Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

El tiempo como mejor aliado de la economía

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo Tiempo

Tiempo

Publicado el 08 de abril de 2018 a las 07:00 por Winston Manrique Sabogal

El tiempo lo toca todo, lo moldea todo. Incluso la economía como la conocemos hoy es hija suya. Aunque el tiempo es un concepto abstracto, su organización en unidades de tiempo no solo ha impulsado el desarrollo de la humanidad, sino que ha delineado su destino, sobre todo en los últimos dos siglos.

¿Cómo, cuándo y por qué tiempo, economía y trabajo se hicieron aliados o socios impensables y ahora indisociables? Rüdiger Safranski lo cuenta en un libro que es una clase magistral: Tiempo. La dimensión temporal y el arte de vivir (Tusquets). La obra del filósofo alemán recuerda el recorrido, percepción e influencia del tiempo a lo largo de la vida en sus diferentes apartados, pero en todos ellos está presente su influencia en la economía y de lo que de ella deriva. 

Si antes la humanidad se regía por la luz solar y los ciclos de la Tierra, es a partir del siglo XIX cuando la vida cambia. Se habla sobre todo de la Revolución Industrial, por supuesto, y de las dos grandes corrientes económicas, capitalismo y socialismo-comunismo, claro que sí. Pero detrás de estos dos grandes sistemas político-económicos y sociales está el Tiempo, su administración, su gestión, su organización. Y hay un momento clave: cuando se decidió unificar la hora para los trenes, sincronizar sus salidas y llegadas e Inglaterra introdujo el Tiempo Medio de Greenwich, GMT.

Esa gestión del tiempo en el apogeo de la Era Industrial facilitó la producción en serie, el desarrollo de un sistema económico en la búsqueda de un mayor rendimiento empresarial. Cada máquina está hecha para hacer su producto en determinadas unidades de tiempo, lo que significa que el empresario sabe qué beneficio puede obtener de ella y en función de esto desarrolla su empresa. Incluso el tiempo que tarda el tren o cualquier otro medio de transporte en llevar una mercancía cuenta en las cuentas de una empresa.

En la economía y sus alrededores todo está cronometrado. El tiempo modela la empresa, desde las horas de un empleado y su cálculo de productividad hasta una máquina de la cual se sabe con precisión lo que aporta.

Incluso el cambio de hora que se hace en Europa en primavera y otoño es para rentabilizar más el tiempo. Porque en la economía el tiempo sí es oro.

El tiempo marca el ritmo de la economía, de los negocios.

En esta clase magistral de Safranski sus palabras no solo analizan el pasado del manejo del tiempo, sino que lo más interesante es cómo en este presente ese tiempo, que es uno solo por siempre y para siempre, se manipula para acelerarlo y hacerlo más rentable, productivo.

El tiempo es sobre todo futuro, viene a decir Safranski. Uno de los lemas más éxitos que ha cambiado la mentalidad del ser humano y concepción de su vida es que mientras antes se ahorraba como pilar esencial, hoy la cuestión es el crédito: cómprelo hoy y páguelo después. "La actividad económica también es siempre una transacción con el tiempo", afirma el filósofo alemán.

Otra idea clara es: "La escasez de tiempo que se presenta en sistemas de acción tiene como consecuencia la cosificación del tiempo, hasta su transformación en mercancía".

De ahí que cobre vigencia la fórmula de Paul Virilio de que estamos "parados con velocidad vertiginosa". El debate cultural será, o es, según Peter Glotz, citado por Safranski, "entre los aceleradores del capitalismo digital y los desaceleradores".

Es decir: ganar tiempo para vivir o dejarse arrastrar por el torbellino de la ganancia, de la cosificación del tiempo y su mercantilización a extremos inhumanos. Porque como dice Safranski: "Intentando triunfar sobre el tiempo, caemos por completo bajo su dominio". Solo el tiempo lo dirá.

Bonus Literario

Mareas del mar, coordinada por Luis Antonio de Villena (Visor Libros)

En un momento en que el tiempo parece acelerado nada mejor que contrarrestarlo con la poesía. Con la celebración y disfrute del tiempo de manera amistosa y enriquecedora a través de las palabras. Mareas del mar puede ser una obra balsámica, no solo por su título que ya adentra al lector en otro tiempo, sino porque sus páginas guardan parte de lo mejor de la poesía en español de los últimos treinta años. La que ha galardonado el Premio Loewe de Poesía, tanto en poetas conocidos como de aquellas voces jóvenes. Desde aquel 1988 cuando lo obtuvo Juan Luis Panero con Galería de Fantasmas, hasta Ben Clark que lo recogió este 14 de marzo de 2018 por La policía celeste, y Luciana Reif, en Creación Joven, por Un hogar fuera de mí.

Winston Manrique Sabogal es periodista y director-fundador de la revista literaria WMagazin.com

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Política de protección de datos

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicará lo/s comentario/s. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación y oposición que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "LOPD-derechos ARCO".

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú