Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Cómo evitar fraudes con tarjetas bancarias en tiempos de la COVID-19

Cultura de banca

12/05/2020

En un mundo online, siempre conectado, el fraude digital “nunca duerme” y para prevenirnos de él, debemos tener en cuenta dos factores determinantes: estar alerta y colaborar con nuestra entidad financiera.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Fraude tarjetas bancarias

Fraude tarjetas bancarias

Tina Peris Gómez

Directora de Operaciones de Tarjetas y Gestión de Fraude

Twitter

Linkedin

El fraude digital no es ajeno a las modas y, en tiempos de la COVID-19, también existe. Los ciberdelincuentes, como plataformas organizadas, lo saben y aprovechan la ocasión para obtener rentabilidad de nuestras circunstancias.

El fraude con tarjetas en tiempos de la COVID-19 tiene un nombre, robo de credenciales mediante phishing, en cualquiera de sus variedades. Esto no quiere decir que el fraude tradicional no exista, sino que el ciberdelincuente ha encontrado rentabilidad en la simulación de correos y mensajes haciéndose pasar por nuestra entidad financiera; pero mucho cuidado, se trata de una estafa.

El modus operandi es sencillo: recibimos un correo o mensaje que parece venir de nuestra entidad financiera explicando que nuestra cuenta se ha bloqueado por seguridad o algún engaño similar, que normalmente llevan un enlace para que cliquemos, solucionando de este modo el supuesto problema.

El objetivo es siempre el mismo: obtener nuestras credenciales para acceder al dinero de nuestras cuentas (número de tarjeta, PIN, claves de acceso…).

Sospecha de cualquier correo o mensaje que te lleve a enlaces en los que tengas que introducir datos. Tu banco jamás te los va a solicitar.

¿Y por qué esta moda del phishing en los pagos con tarjetas?

Nada es por casualidad, y desde luego que esta modalidad de phishing no la ha traído la COVID-19, sino que es anterior. Lo que pasa es que estos tiempos en que todos estamos conectados a distancia y con el comercio electrónico creciendo parecen el perfecto caldo de cultivo para explotar esta modalidad de estafa. Además, y aunque nos cueste admitirlo, seguimos siendo demasiado confiados a la hora de facilitar nuestros datos y esto es lo que debemos empezar a cambiar.

Los ciberdelincuentes van por delante de nosotros y el fraude se va moviendo según los tiempos, desde la clonación de tarjetas con banda, pasando por las compras en comercios que no utilizan protocolos de seguridad para autenticar a los clientes, llegamos a nuestros tiempos donde el phishing es el nuevo gancho y uno de los focos principales en el fraude con tarjetas.

Seguridad de las transacciones online: aplicación de SCA

Pensemos en el futuro cercano, con la entrada en vigor de SCA (Strong Customer Authentication) promovida por la Directiva Europea PSD2, en el que las compras en comercio electrónico se tendrán que realizar empleando dos factores de autenticación del titular de la tarjeta (salvo en la aplicación de algunas exenciones, donde se podrá aplicar un único factor).

Esta medida persigue incrementar la seguridad en las transacciones online y complica las posibilidades de fraude con tarjetas, acomodado en comercio online sin protocolo de seguridad (conocido como “comercio no seguro”).

Al poner trabas con la autenticación reforzada, el ciberdelincuente profesional opta por inventar formas para poder saltársela, y esta nueva forma es el robo de credenciales para suplantar la identidad. “Si tengo las claves, da igual que me autentiquen dos o más veces”, piensan, ya que se consigue suplantar al cliente titular.

No tengas miedo a comprar online

Decía al principio que “el fraude digital nunca duerme” y para prevenirnos de él tenemos dos factores determinantes: estar alerta y colaborar con nuestra entidad financiera.

Ya hemos hablado de estar alerta ante cualquier comunicación sospechosa que podamos recibir con el objetivo de obtener datos de acceso a nuestras cuentas o tarjetas; pero la segunda parte es también fundamental, esto es, la colaboración cliente/entidad financiera es sin duda el escudo protector ante estas estafas.

La notificación a tu entidad financiera cuando se estés ante un mensaje o correo sospechoso, le ayuda a identificarlos y neutralizarlos con rapidez, contribuyendo en la labor de protegerte ante este tipo de fraudes.

Aunque el fraude digital nos acecha a todos, no debemos tener miedo a comprar online. Juntos tenemos la clave para conseguir ganar la batalla a los ciberdelincuentes.

5

5 comentarios

13 de mayo de 2020 a las 22:58Alba
Hola, como puedo denunciar una operación de visa en un comercio online que ha estafado esta compra?
18 de mayo de 2020 a las 18:48Tina Peris Gómez

Buenas tardes. La denuncia la tienes que hacer desde tu oficina. También nos puedes llamar al 91 602 46 80 y por otro lado, interponer la denuncia al comercio online que te ha estafado. Saludos.

12 de mayo de 2020 a las 12:38Florentino
Buenos días, en referencia a las estafas por phishing ¿qué protocolos siguen ustedes en Bankia cuando detectan que se esta accediendo a una cuenta atraves de un enlace, para poder evitar la estafa? ¿Es inmediato el cortafuegos que emplean ustedes para que al cliente no se le pueda sacar dinero fraudulentamente de sus cuentas? Quedo a la espera de su amable respuesta, gracias.
13 de mayo de 2020 a las 16:30Tina Peris Gómez

Hola, Florentino. En primer lugar, procedemos al bloqueo del acceso a la cuenta y contactamos con el cliente para que modifique las claves de sus cuentas o tarjetas. Una vez identificado el fraude, se comunica a control y prevención de fraude de las transacciones. Reciba un saludo.

12 de mayo de 2020 a las 09:01Eva Herranz
Muy oportuno, lo más importante es divulgar y concienciar, internamente para que cada vez todos estemos más sensibilizados y por supuesto, ser capaces de transmitirlo a los usuarios

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú