Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

La economía detrás del mercado del diamante

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo Diamantes

Diamantes

Publicado el 02 de mayo de 2019 a las 07:00 por Bankia

El diamante es la materia prima más cotizada del mundo. Sus orígenes se han visto empañados por las malas prácticas de recogida y venta, los conocidos como ‘diamantes de sangre’. Para evitar su proliferación, la ONU desarrolló el Proceso Kimberley mediante el cual los consumidores tienen la garantía de que el diamante que adquieren no proviene de zonas en conflicto bélico.

El Proceso Kimberley, además de garantizar la calidad y legalidad de los diamantes, promueve la transparencia financiera, acerca los mineros artesanales a los inversores y compradores, fomenta la seguridad y la salud de los trabajadores y disminuye los impactos en el medioambiente.

Amberes, la ciudad del diamante

En el distrito Diamond Square Mile, de un kilómetro cuadrado de extensión, se esconden 1.700 empresas dedicadas en exclusiva a los diamantes.

Este negocio tan protegido y querido en la región mueve al año más de 40.000 millones de euros y 200 millones de quilates. Los diamantes, desde brutos hasta pulidos, suponen el 8% de las exportaciones de Bélgica.

Debido a la cantidad de dinero que se mueve en las calles de Diamond Square Mile, la seguridad es algo que no pasa por alto. Los compradores o curiosos solo pueden acceder a pie y una vez allí, los policías, militares, barreras, sistemas infrarrojos y cámaras de seguridad, custodian cada uno de los rincones del barrio más brillante del mundo. Y es que no es para menos, ya que el 85% de los diamantes en bruto y la mitad de los pulidos, descansan en los 1.700 negocios del distrito.

Amberes fue una de las primeras ciudades en implantar el Proceso Kimberley. En el barrio de los diamantes se encuentra la Oficina de Diamantes, las aduanas que regulan su entrada y salida de las fronteras de Diamond Square Mile. Por su funcionamiento y buenas prácticas se considera un ejemplo para el resto de países, que consideran a Amberes el centro de diamantes más puro del mundo.

La calidad de un diamante se representa en sus cuatro ces, por su nomenclatura en inglés: carat (peso o quilates), colour (color), clarity (pureza) y cut (talla). El Ayuntamiento de Amberes incluye una nueva ‘c': la de confianza.

Diamantes sintéticos  

A los diamantes naturales les ha salido un competidor: el diamante sintético. No es algo actual, sino que desde 1954 se empezó a crear el mineral de manera artificial, como indica el IGE. De Beers, la compañía vendedora de diamantes más grande del mundo, ya incluye en su catálogo los diamantes sintéticos.

Su calidad ha alcanzado niveles tan altos que incluso a los expertos les cuesta diferenciarlos de los que crecen en las profundidades de la tierra. Además, China se ha subido a este tren y se estima que su producción se mueve entre los 160.000 y los 200.000 quilates de diamante con calidad de gema al mes.

Morgan Stanley ha estipulado que para 2020 la venta de los diamantes sintéticos va a suponer desde un 7,5 a un 15% de las ventas globales, por lo que podrían cambiar el mercado.

La Unión Europea y la legalidad de los minerales

Más allá de los diamantes, existen otros minerales que también se someten la recolección ilegal. Por ello, la Unión Europea ha desarrollado el Reglamento de minerales conflictivos que entrará en vigor el 1 de enero de 2021. Sin embargo, esta ley solo regula el comercio de estaño, tántalo, tungsteno y oro.

La UE solo cubre estos cuatro minerales, ya que son los que con mayor frecuencia están asociados a los conflictos bélicos y abusos de los derechos humanos. Esta regulación solo se aplica a las empresas con sede en la Unión Europea, que han de informar del lugar de extracción, así como de las empresas con las que trabajan. De esta manera, la UE se asegura que los negocios que no forman parte de ella también cumplen las leyes para obtener los minerales de manera legal y que esas organizaciones no financian zonas de conflicto bélico.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú