Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

El origen de la hucha con forma de cerdito

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo La historia de la hucha de cerdito

La historia de la hucha de cerdito

Publicado el 02 de octubre de 2019 a las 07:00 por Bankia

Pocas cosas existen más simbólicas que una hucha con forma de cerdo. Cerdito, chanchito, alcancía o huaca son solo algunos de los distintos nombres que recibe en todo el mundo.

Su origen es fiel reflejo de lo que ha significado el cerdo como animal en distintas culturas, considerado símbolo de prosperidad, abundancia y fortuna. Curiosamente, hay varias teorías que explican la relación entre estos animales y el ahorro.

Del cerdo hasta los andares

En el Medievo cristiano, la familia que poseía un cerdo tenía buena parte de su futuro resuelto. Siendo así, no es de extrañar que la figura de este animal haya llegado hasta nuestros días como representación de bonanza.

Históricamente en España la simbología del cerdo, o lo que es lo mismo, romper la hucha, se asociaba a la ceremonia de matar al animal que se ha ido engordando durante todo un año para, tras la matanza, tener comida para el invierno. Prosperidad, ahorro y alimento.

Del piggy jar al piggy bank

En la Inglaterra del siglo XV los anglosajones usaban una arcilla anaranjada para fabricar artículos de cocina a la que llamaban pygg, que en inglés se escribe y suena de modo muy parecido a la palabra cerdo (pig). Las ollas, jarras, envases y todo tipo de utensilios que fabricaban servían además para guardar monedas, de modo que la propia evolución, y la creatividad de los ceramistas, convirtieron el juego de palabras en una alegoría que relacionaba el ahorro con la riqueza y la abundancia.

Jabalí, gato o sapo

En el Lejano Oriente el concepto de ahorro representado en forma de animal no se relaciona con el cerdo, sino con el jabalí (el celeng), que incluso es utilizado como símbolo por algunas entidades bancarias indonesias. También hay otras figuras de animales vinculadas con la fortuna, como el Chan Chu (el sapo del dinero) o el gato amarillo japonés de la fortuna, Maneki Neko.

Huchas con forma de templo

El mundo clásico también nos ha dejado una forma especial de hucha. En la colonia griega de Priene, en Asia Menor, se ha hallado la hucha más antigua de Occidente, que data del siglo II, y tiene forma de templo. La hendidura, en este caso, se encuentra en el frontón de la fachada. Aquí podrás ver un ejemplo de unas de estas huchas.

2 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

2 comentarios

02 de octubre de 2019 a las 11:39Antonio Ramón Yudici Rosell
Leo y archivo muchos de todos los blogs de Bankia, dado que fui durante muchos años, empleado de La Caja de Ahorros de Valencia. Pienso que al relacionar los tipos de huchas, han olvidado, el típico bote redondo, con la ranura en la parte o cara superior (es mucho más moderno, pero por su precio, creo que desplazará al resto). Tiene sus ventajas y desventajas, pero desde luego, no se rompe al caerse al suelo sin querer, hay de varios tamaños y necesita un abrelatas para abrirlo.
08 de octubre de 2019 a las 10:43Bankia

Muchas gracias por tu comentario Antonio. Sigue leyendo nuestro blog.

Cerrar menú