Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Sospechosos habituales (Evolución de los mercados financieros en el tercer trimestre de 2018)

Cultura de banca

23/10/2018

La guerra arancelaria chino-americana, la preocupación con el precio del petróleo y con las subidas de tipos de la Reserva Federal y las tensiones presupuestarias en Italia, son temas que no se puede decir que sean nuevos, pero condicionaron, de alguna forma, el desarrollo de los mercados financieros en el primer semestre del año y han seguido condicionando en este tercer trimestre.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Sospechosos habituales

Sospechosos habituales

Sebastián Redondo

Director de Inversiones Bankia Fondos, S.G.I.I.C, S.A.

Linkedin

Y lo peor es que ninguno apunta a una solución cercana, y que todos juntos han llevado al Fondo Monetario Internacional (FMI) a rebajar las estimaciones del crecimiento mundial para 2018 y 2019 en su reunión de otoño que se celebró a primeros de octubre en Bali (Indonesia). Cierto es que la revisión no ha sido especialmente amplia y que el crecimiento mundial sigue siendo sólido pero los mercados financieros se retraen ante el menor aumento de la incertidumbre.

La guerra arancelaria continúa. En el lado positivo hay que destacar el acuerdo de EE.UU. con Méjico y Canadá; en el lado negativo está la escalada de nuevas cargas al comercio con China que esperemos que afloje tras las elecciones de mitad de mandato en EE.UU., a primeros de noviembre. El FMI ya ha advertido que el principal perjudicado, en estas escaramuzas, va a ser precisamente EE.UU.

El precio del petróleo ha continuado subiendo y viendo la errática evolución de los últimos años encontrarle una lógica a su comportamiento se antoja harto difícil. De momento, no parece que esté afectando mucho a la inflación en los países energético-dependientes, especialmente y por lo que nos toca a Europa, pero no deja de ser un elemento a tener en cuenta.

La fortaleza de la economía americana, la que crece con mayor fuerza, entre las desarrolladas, gracias a los estímulos fiscales de Trump, está poniendo en aprietos a la Reserva Federal que duda entre acelerar las subidas de tipos o esperar a que pasen los efectos de la inyección en el sistema de la rebaja de impuestos. De momento, creemos que Powell, su presidente, va a continuar con su hoja de ruta y esperamos nuevas subidas durante éste y el próximo año. Ahora tenemos los tipos oficiales en EE.UU en el 2,25% y esperamos que no paren de subir hasta el 3%.

Italia continúa tensando la cuerda con la Unión Europea, esta vez a cuenta de los presupuestos para el próximo año. De un 0,8% de déficit sobre su PIB han intentado que les aprueben hasta un 2,4%, la Comisión Europea se lo ha rechazado y la prima de riesgo de la deuda italiana ha escalado posiciones más que doblando la de España. Siempre que los mercados sitúan la deuda italiana al borde del precipicio, su gobierno da marcha atrás. Esperemos que esta vez ocurra lo mismo.

El comportamiento de los mercados financieros en este trimestre ha sido divergente.

En renta fija, los ganadores este trimestre han sido los bonos de gobierno y corporativos de países emergentes, aunque en el año continúan siendo, junto con los bonos corporativos de los países desarrollados los que sufren las mayores caídas. Los bonos de gobierno americanos y europeos han restado valor a las carteras y, en el año, los únicos que han añadido rentabilidad han sido los bonos de gobierno americano, pero solo en el tramo corto de la curva, es decir, de 1 a 3 años.

 
Fuente: Bloomberg

En renta variable, continúa la disparidad entre EE.UU y el resto. Sólo los índices de la bolsa americana y japonesa están en positivo en el año, el resto continúa en negativo en el año y en el trimestre.

Un año difícil, especialmente por el comportamiento de la renta fija que esperamos se revierta, en parte, en lo que queda del año, con la renta variable europea y de países emergentes apoyando y el mantenimiento de la de EE.UU y Japón.

En renta fija, sólo esperamos un comportamiento positivo en EE.UU, donde los tipos de interés se han situado en niveles que nos parecen atractivos para ir tomando posiciones a medio y largo plazo, ayudado por la estabilidad de su moneda en el cruce con el euro.

En definitiva, seguimos confiando en la renta variable porque no vemos todavía el final del actual ciclo de crecimiento económico y esto debería afectar favorablemente a los activos de riesgos si ninguno de los sospechosos habituales agrava, con sus actuaciones, el panorama financiero. 

 
Fuente: Bloomberg

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú