Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

El despegue de la industria de los drones

Cultura de banca

10/10/2017

Quién nos iba a decir que una máquina inventada durante la Primera Guerra Mundial diseñada para uso exclusivamente militar iba a permitir el desarrollo de una industria sostenible y el impulso de otras muchas al aportar eficiencia y ahorro de costes.

El despegue de los drones

El despegue de los drones

Hablamos de los vehículos autónomos no tripulados, más conocidos como drones, cuya evolución está contribuyendo a la creación de empresas y puestos de trabajo. Tal es así que Goldman Sachs estima que el mercado de los drones comerciales puede generar oportunidades de negocio por valor de 100.000 millones de dólares (84.000 millones de euros) en 2020.

El primer uso comercial de los drones se llevó a cabo en Japón en 1980, cuando fueron utilizados como ayuda adicional a los helicópteros para esparcir pesticida en un campo de arroz. Hoy día están presentes en los sectores de infraestructuras, transporte, seguros, entretenimiento y medios, telecomunicaciones, agricultura, seguridad y minería.

Viendo esta expansión no es de extrañar que SESAR, en su estudio ‘European Drones Outlook Study', apunte que los drones comerciales alcanzarán una flota de 200.000 unidades en Europa en 2025, una cifra que se doblará en 2050. Solo los de uso lúdico conformarán una flota de 7 millones en 2050.

Esta positiva evolución ha permitido a la Unión Europea calcular la creación de 100.000 nuevos empleos y augurar un impacto de 10.000 millones de euros anuales en 2035, cantidad que se elevaría hasta los 15.000 millones en 2050.

El estudio de SESAR destaca que Europa quiere jugar un papel importante en la futura industria de los drones, teniendo en cuenta que China y Estados Unidos están tocando fondo. Para ello, ve necesario invertir unos 200 millones de euros en los próximos cinco o diez años en I+D.

Pymes y autónomos dominan el negocio en España

La primera edición del Barómetro del Sector de los Drones en España, elaborado por la plataforma de información en torno a la aviación tripulada por control remoto Todrone, hace una radiografía del sector en España, donde la industria está dominada por pequeñas empresas con pocos años de vida y autónomos.

De hecho, el 75% de los operadores de drones llevan en el mercado menos de tres años y uno de cada tres no ha llegado a cumplir el año de actividad.

"Es un mercado extremadamente fragmentado y volátil, de fuerte crecimiento en número de operadores y aún muy inmaduro en el que posiblemente veamos consolidación de los players en el medio plazo para buscar volumen y poder hacer frente a proyectos de mayor envergadura", destacan los autores del informe.

Del total de las empresas dedicadas a esta industria en España, el 40% de los operadores ofrece cobertura en todo el territorio nacional, mientras que el 60% restante se limita al ámbito regional o autonómico.

La facturación anual del 78% de las compañías que se dedican al negocio de los drones es inferior a los 50.000 euros, aunque existe un 2,4% que factura más de 5 millones de euros.

Problemas para acceder a la financiación

Al igual que sucede en otros sectores, el acceso a la financiación es uno de los principales obstáculos que estas empresas están encontrando para desarrollarse de manera adecuada en nuestro país, ya que la financiación pública alcanza a apenas un 19% de las compañías y la privada a un 17% de ellas. El capital riesgo todavía no tiene una presencia relevante en este ámbito.

Otra de las piedras que estas compañías están encontrando en su camino es la cuestión regulatoria y se mantienen a la espera de que el Gobierno apruebe un nuevo texto aclarando algunos detalles. Por el momento, esto es lo que pueden y no pueden hacer los operadores de drones.

El uso audiovisual, el más extendido

Pese a todo, estas pequeñas empresas están trabajando por hacerse fuertes en sectores como el audiovisual, las infraestructuras y minería, la agricultura y el medio ambiente, la seguridad y defensa, la formación, los seguros, el transporte, la logística y la industria.

¿Y el futuro? El futuro pasa por una mayor presencia de los operadores españoles en los mercados internacionales, donde quizá haya más oportunidades de negocio, además de por explotar los usos en infraestructuras y agricultura.

A finales del mes de agosto de 2017, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea contabilizaba un total de 2.513 operadores de aeronaves RPA en España, una cifra que va en aumento y que da muestra del interés por el sector.

Algunos caso de éxito 

Empresas ya consolidadas como Endesa y Correos han incorporado los drones a su trabajo diario para desempeñar diversas tareas, en ambos casos con éxito.

En 2015, Correos aprovechó las características de estos aparatos para llevar cartas y paquetes a aquellas zonas con dificultad de acceso. Así se podrían sortear los obstáculos que provocan, por ejemplo, las nevadas de invierno y que dejan a algunos pueblos incomunicados.

Ese mismo año, Endesa desplegó 14 drones para revisar las líneas eléctricas en España y comenzó a formar pilotos para estos aparatos. El uso de este dispositivo ha permitido a la compañía agilizar las inspecciones, además de dar seguridad a los trabajadores que las realizan.

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú