Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Las mareantes cifras del Mundial de Rusia que no garantizan rentabilidad… salvo para la FIFA

Tiempo de lectura: 5 minutos

Leer más tarde Vídeo
Publicado el 11 de junio de 2018 a las 07:00 por Oier Fano Dadebat

El Mundial de Fútbol se inaugura el próximo día 14. Se han generado 220.000 puestos de trabajo y la cifra de turistas superará a los dos anteriores mundiales juntos, pero no siempre la inversión se traduce en beneficio a largo plazo

Rusia aguarda engalanada la inauguración de su primer Mundial de Fútbol, el evento deportivo de masas por antonomasia junto a los Juegos Olímpicos. 

Atrás queda aquel primer Mundial de Uruguay en 1930 y con él, la imagen romántica del deporte rey. Raramente veremos a un jugador luchando hasta la extenuación con el brazo en cabestrillo, como Franz Beckenbauer en la semifinal del Mundial de México de 1970. Será complicado, incluso con selecciones exóticas como Egipto o Panamá de por medio, descubrir a jugadores o combinados desconocidos, como aquella Corea del Norte de 1966 que dio la campanada ante Italia en el Mundial de Inglaterra. Nos quedan los cromos de Panini, el balón, que sigue siendo esférico... y el césped, que sigue siendo verde. Hasta que una marca comercial explote los beneficios del cambio cromático. 

Los tiempos han cambiado, sin duda. Cuentan que el fútbol antiguo se transformó a moderno el día en que los jugadores pasaron de portar camisetas numeradas, pero sin nombre, a lucir elásticas nominales e identificativas. Los genios de la mercadotecnia vieron una mina de oro y el balompié se tornó en un incipiente negocio de forma inmediata, como Clark Kent entrando periodista en una cabina de teléfonos y saliendo Superman instantes después. 

El evento, que quedará inaugurado el próximo día 14 con el Rusia-Arabia, es hoy un ciclón capaz de hacer repuntar el PIB del país organizador e incluso el de sus participantes. Una máquina de generar ingresos durante un mes en el que incluso un gol por la escuadra puede hacer competencia en portadas de periódico a la esperada cumbre entre Kim Jong y Donald Trump en Singapur. El Mundial volverá a sobrepasar los 10.000 millones de dólares de presupuesto (el récord lo tiene Brasil, con 13.600, Rusia se plantó en 10.500).

GRAN IMPACTO ECONÓMICO

Para comprender el impacto económico del evento en el país anfitrión y en el contexto del fútbol moderno, hay que retrotraerse tres años. El comité organizador del actual mundial estimó en 15.000 millones de dólares (2.000 relacionados íntimamente con el turismo) el impacto en su economía desde 2013. De hecho, se espera una cifra de 1,5 millones de turistas con motivo del Mundial, de los que el 66% pasarán por Moscú, según el jefe de la industria hotelera del departamento de Deporte y Turismo de la capital, Alexel Tijnenko. A Suráfrica viajaron 300.000 personas y a Brasil, 600.000, luego Rusia va a destrozar a sus antecesores demostrando que si el fútbol es una burbuja, como resaltan voces críticas, todavía está lejos de explotar. 

Claro que incluso con pingües beneficios hay vencedores y vencidos. Que se lo digan a Suráfrica. El país perdió casi 3.000 millones de dólares, el mismo importe que facturó la FIFA en el torneo. La institución deportiva siempre gana y en Brasil aumentó sus ingresos hasta los 5.000 millones. El organismo obtiene el 95% de cada unidad monetaria generada en cada mundial. 

No es de extrañar, por tanto, que de un tiempo a esta parte, algunos anfitriones hayan encontrado dificultades en rentabilizar la inversión y la responsabilidad de la organización. Fundamentalmente por el motivo anteriormente expuesto -la FIFA con los ingresos es como Cristiano Ronaldo con los goles, no hace prisioneros- y a consecuencia de la difícil amortización de las infraestructuras y estadios, con cementerios de elefantes como el Nelson Mandela Bay de Port Elizabeth, en donde no hay ningún equipo de fútbol ni de rugby que pueda utilizar la instalación. Hasta el Soccer City de Johannesburgo, que albergó el gol de Andrés Iniesta -de mi vida-, es objeto de debate entre la población, que pide demolerlo para eliminar los costes derivados de su existencia a largo plazo. 

En este fútbol moderno, la mayor parte del botín se genera por medio de la venta del producto a plataformas audiovisuales. Y en este caso, no es lo mismo ser, estar o parecer. Que se lo digan a la RAI italiana, que nos sirve para comprender el desastre económico que supone quedarse a las puertas del cielo. RAI desembolsó 180 millones de dólares hace 4 años, con Italia clasificada, pero hace meses vio cómo su selección se quedaba, por primera vez desde el Mundial de Suecia de 1958, sin el pase para el campeonato que se celebra en Rusia. Habida cuenta de que los partidos de la selección Azzurra generan entre 8 y 12 millones de televidentes y que durante el Mundial llega a alcanzar el doble de espectadores, RAI no pujó por más de 78 millones, cifra que finalmente ha pagado Mediaset y que considera que le permitirá rentabilizar el producto en Italia mediante la atracción de publicidad fundamentalmente. En cualquier caso, menos de la mitad que cuatro años atrás, con la Azzurra clasificada.

Paradójicamente, los emolumentos de los protagonistas parecen discretos en este maremágnum de cifras. Cada jugador de la selección española se llevará 400.000 euros después de impuestos en el caso de levantar su segundo trofeo. Son números estratosféricos para el común de los mortales, pero teniendo en cuenta que Andrés Iniesta -de mi vida- ha recibido una oferta anual de China de 27 millones por temporada, la prima por una hipotética victoria parece peccata minuta. Incluso jugadores como Álvaro Odriozola de la Real Sociedad, triplican salarialmente en un año estas cifras. Los árbitros (protagonistas en cada edición y generalmente no por motivos nobles) se llevan un fijo de entre 57.000 y 20.000 euros por acudir a la cita y un variable de entre 2.500 y 1.600 euros por encuentro dirigido. 

Cuando el balón eche a rodar el próximo día 14, Rusia afirma llegar con los deberes hechos, en cualquier caso. En esta pesca de ingresos, la FIFA usa red de arrastre pero Rusia parece haber evitado el caso surafricano y según el informe de comité organizador parece haber sabido pescar a anzuelo. Cifra, el país del Este, en 220.000 los puestos de trabajo creados como consecuencia directa del campeonato. En palabras del presidente del jefe del comité organizador y viceprimer ministro ruso, Arkadi Dvorkovich, "el mundial tendrá un gran impacto económico en nuestro país durante décadas". Regiones como Kaliningrado y Saranks han visto su PIB crecer un 20%.

En cualquier caso, deberemos esperar meses, probablemente años, para conocer el desenlace económico del evento. Hasta entonces, solo queda disfrutar y encomendarse a Sergio Ramos, David De Gea, Isco y… Andrés Iniesta -de mi vida-. 

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú