Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

La Fed y los datos de empleo en EEUU tranquilizan a los mercados

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo Consumo privado-público

Consumo privado-público

Publicado el 11 de enero de 2019 a las 15:30 por José Ramón Díez Guijarro

Los últimos días del pasado año y las primeras sesiones del actual pueden ser un indicador adelantado de lo que nos espera en 2019. Se ha pasado de una situación cercana al pánico, en la que se empezaba a descontar la proximidad de una recesión, a la sensación de que la economía mantendrá su inercia cíclica actual (desaceleración) después de dejar atrás el máximo del ciclo.

Esta bipolaridad de las expectativas de los mercados refleja que la vulnerabilidad y, por tanto, las dudas han aumentado de forma considerable en los últimos meses. En definitiva, ello termina incrementando el riesgo de expectativas autocumplidas (efecto Pigmalión) a través de los canales conocidos por todos: efecto riqueza negativo por los ajustes en los mercados, contagio a las decisiones de inversión, etc. Sobre todo, en un contexto político que seguirá siendo complicado durante todo el año. Sin embargo, lo razonable es esperar que la disociación entre indicadores económicos y expectativas termine cerrándose hacia el lado de los fundamentos macro en la línea de las últimas semanas, lo que ha permitido un buen inicio del año para los mercados de valores. En este sentido, los factores que habrían transmitido algo de tranquilidad a los inversores han sido los siguientes.

  1. La economía americana sigue alejada de una recesión. El dato de creación de empleo en el mes de diciembre (+312.000 puestos de trabajo) se situó muy por encima de lo esperado (+184.000 según Bloomberg), del ritmo medio de los últimos meses (+222.000 en media de la segunda mitad del año) y del empleo necesario para absorber la entrada de nuevos participantes en el mercado laboral (en torno a 170.000 al mes). La aceleración en la creación de empleo fue generalizada entre sectores y, por tanto, el buen dato no se debió a factores puntuales o exógenos.
  2. Además, aun teniendo en cuenta las buenas señales que todavía refleja la economía americana, los miembros de la Reserva Federal han dejado claro que van a ser muy flexibles ante la nueva información que vaya pareciendo ("data dependent"). Algo que ya había anticipado Powell en sus últimas intervenciones, al señalar que los niveles de tipos de interés se encuentran muy próximos a la zona neutral, y refrendado esta semana por las actas publicadas el pasado miércoles, cuando el comunicado de la FED señaló que, tras las últimas subidas, ahora los siguientes movimientos están menos claros. La palabra clave es paciencia y el mercado se lo ha tomado al pie de la letra, pues estaba descontando en diciembre dos subidas este año y una adicional en 2020, mientras ahora no espera subidas este año y anticipa una bajada en 2020.   
  3. La tensión arancelaría entre EEUU y China puede reducirse o, al menos, no incrementarse en los próximos meses. No es lo mismo inocular presión a tu adversario cuando la economía crece a ritmos del 3,5%/4% que asumir riesgos cuando la actividad se puede debilitar. 
  4. Se está produciendo una revisión a la baja de las expectativas de inflación: el swap de inflación 5y/5y en EEUU ha caído desde el 2,40% en octubre, hasta el 2,15% actual, y, en la UEM, desde el 1,70% al 1,55%. Esto supondrá más capacidad de compra para las familias y menos presiones para los bancos centrales.

En el lado menos positivo cabe reseñar la situación en Europa. La debilidad de los últimos indicadores cuestiona la intensidad de la reactivación en la última parte de 2018. Por un lado, en Alemania, los datos del sector industrial volvieron a decepcionar en noviembre: los pedidos cayeron un 1,0% y la producción un 1,9%. Esta debilidad de la industria también se registró en España, pues el Índice de Producción Industrial (IPI), que ya venía mostrando a lo largo de 2018 un progresivo debilitamiento, se anotó en noviembre la mayor contracción en cinco años (-2,6% interanual). Por otro lado, el Índice de Sentimiento Económico de la Comisión Europea (ISE) volvió a caer en diciembre en la UEM (107,3 vs 109,5), un descenso que ha sido generalizado entre las grandes economías: Alemania 109,9 vs 111,8; Francia 102,8 vs 104,8; e Italia 104,5 vs 105,9. Estos niveles son todavía compatibles con crecimientos trimestrales en torno al 0,3%-0,5%, en línea con el potencial, pero la persistente tendencia negativa aumenta los riesgos a la baja para 2019. Como consecuencia revisamos a la baja el crecimiento previsto para 2019 (Alemania 1,3% desde 1,6% previo; Francia 1,1% vs 1,4%, Italia 0,5% vs 0,8%; y la UEM 1,5% vs 1,7%), lo que supone reconocer que el comportamiento de Europa en 2017 fue un espejismo y que la realidad es la que veremos este año.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú