Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

La metamorfosis de los negocios para sobrevivir a la COVID-19

Cultura de banca

12/01/2021

Las discotecas que ofrecen comida no son las únicas que se han reinventado para sobrevivir a la crisis de la COVID. Te contamos cómo se están transformando los negocios.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Cenar en una discoteca y conciertos de rock en teatros

Cenar en una discoteca y conciertos de rock en teatros

Durante los momentos más duros de la pandemia, nos llegaron noticias, que en aquel entonces pudieron parecernos poco más que anecdóticas, de empresas que se estaban dedicando a una producción que no era la propia. Fue el caso de destilerías, que arrimaron el hombro para ayudar en la rotura de stock de etanol y geles hidroalcohólicos, o de empresas textiles que fabricaron mascarillas y equipos de protección individual y hasta se convirtieron en mensajería para importar materiales.

Pero los meses han ido pasando y algunos sectores han resultado tan castigados por la pandemia que no han podido apenas reanudar sus actividades. Entre ellos, el turismo y la hostelería, que a finales de octubre registraba un 65% de los establecimientos cerrados. Cifras en aumento debido a las restricciones en las comunidades autónomas en función de las necesidades para frenar la curva de contagios.

De este modo, y ante la imposibilidad de trazar un plan a corto ni a largo plazo, algunos hoteles, por ejemplo, se están reinventando. Los llaman "hoteles híbridos" y aprovechan el aumento del teletrabajo y la incomodidad que muchos españoles han encontrado en sus hogares para poder llevar a cabo sus tareas profesionales.

¿Cómo? Se transforman en espacios de coworking, o lo que es lo mismo, ambientes laborales compartidos para aquellas personas que no disponen de una oficina propia. Así, ciertos hoteles están transformando sus habitaciones en oficinas compartidas o individuales, y su mayor diferencia estriba en que la duración de sus alquileres suele ser más flexibles e inferior respecto a los coworking al uso, tratándose de días en lugar de semanas o meses.

En concreto, Canarias parece estar viviendo un verdadero boom: su situación positiva en lo que concierne al coronavirus por los bajos contagios, en conjunto con un clima seductor, están atrayendo a muchos teletrabajadores a trasladarse allí. Tanto que, según reporta 20minutos, el Gobierno canario habría puesto en marcha un plan para reclutar unas 30.000 personas para hacer frente a este nuevo flujo de turismo laboral.

Por su parte, los alojamientos más pequeños, como los hostales o los hoteles boutique, que no disponen de la infraestructura apta para el coworking, también han encontrado su alternativa y se lanzan a alquilar sus habitaciones como viviendas.

Pero los hoteles no son los únicos. El sector de la restauración y del ocio nocturno también le ha dado una vuelta a su modelo de negocio.

En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, para darles un poco de oxígeno a los bares de copas y a las discotecas, se aprobó el pasado 15 de octubre una medida extraordinaria que permitía a estos establecimientos servir comida.

Así, tanto los locales con cocina propia como los que no disponen de ella pueden ofrecer un cóctel en horarios más tempranos, para, por un lado, aliviar la presión de este sector y, por otro, -salvando las distancias-, satisfacer la necesidad del consumidor de disfrutar de un local donde prime la música.

El espectáculo es otro de los grandes castigados por esta pandemia y estamos viendo cómo los teatros se reconvierten en salas de conciertos. Eso sí, el uso de la mascarilla es obligatorio durante toda la función y por esa razón no se puede consumir dentro del recinto.

Y siempre en el ámbito de la restauración, algunos locales, cuyo aforo per se limitado no le permite ser económicamente sostenible con las restricciones vigentes y a causa de la bajada del consumo, han optado por primera vez por ofrecer servicio a domicilio.

Pero también hay casos más drásticos, como los que recoge El Mundo en este artículo, en el que cuenta cómo un empresario que se dedicaba a la publicidad en puntos de venta tuvo que redirigir su actividad hacia la producción de mamparas protectoras. O el de una empresa de eventos que, al ver su actividad completamente paralizada, aprovechó su taller de carpintería, cerrajería y pintura para producir termómetros, nebulizadores de ozono y hasta arcos de desinfección.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú