Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Las habilidades más demandadas para trabajar en el futuro

Cultura de banca

26/08/2019

¿Cómo serán los trabajos del futuro? ¿Qué perfiles demandarán las empresas? ¿Cómo pueden los trabajadores o futuros trabajadores desarrollar estas nuevas habilidades?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Las habilidades más demandadas para trabajar en el futuro

Las habilidades más demandadas para trabajar en el futuro

Son algunas de las cuestiones que analiza el estudio "La Revolución de las Competencias: talento, empleabilidad y tecnología" llevado a cabo por ManpowerGroup.

En palabras del presidente y CEO de ManpowerGroup, Jonas Prising, "Estamos frente a la emergencia de una nueva revolución de las competencias, en la que ayudar a mejorar las habilidades de las personas y adaptarse al mundo del empleo, que cambia rápidamente, será el reto decisivo de nuestro tiempo".

Según el estudio, en esta revolución de las competencias lo que va a permitir que las personas y los negocios tengan éxito será el hallazgo del equilibrio adecuado entre la tecnología, el talento y la conexión humana. Así pues, aquellos individuos con las habilidades más demandadas podrán decidir cómo y dónde trabajar, mientras que aquellos sin habilidades estarán en mayor riesgo de quedarse fuera del mercado.

 Las habilidades más demandadas

Según el informe, las habilidades más demandadas por las compañías se han transformado tras la automatización de determinadas tareas. Ahora, las empresas buscan candidatos con los siguientes puntos fuertes:  

  • Solución de problemas complejos. Capacidad para enfrentarse a situaciones nuevas y para resolver problemas en momentos bajo presión.
  • Pensamiento crítico. Razonar y cuestionar diferentes variables durante la realización de un proyecto.
  • Creatividad. Habilidad para proponer nuevas formas de hacer las cosas.
  • Inteligencia emocional. Capacidad del profesional para comprender y gestionar sus emociones durante su trabajo y así mejorar las relaciones con sus compañeros.
  • Juicio y toma de decisiones. Valorar las diferentes posibilidades sobre el futuro de un proyecto para decidir de manera responsable qué camino seguir.
  • Negociación. Habilidad para dialogar con diferentes agentes, desde clientes hasta compañeros y socios para llegar a un acuerdo.
  • Flexibilidad cognitiva. Capacidad para adaptarse rápidamente a situaciones de cambio y a nuevas formas de trabajar.

Nuevas formas de trabajar

Estas capacidades se valorarán de cara a 2020 por encima de otras como la creatividad, la inteligencia emocional y la negociación que eran de las más demandadas en 2015.  De cara a detectar estos nuevos candidatos, el gran cambio empieza por los equipos de Recursos Humanos de las grandes empresas, cada vez más enfocados a la búsqueda de la excelencia y en campos especializados. Este departamento será vital en el futuro dado que, para realizar la búsqueda de ese talento aún no hay una ciencia exacta. Actualmente se siguen algunas líneas marcadas para medir esas capacidades como la selección por competencias, no tener demasiado en cuenta la experiencia del trabajador o la búsqueda del candidato en sus perfiles sociales para poder conocerlo mejor.

Una de las ventajas de la digitalización en el trabajo es la flexibilidad. Cada vez es más posible trabajar desde cualquier lugar y sigue en aumento la tendencia del teletrabajo, que permite una mejora en la conciliación de la vida laboral y personal. La flexibilidad horaria será otro común denominador en estos nuevos puestos que serán, prácticamente, hechos a medida del trabajador. No obstante, el informe también advierte de que el 65% de los trabajos que llevará a cabo la generación Z aún no existe.

Por otro lado, el desarrollo personal y laboral primará en esta nueva era. El aprendizaje continuo motivará a los futuros trabajadores a estar en constante evolución, a buscar el trabajo deseado y a enfrentarse de manera creativa a la automatización laboral.

Roberto Sánchez, el director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información del Ministerio de Economía, afirma que "la nueva economía genera tipos de empleo diferentes, con características que no se acomodan a los tradicionales modelos de trabajador autónomo y por cuenta ajena".

De esta manera se abre paso la gig economy o economía del bolo, un nuevo modelo de economía colaborativa e individual que, aunque aún se está definiendo en nuestro país, aplican muchas de las jóvenes empresas y startups del mundo. Gigged: The End of the Job and the Future of Work, de Sarah Kessler, es una obra de referencia para entender todo este nuevo movimiento ya que analiza esta nueva corriente económica en profundidad. Empresas como Uber o Airbnb representan este tipo de economía más freelance y participativa a la par.

1

1 comentario

09 de septiembre de 2019 a las 11:59Ana Julia Lorente Martín
Con la cuarta revolución industrial y la robotización de los puestos de trabajos, la especialización, creatividad e inteligencia emocional serán habilidades que se ponen mas en valor.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú