Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

La responsabilidad social también es para las pymes

Cultura de banca

28/08/2017

¿Qué tiene que hacer una pyme para seguir siendo competitiva en estos tiempos de cambio? La responsabilidad social empresarial es una de las claves que permiten mejorar su actividad, poner en valor sus relaciones comerciales y cimentar unas bases sólidas de cara al futuro.

La responsabilidad social también es para las pymes

La responsabilidad social también es para las pymes

María José Gálvez Cardona

Directora de Sostenibilidad de Bankia

Twitter

Linkedin

Estamos en un entorno en el que todo cambia a una velocidad de vértigo y las empresas han tenido que adaptarse a él a través de un nuevo modelo de gestión, en el que ya no sólo tienen cabida las cuestiones económicas, sino también las sociales y ambientales como elementos fundamentales de competitividad y sostenibilidad.

Es obvio que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tiene valor tanto para las empresas grandes como para las pymes. Estas últimas, debido fundamentalmente a la falta de recursos, suelen tener más dificultades para planificar, implementar y medir los resultados de sus acciones de RSE.

Qué es la responsabilidad social

Empecemos por aclarar qué quiere decir eso de la gestión responsable de una empresa. Forética, la asociación de empresas y profesionales de la responsabilidad social, lo define así: "Incluir los principales aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno en la manera en la que se gestiona y se toman las decisiones en una empresa, así como velar por el cumplimiento de los mismos".

Es muy probable que este concepto se asocie más con las grandes empresas que con las pymes, pero según señala la revista Compromiso Empresarial a partir de un estudio de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, "un 82% de los empleados de las pymes valoran positivamente la ética y la RSC en sus empresas". 

Cómo ser un ejemplo de RSE

Hay, lógicamente, distintos caminos para adoptar una política de RSE útil, ya que cada empresa es distinta. Pero hay una serie de buenas prácticas para las pymes que conviene conocer y poner en marcha, como señala este documento de Foretica.

Se trata de informes como el imprescindible Plan de Responsabilidad Social, el documento de Política de Gestión, el Código de Conducta o la memoria de rendición de cuentas.

También el diálogo interno en la empresa a través del Comité de RSE o el externo con proveedores, instituciones y el entorno local son de gran ayuda para implicar a trabajadores con los objetivos de RSE y hacer valer los principios éticos en todo el proceso, incluyendo la cadena de suministro.

Hay recomendaciones, pero hay que tener en cuenta que, como señala Forética, "una pyme no es como una gran empresa ante la RSE, y por lo tanto no se le pueden aplicar directamente modelos de gestión diseñados para corporaciones multinacionales; ni por el impacto de sus actividades en la sociedad y en el medio ambiente ni por la estructura de su organización ni por sus motivaciones".

Cómo medir su desempeño

Para ayudarlas en este camino, Bankia ha lanzado Gestión Responsable, una nueva herramienta desarrollada en colaboración con Forética, a través de la cual las empresas, particularmente las pymes, pueden autoevaluar el desempeño de sus acciones en los ámbitos  sociales, ambientales o de buen gobierno.

Es tan sencillo como acceder a la página de la herramienta Gestión Responsable, rellenar el formulario con los datos de la actividad de la empresa y recibir un informe que evalúa estas cuestiones. Pero además mide los puntos fuertes de tu pyme, identifica aquellos en los que puede mejorar y propone soluciones para hacerlo.

En el informe se proporciona una nota global (sobre 10) de referencia y notas parciales en cinco aspectos distintos: estrategia y gobierno, recursos humanos, cadena de suministro, relación con el entorno e inversores, competencia y administraciones públicas.

Para qué vale la RSE

Conocer los aciertos y errores es el primer paso de un camino que conduce a la mejora permanente de acuerdo con las exigencias sociales. Es una cuestión de competitividad: cada vez hay más concursos públicos e incluso ayudas nacionales e internacionales se valora de forma positiva que la empresa se preocupe por las cuestiones ambientales, sociales y de buen gobierno, yendo más allá de lo que exige la propia regulación.

Pero, sobre todo, es una cuestión de cultura empresarial: como decíamos al principio, los tiempos han cambiado y, por tanto, existe una nueva forma de pensar que demanda de las compañías una gestión ética. La Responsabilidad Social Empresarial actúa por tanto como cauce para mejorar la competitividad y la reputación de las empresas al tiempo que cubre las demandas de la sociedad en estos aspectos.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú