Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

¿Es el momento de los fondos de inversión de renta variable?

Cultura de banca

23/04/2019

De entre todas las alternativas de inversión para el ahorrador a largo plazo, la renta variable es, sin duda, la reina. Al invertir en acciones (participaciones en el capital de empresas cotizadas en las Bolsas) el inversor de largo plazo espera obtener más rentabilidad que la proporcionada por bonos emitidos por esas mismas empresas en igual horizonte temporal y, desde luego, más que en deuda pública.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Fondos de inversión renta variable

Fondos de inversión renta variable

Ignacio Ezquiaga

Director Corporativo de Banca Privada y Gestión de Activos

Twitter

Linkedin

Esta es una de las leyes clave de las finanzas: el inversor exige mayor rentabilidad en proporción al riesgo asumido en sus inversiones. Exige una prima por riesgo, que será mayor cuanto más inestable sea el negocio o, en general, cuanta más incertidumbre exista. De otro modo, las empresas no podrían ser atractivas y captar capital entre los inversores para estructurar sus proyectos ni emitir deuda, toda vez que los acreedores tampoco confiarían en ellas de no existir un primer colchón de capital suficiente para absorber posibles pérdidas, si el proyecto no tiene el éxito esperado.

La evidencia histórica demuestra que invertir en capital de manera diversificada ha resultado más rentable que hacerlo en deuda, cuando lo medimos en períodos de tenencia muy largos. Y es así en todas las geografías y a pesar de la alta volatilidad a corto plazo de la renta variable, de las fuertes caídas y ascensos que se suceden anticipando ciclos recesivos o expansivos.

Los elementos clave

Dicho lo anterior, dos son los elementos clave para que la ley financiera de "a mayor riesgo asumido, más rentabilidad" juegue a nuestro favor como inversores: que la inversión sea a largo plazo -de tal forma que en el tiempo se compensen los efectos positivos o negativos de los diferentes ciclos- y que esté debidamente diversificada -en sectores con más o menos estabilidad de ingresos y en empresas con historiales claros o cambiantes-.

Somos capaces de invertir a largo plazo si no precisamos vender lo invertido hasta alcanzar un hito en el largo plazo: la jubilación es el más frecuente, claro, pero existen muchos otros. Ahorramos para poder gastarlo más adelante. La longitud del horizonte de inversión junto a la aversión al riesgo, entendido como volatilidad a corto plazo, son los factores fundamentales que marcan nuestro perfil como inversores.

La estrategia de diversificación

He aquí la cuestión. Para captar los efectos positivos de las primas de riesgo en la rentabilidad final de nuestra inversión a largo plazo, debemos diversificar, no jugarlo todo a unas pocas acciones. El papel de los fondos de inversión de renta variable es precisamente ese: conformar carteras muy diversificadas (el límite legal es un mínimo de 20 acciones). Existen muchos tipos de fondos de acciones, como los fondos-índice, los de gestión activa, los enfocados a un sector determinado o en una geografía concreta o los que siguen una estrategia de inversión basada en un factor determinado. Además, pueden convivir con otros activos, como ocurre con los fondos perfilados -que tiene más acciones cuanto más avanzado sea su perfil- o con los fondos mixtos, que incluyen pesos predeterminados de acciones y bonos. Finalmente, los fondos de acciones pueden ser parte de una cartera de fondos de todo tipo, gestionada activamente de acuerdo con unos principios marcados por el inversor de acuerdo con su perfil. Esta cartera puede ser directa o, a su vez, un fondo (denominándose entonces fondo de fondos).

Este año las rentabilidades de todos los fondos de renta variable están siendo muy altas porque las bolsas han recuperado las caídas que, por cuenta de la incertidumbre geopolítica global habían tenido lugar a finales de 2018. Gracias a ellos, los fondos perfilados o mixtos han subido también mucho más de lo normal. Los inversores a largo plazo que habían salido del mercado están volviendo a invertir en acciones y otros fondos o carteras. Los fondos de acciones vuelven a estar de moda, y con ello, los debates sobre cuál es la mejor estrategia inversora.

En Bankia nuestros clientes pueden elegir todo tipo de fondos o incluso, con Bankia Gestión Experta, cualquier perfil de cartera gestionada. Pero ahora que hablamos de inversión en acciones, merece la pena entender la lógica de nuestra propuesta de fondos de acciones. Pongamos algunos ejemplos.

El fondo con espectro más amplio y flexible de inversión es Bankia Renta Variable Global, que invierte en cualquier geografía o sector con potencial de revalorización a través de otros fondos especializados, por lo que su grado de diversificación en acciones es máximo. En los tres primeros meses de 2019 su rentabilidad ha sido del 13%.

En contraste, existen fondos que siguen estrategias de factor más definido, como Bankia Small & Mid Caps, que invierte en valores consolidados pero pequeños, bajo la idea de que ofrece una prima por riesgo mayor que los grandes, que el fondo trata de capturar con una cuidada selección basada en análisis fundamental. Su rentabilidad ha sido del 8,35%.

Hasta los fondos de fondos de gestores especializados están presentes. Dos son los más consolidados entre nuestros clientes: Bankia Gestión de Autor que hace una selección de tipo "artesanal" y exhaustiva de propuestas especializadas y reputadas de unas 10-12 gestoras españolas, de entre más de 50. Su rentabilidad ha sido del 7,4%.

Y finalmente, Bankia Futuro Sostenible, un fondo de fondos que invierten en acciones de empresas y proyectos de impacto positivo social o medioambiental, a una escala global, consiguiendo un 11,9% en el primer trimestre.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú