Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Infografía

En la senda de Tilos

Cultura de banca

31/08/2016

Una pequeña isla griega, Tilos, se convertirá a medio plazo en la primera del Mediterráneo abastecida únicamente por energía renovable. Este tipo de electricidad está a punto de dar un salto en eficiencia que abaratará su coste. Su madurez cambiará nuestras sociedades.

Hace unas semanas se publicaba el plan aprobado para la pequeña isla griega de Tilos, un paraje natural de gran valor ecológico, destino para multitud de aves migratorias y hogar de medio millar de habitantes que reciben su suministro de electricidad mediante un cable submarino. Pero eso es justo lo que va a cambiar cuando, gracias a la financiación de la UE, Tilos se convierta en la primera isla del Mediterráneo alimentada únicamente por energías renovables.

Horizonte Tilos, que es como se llama este plan, se basa principalmente en el gran problema sin resolver de las energías renovables: ¿Cómo evitar que se pierda la electricidad en los picos de generación? ¿Cómo almacenar de forma eficiente y barata la electricidad necesaria para los picos de consumo?

La respuesta en este caso está en el almacenamiento mediante una batería de sodio, alimentada por los generadores eólicos y las placas fotovoltaicas que se instalarán en la isla. La otra pata del proyecto se asienta en conocer y optimizar el consumo eléctrico de los hogares para planificar el nivel de carga que será necesario en cada momento.

El caso de Tilos es apenas un prototipo, uno de esos experimentos que pretenden demostrar que el autoabastecimiento con energías renovables es viable a pequeña escala. Y que proporciona respuestas útiles para trasladarlo a modelos mucho mayores y más complejos. La fase de madurez de las energías renovables está mucho más cerca y puede cambiarlo todo.

Energía a mitad de precio

La Agencia Internacional de la Energía Renovable calculaba, en un reciente informe, que los costes de producción eléctrica mediante estas tecnologías podrían reducirse notablemente: un 59% en la fotovoltaica, un 43% en la termosolar, un 35% en la eólica marítima y un 26% en la eólica terrestre.

Este cambio se sustenta en la madurez de las técnicas que se están desarrollando actualmente: los costes de inversión son cada vez menores y la capacidad de producción crece. Pero además, las empresas del sector de las energías renovables siguen peleando por crear sistemas más baratos y eficientes con los que adelantarse a la competencia y ganar cuota de mercado. Todo ello es lo que daría como resultado ese escenario en el año 2025.

Es decir, que en una década, la energía verde habrá dejado de ser una opción de futuro para convertirse en el abastecimiento eléctrico más barato del presente. Y eso tendrá sus consecuencias en toda la sociedad. Por ejemplo, cuando se plantea el futuro del coche eléctrico se hace considerando que el cambio del modelo de movilidad estará acompañado de un cambio de modelo energético.

Una electricidad renovable mucho más barata supondrá también un incentivo en su desarrollo y adopción. Y todo el planeta se parecerá un poco más a Tilos.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú