Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Vídeo

¿Es el arte una buena inversión?

Cultura de banca

24/04/2017

Siempre nos llaman la atención titulares con precios astronómicos para obras de arte. Hace unas semanas, con motivo de la celebración de ARCO, la mayor feria española de arte, pudimos ver multitud de noticias curiosas y sorprendentes. Pero, ¿es una buena inversión?

El 26 de febrero cerraba sus puertas la edición 2017 de Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO), un escaparate para 200 galerías en el que aficionados, especialistas, coleccionistas y artistas compartieron espacio, descubrieron nuevos talentos y, por supuesto, compraron y vendieron obras.

Pasó ARCO, pero vendrán otras citas: Basilea (Suiza), Maastricht (Países Bajos), Colonia (Alemania), Hong-Kong (China), Londres (Reino Unido)... El calendario de las ferias internacionales no se detiene. El negocio siempre está en movimiento: sin datos oficiales, tenemos que conformarnos con los 600 millones de euros que se calcula que el arte movió en 2015 en España.

Porque, por supuesto, la compraventa de obras artísticas es un negocio. Y si cada sector económico tiene sus propias peculiaridades, este en particular es de los más complejos.  Todos nos sorprendemos cuando leemos noticias de ventas millonarias, como cuando hace un par de años se habló de los 300 millones de dólares que, supuestamente, un comprador del que no se conoce la identidad pagó por Nafea faa ipoipo (¿Cuándo te casarás?) de Gauguin.

Y cuando escuchamos estas noticias a todos nos surge la pregunta: ¿Y si yo invirtiese en arte? ¡Ay! Si ganar dinero en cualquier negocio fuese fácil todos seríamos ricos. Pero si quieres saber más sobre el tema, te dejamos algunas claves.

  • Decisión personal. Depende de la renta de la que dispongas, del conocimiento que tengas del tema y del plazo y los beneficios que quieras obtener. Tú eres quien mejor puede responder a eso.
  • Expertos. Si has decidido invertir en arte, lee mucho, aprende cuanto puedas, escucha a gente que sabe más y sigue los consejos de los expertos. Si das con una persona de confianza (el galerista que intenta vender mira por tus intereses pero también por los suyos) que te pueda orientar, atiende sus recomendaciones.
  • No es coleccionismo. Si compras porque te interesa el arte, escoge según tus gustos. Si compras como inversión piensa en la rentabilidad.
  • Largo plazo. Es un negocio en el que las prisas no son buenas consejeras. En el ámbito del arte los tiempos son más largos que en otros: Gauguin pintó la citada obra en 1892.
  • El valor. ¿Qué hace valiosa una obra? El reconocimiento del autor; su dificultad técnica; el propio tamaño del cuadro; su valor icónico; la corriente artística en la que se encuadra; el reconocimiento de los críticos y el mundo académico, e incluso que los medios de comunicación hablen o no de ella. De todos estos y muchos otros factores depende el valor de una obra y por eso este es un mercado tan difícil.
  • Perder y ganar. En el mercado del arte se gana dinero y, a veces, también se pierde. La existencia de riesgo es la única ley válida para todas las inversiones. Y hay que ser consciente de ello para reponerse, y aprender, de las compras erróneas para acertar la siguiente vez.

1

1 comentario

25 de abril de 2017 a las 16:26Raquel
La inversión en artes plásticas se está consolidando como una nueva forma de rentabilidad y están surgiendo cada día con más fuerza Fondos de Inversión que se especializan en esta materia. Existen también los correspondientes índices para este Mercado como son el Artnet o el índice Mei Moses que sirven de referencia para los inversores aunque no están exentos de polémica. Cada vez los Estados tratan con mayor interés el arte en todas sus formas ya sea desde adquisiciones para los museos como protegiendo edificios. Tal es el caso reciente de la declaración de Bien de Interés Cultural por parte de la Comunidad de Madrid, del edificio construido por Sáenz de Oiza en el paseo de la Castellana. Obra de proporciones clásicas y con unos materiales que dotan a la torre de una singular belleza. Con tan solo 36 años de vida la han elevado a la categoría de monumento. Y en su restauración indica el arquitecto, se han fabricado tornillos de cobre como los originales para sujetar el acero corten. Un gran acierto. Felicitaciones a los restauradores por esta sensibilidad.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú