Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Síguenos

Guita, pasta, pavos: ¿por qué llamamos así al dinero?

Cultura de banca

18/01/2021

En el argot popular, el término “dinero” tiene todo un arsenal de sinónimos curiosos, graciosos e incluso estrafalarios. Repasamos algunos de estos ‘palabros’ y su origen.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Nombres sinónimos del dinero

Nombres sinónimos del dinero

Blanca

Aunque solo se utilice en la locución “estar sin blanca”, este término también es, obviamente, sinónimo de dinero. Su origen se remonta al siglo XIV, cuando se acuñó una moneda llamada Blanca del Agnus Dei, hecha de plata y cobre y de aspecto blanquecino. Con el tiempo se fue devaluando hasta tener un valor tan bajo que pasó a usarse como sinónimo de estar en la ruina. Y así sigue siendo.

Calderilla y chatarra

Es bastante fácil adivinar cómo las monedas de menor importe han evolucionado hasta ser llamadas así. ‘Calderilla’ se debe al material con el que se producían las calderas entre los siglos XVII y XVIII: el cobre, que era también el utilizado para las monedas de escaso valor. En cuanto a ‘chatarra’, tampoco deja lugar para mucho misterio: es una clara referencia al metal viejo y que no tiene ninguna importancia monetaria ya.

Duro

El real de a ocho y sus imitaciones fue conocido entre los españoles como el ‘peso’, que a menudo se acompañaba de dos adjetivos: fuerte y duro. Mientras que en América tenía éxito la palabra peso, en España poco a poco se fue conociendo esta moneda como duro.

Por otro lado, quien haya convivido con la peseta, sabrá que el duro se refería al conjunto de 5 pesetas y a la moneda (o billete) que lo representaba.

Guita

No es posible encontrar una etimología clara y definitiva, pero las dos primeras acepciones recogidas por la RAE en el Diccionario de la Lengua Española parecen dejarlo bastante claro. La primera es que la guita es una cuerda fina de cáñamo, como las que antiguamente se utilizaban para cerrar las bolsas que contenían las monedas. La segunda es “Caudal, hacienda, bien”. Por tanto, generalmente, se asume que simplemente haya evolucionado hasta convertirse en un símil.

Kilos

La expresión ‘kilos es, quizá, la más curiosa de este grupo, en el sentido literal. Su creación se debe a la curiosidad del torero Manuel Benítez, El Cordobés, quien pesó mil billetes de pesetas y descubrió que ese millón pesaba un kilo.

Parné

No tiene mucho secreto: “parné” es una palabra del caló, una variante del romaní que hablan los colectivos gitanos de España, Francia y Portugal. Probablemente no lo sepas, pero lista de palabras que en castellano se han adoptado es considerable, y te sorprenderá saber que entre ellas se encuentran “chachi”, “paripé” o “chaval”.

Pasta

El origen de este sinónimo tan extendido para referirse al dinero contante como para aludir a una ingente cantidad de este es en realidad muy sencillo y esconde pocos secretos. En la antigüedad las monedas se realizaban de forma manual y los artesanos, coloquialmente, se referían a la “pasta” para indicar la porción de metales fundidos destinada a este fin.

Pavos

Lo cierto es que la proveniencia de este término sigue siendo poco clara, pero las teorías remiten de algún modo al mismo punto de partida. Es comúnmente aceptado que todo se debe a la traducción de las películas estadounidenses, en las que, coloquialmente, se refieren al dólar como “buck”, que significa “ciervo”. A partir de ahí, las teorías se bifurcan: algunos opinan que se debe a los dobladores, a quienes parecía una traducción cacofónica, mientras otros sostienen que es a causa de que en la década de los 30 y 40 se utilizaba una moneda de 5 pesetas, que era el precio de un pavo en el mercado.

Pelas

Queridos centennials, “pelas” no fue otra cosa que el apodo que los españoles, arbitrariamente, le pusieron a la antigua moneda de nuestro país: la peseta.

Perras

Otro mote que sigue vigente incluso después de la adopción del euro es “perras”. Este se puso de moda alrededor de 1870, cuando en España circulaban monedas de 5 y 10 céntimos que portaban la figura de un león cuya factura dio lugar a que la población empezara a llamarlas perras. De ahí también proceden las expresiones “perra chica” y “perra gorda”.

Plata

Aunque en España no es muy frecuente, la exitosa serie Narcos la puso en boca de muchos por la tan característica frase de Pablo Escobar en la serie: “plata o plomo”. Por supuesto, estamos ante otra sinécdoque, ya que en la antigüedad las monedas se acuñaban principalmente en este material. Como curiosidad, en francés el dinero se llama literalmente “plata” (“argent”).

3

Déjanos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

3 comentarios

18 de enero de 2021 a las 15:11Antonio Ramón Yudici Rosell
Pienso que se les ha olvidado "chapa", pues recuerdo la frase: "total, por cuatro chapas” (¿no te lo compras? o es barato).
18 de enero de 2021 a las 11:05Marta
Muy interesante, siempre viene bien un poco de cultura general.
18 de enero de 2021 a las 08:22Rogelio Carrera
Curioso e interesante, y bastante evocador el recordar algunas denominaciones ahora menos empleadas cuyo origen fue la sabiduría popular. Gracias por compartirlo.

Sigue leyendo sobre:

Comparte este post

Déjanos tus comentarios

Comentar

Artículos relacionados

Cerrar menú