funerarias, peluquero y manicuro o documentalista para un aspirante a escritor. Páginas que no tiene desperdicio para sacar partido a situaciones adversas.

Una de las enfermedades de moda es la adicción al trabajo, por decisión propia u obligado por diversas circunstancias. Si eres uno de esos afectados te conviene La llegada del cometa, de Tove Jansson, para conocer la filosofía de su personaje, el Snusmumrik, y aprender a ver el mundo más allá de la mesa de trabajo y tareas pendientes. Y, sobre todo, aprender a decir a veces "no" o "tal vez" o "más tarde". Es un bálsamo de ociosidad.

Un mal común es el miedo a hacer la declaración de la renta. El conjuro está en la combinación de palabras de La contabilidad privada de Christie Malry, de B. S. Johnson. Y lo mejor es que es con humor y realismo al comprobar que alrededor hay cosas peores. En esta novela, Christie se siente maltratado por la gente, hasta que se le ocurre llevar un registro de los desaires. Así es que decide que a cada ofensa le corresponde una venganza, es decir, a cada debe, un haber. Christie "disfruta teniendo sus cuentas privadas y emocionales en orden", de tal manera que el lector descubre que las cuentas de la declaración de la renta no son tan dolorosas como las emocionales o que afectan al ego.

Y así este Manual de Remedios literarios. Cómo curarnos con libros se convierte en un libro para la mesilla de noche. Recuerda que un buen libro es como los remedios tradicionales de las abuelas que a su vez los heredaron de sus abuelas. Y siempre vienen bien.

 

Bonus literario

La uruguaya, de Pedro Mairal (Libros del Asteroide).

Si los Remedios literarios son recetas de autores clásicos o consagrados, este Bonus literario corre por cuenta de un autor argentino poco conocido, pero con una de las mejores novelas cortas de los últimos años:

Los restos de lo que quisimos ser, de los deseos pasados. Las esquirlas de esos sueños que nos acompañarán siempre en una vida modelada, a veces, más por el entorno que por nosotros mismos. Eso es La uruguaya, cuyas páginas, además, "muestran la fragilidad y vulnerabilidad del ser humano al contar una historia sobre la distancia que hay entre el deseo y la realidad quijotesca", según Mairal. Es una novela corta escrita con precisión y sentido del humor en la que el escritor Lucas Pereyra, con 40 años, casado y con un hijo, cuenta su viaje de Buenos Aires a Montevideo a recoger un dinero, un viaje que no tendrá precio por su encuentro con el pasado siempre latente y el futuro que nunca duerme. Como dice el autor: "Todo lo que sos son las cosas que no controlás".

Winston Manrique es periodista y director-fundador de la revista literaria WMagazin.

4

4 comentarios

08 de marzo de 2018 a las 13:38toñy sanchez
Muy interesante. Tomo nota de todos los libros recomendados.
07 de marzo de 2018 a las 10:00Javier
Qué interesantes las recomendaciones. Alguno caerá. Enhorabuena al blog por este tipo de artículos.
05 de marzo de 2018 a las 11:47Belén Martín Sanz
Excelente post!!! Muy interesante.
04 de marzo de 2018 a las 10:52Marta
Genial esta entrada del blog me han dado ganas de leer todas las sugerencias. Al mal tiempo #Libroterapia y al buen tiempo también

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú