Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

El padre de la IA, protagonista de los nuevos billetes de 50 libras

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo El padre de la IA, protagonista de los nuevos billetes de 50 libras

El padre de la IA, protagonista de los nuevos billetes de 50 libras

Publicado el 08 de octubre de 2019 a las 07:00 por Bankia

A finales de 2021, el Banco de Inglaterra pondrá en circulación los nuevos billetes de 50 libras que llevarán la imagen de Alan Turing, considerado como uno de los padres de la Inteligencia Artificial (IA) y célebre, entre otras cosas, por descifrar algunos códigos nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El hecho de que Turing aparezca en los billetes de 50 libras se debe a una votación popular, así que fueron los propios ciudadanos británicos los que eligieron su figura para ilustrar el nuevo diseño de billete. La consulta, lanzada en 2018, registró 227.299 votos y se centró en personajes relacionados con el ámbito científico, informa Efe. De los 989 "candidatos eligibles" para ser homenajeados, se seleccionaron 12 personajes de los que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, eligió a Turing. La lista final incluía nombres como Ada Lovelace, también matemática y pionera de la programación, o el astrofísico Stephen Hawking.

En palabras de Carney, Turing "fue un destacado matemático cuyo trabajo tuvo un enorme impacto en cómo vivimos". "Como padre de la ciencia informática y la inteligencia artificial, así como héroe de guerra, las aportaciones de Alan Turing fueron extensas e innovadoras. Es un gigante en cuyos hombros ahora muchos se apoyan", añadió.

Turing y el código Enigma

Alan Mathison Turing nació en Londres en 1912. Desde pequeño mostró unas capacidades asombrosas: sus padres aseguraban que había aprendido a leer solo en 3 semanas. Sus profesores también descubrieron rápidamente las extraordinarias aptitudes del joven Turing. Mostró interés por las ciencias (montó un laboratorio casero en su casa a la edad de 8 años y a los 15 ya leía y entendía la obra de Einstein) y por las actividades físicas.

En 1931 ingresó en el King's College de Cambridge. Tras su graduación, se trasladó entre 1937 y 1938 a la Universidad estadounidense de Princeton. En aquellos años trabajó en lo que hoy llamamos Problema de Decisión, que determina qué es computable (qué se puede resolver a través de un algoritmo) y qué no.

De ahí surgió el Halting Problem: no se puede saber de antemano si un problema se puede solucionar a través de un algoritmo. Para resolver estos conflictos creó la Máquina de Turing, capaz de determinar si un proceso definido puede solucionar un problema matemático. Y para dar respuesta a problemas que no podía solucionarse con algoritmo ideó la Máquina Oracle. Estos dos modelos son la base de la Inteligencia Artificial como la conocemos ahora.

En 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial y los servicios secretos británicos reclutan a Turing. Desde Bletchley Park, una mansión victoriana convertida en el cuartel de los servicios de descrifrado, Turing trabajó para descubrir el sistema de codificación en morse que utilizaban los alemanes. Este sistema de cifrado, llamado Enigma, fue creado por Arthur Scherbius en 1918. Tenía la apariencia de una máquina de escribir pero incorporaba rotores internos que generaban 10.000 billones de configuraciones distintas.

El equipo de Turing, a través de soluciones matemáticas, consiguió llegar entender parte de la dinámica de Enigma, pero no conseguía descifrar los mensajes de los alemanes. Turing planteó diseñar una máquina, Bombe, que podía detectar la alineación de los rotores de la Enigma por medio de deducciones lógicas respecto a cada combinación.

Otras de las aportaciones de Turing están relacionadas con la propia programación. Por ejemplo, diseñó la Automatic Computer Engine (Motor de Computación Automática o ACE), una máquina capaz de ejecutar cálculos, desentrañar códigos e incluso echar una partida de ajedrez. Nunca se llegó a terminar su prototipo, pero sus investigaciones y diseños se tuvieron muy en cuenta en posteriores prototipos. Como responsable del laboratorio de computación de la Universidad de Manchester, desarrollando el software de las primeras computadoras y diseñó el MADAM (o Manchester Mark I), un modelo de computadora más avanzado que el ACE.

Asimismo, realizó valiosas investigaciones en los ámbitos de la cibernética y la biología matemática.

Máquina o humano

Seguro que más de una vez ha tenido que resolver alguna pequeña prueba para demostrar a una app o web que eres ‘humano'. Son los famosos CAPTCHA, que te piden que completes una imagen, reconozcas unas letras o números. Pues este tipo de pruebas está basado en el Test de Turing.

Turing ya estaba investigando sobre Inteligencia Artificial cuando acabó la Segunda Guerra Mundial.  En 1947, durante un año sabático, terminó un ensayo sobre esta disciplina, aunque nunca se llegó a publicar. En 1950 publicó ‘Computer Machine and intelligence', el ensayo en que se planteaba si las máquinas podían llegar a pensar por sí mismas como los humanos. Para comprobarlo proponía el modelo del Test de Turing, cuyo objetivo es poder identificar si una máquina "siente", si es capaz de pensar por sí misma. La idea de Turing era descartar la creación de una máquina con mente de adulto y sustituirla por una máquina con una mente de niño capaz de aprender a través de los mismos mecanismos que un crío. Es lo que hoy llamamos machine learning.

En el Test de Turing, la máquina tiene que ser capaz de hacerse pasar por un humano a través de respuestas a preguntas formuladas por humanos. Si has visto la película ‘Blade Runner', recordarás una prueba inspirada en este modelo para delatar a los replicantes (test Voight-Kampff). Y de la misma manera, el test CAPTCHA consigue identificarte como humano o máquina para permitirte el acceso.

2 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

2 comentarios

28 de octubre de 2019 a las 15:04Felipe Heredia de Haro
Más Humano que los Humanos. Excelente introducción a la figura de Alan Turing, cuyo mérito va más allá de la criptografía, la IA y el famoso test. Como sabe cualquier estudiante de ciencias de la computación, cualquier ordenador actual es una versión de su constructo teórico, las "máquinas de Turing". Esta es una parte esencial de su legado que, por alguna razón, no se suele mencionar tanto. Por otra parte, no habría pasado nada si se hubiera incluido una pequeña nota biográfica explicando por qué Turing no recibió en vida el reconocimiento que merecían sus logros, sino más bien todo lo contrario.
08 de octubre de 2019 a las 22:30Carlos Fernández-Pacheco
Su historia fue llevada al cine, de forma excelente según mi opinión, en la película: The Imitation Game (Descifrando Enigma), la cual recomiendo a todas luces. La pena es como terminó...
Cerrar menú