Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Internet en tu bolsillo: navega de forma segura con tu 'smartphone'

Cultura de banca

04/03/2020

Un simple vídeo MP4 enviado por WhatsApp. Ese parece que fue el punto de partida de uno de los ciberataques más sonados de las últimas semanas. La víctima fue ni más ni menos que el fundador y director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Internet bolsillo smartphone

Internet bolsillo smartphone

El empresario recibió ese vídeo desde el número del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán. Eso no significa que el vídeo se enviara desde su teléfono, ya que el número puede suplantarse. Todo indica que, al descargarse ese vídeo, Bezos abrió una puerta a los ciberdelincuentes y empezaron a espiarle digitalmente.

Si una persona referente en el mundo de la tecnología cae en la trampa de los hackers, cualquiera puede correr el mismo riesgo. Sin embargo, es cierto que figuras como la de Bezos son mucho más atractivas ya que sus dispositivos pueden contener información sensible y de interés. A pesar de todo, conviene adquirir los hábitos básicos para evitar que nos llevemos un disgusto. Transmitir estas costumbres digitales es uno de los principales objetivos del Día Internacional del Internet Seguro, que se celebra cada 11 de febrero.

Los ataques más comunes Según la encuesta anual Navegantes en la red, elaborada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, el 92% de los usuarios accede a internet a través de su smartphone. Esta tendencia no pasa desapercibida para los ciberdelincuentes y cada vez más se aventuran a introducirse en los dispositivos móviles a través de diferentes técnicas como las siguientes:

  • Ransomware. Los ciberdelincuentes secuestran información y el usuario debe pagar un rescate para recuperar sus datos.
  • Phising. A través de procesos de suplantación de identidad, los hackers consiguen engañar al usuario para que les proporcione información sensible. Por ejemplo, hay que tener cuidado con correos que soliciten contraseñas o datos bancarios.
  • Spam. Se trata de correos no deseados que anuncian al usuario que ha ganado un premio. Sin embargo, este tipo de mensajes suele entrañar alguna estafa.

Según el Barómetro Mensual de Seguridad, elaborado por ESET, el phishing fue la principal amenaza de 2019 en todo tipo de dispositivos. Uno de los ataques más destacados fue la suplantación de identidad que sufrió Paypal, con la que los hackers querían extraer información de las tarjetas de crédito de los consumidores. Respecto al mundo de los smartphones, la vulnerabilidad Strandogg fue una de las que más perjudicó a estos teléfonos inteligentes: afectó a Android y se sospecha que se estaría utilizando para espiar a los usuarios. En concreto, permitía a apps maliciosas hacerse pasar por apps verificadas y así robar credenciales de acceso a determinados servicios.

Mecanismos para estar a salvo

Cuando un smartphone está infectado, este puede presentar diversos síntomas: empezar a rendir mal, incluir demasiada publicidad en las páginas web o recibir mensajes procedentes de desconocidos. Para proteger a los usuarios de este tipo de situaciones, el Centro Criptológico Nacional (CCN) expone una serie de consejos:

  • Bloqueo de pantalla. El primer paso es que el usuario evite que alguien acceda a sus datos si le sustraen el teléfono. Para ello, simplemente es necesario configurar un código de acceso o huella dactilar digital.
  • Cifrado de información. Al cifrar los datos, se impide que otras personas lean el contenido almacenado. Para activar esta opción en Android, hay que ir a Ajustes y Seguridad. En iOS esta funcionalidad está activada por defecto una vez se ha establecido el código de desbloqueo.
  • Actualización al día. Mantener las actualizaciones del dispositivo al día es crucial, ya que estas normalmente mejoran los sistemas de seguridad de manera automática.
  • Cuidado con puertos USB. Es recomendable no conectar el móvil a puertos USB desconocidos o aceptar solicitudes de acceso procedentes de ordenadores que no son de confianza.
  • Desconexión de interfaces. Es preferible desconectar conexiones como NFC, bluetooth o WiFi si no se van a utilizar.
  • Solo apps oficiales. Dado que gran parte de los ataques surgen al descargar apps poco fiables, se recomienda acceder a estos servicios solo a través de espacios oficiales como Google Play y Apple Store.
  • Valoración de permisos. Muchas veces las apps solicitan una gran cantidad de permisos, pero antes de aceptarlos es mejor pararse a pensar si es totalmente necesario aceptar cada uno de ellos.
  • Uso del protocolo HTTPS. Si se puede, hay que emplear la fórmula HTTPS (https://...) y rechazar mensajes que informan sobre algún error de certificado digital en las páginas web.
  • Copias de seguridad. Realizar copias periódicas de los datos ayudará a proteger y conservar toda la información almacenada.

Está claro que los smartphones y tabletas se han convertido en compañeros imprescindibles en la vida actual. Ayudan a mantener el contacto con personas cercanas, a acceder a información en cualquier momento y lugar y a consultar las mejores rutas para moverse por la ciudad, entre otras cosas. Por ello, es importante que cada cual proteja su teléfono inteligente de manera, precisamente, inteligente.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú