Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

El ADN de la economía en los cambios de la humanidad

Cultura de banca

15/07/2018

La espiral de cambios de la humanidad aumenta de manera vertiginosa. Y esos cambios crecen en la medida en que hay más intercambio cultural. A su vez, los cambios que ha vivido la humanidad a lo largo de su historia llevan implícito pulsiones o estrategias económicas. ¿O acaso son los cambios económicos los que propician el cambio cultural?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cambios en la humanidad

Cambios en la humanidad

Winston Manrique Sabogal

Periodista y director-fundador de WMagazín

Twitter

Cultura y economía como dos caras de una misma moneda. "La cultura como la transmisión de conductas adquiridas" que modelan la evolución de la humanidad jalonada, en parte, por la economía.

Ese es uno de los viajes a través del tiempo que propone Felipe Fernández-Armesto (Londres, 1950) en Un pie en el río. Sobre el cambio y los límites de la evolución (Turner). La Historia con sus hitos que tienen en su ADN motivaciones económicas. Sea de manera individual, colectiva o como sistema ordenado y planificado.

Sobre todo desde que el ser humano deja el nomadismo y decide asentarse y cultivar y criar animales, ser autosostenible y reducir el riesgo y amenaza sobre su vida de cazador. Luego se fortalecerá el trueque y demás formas de evolucionar que ya no pararán hasta llegar a un siglo XXI de "ansiedad irracional donde el consumismo se ha convertido en una amenaza", según Fernández-Armesto, ensayista e historiador de la Universidad de Oxford y hoy profesor en la Universidad de Notre Dame, de Estados Unidos.

Un pie en el río parte de la pregunta ¿por qué la cultura humana cambia tanto de un país a otro, y por qué evoluciona a ritmo frenético? Es el ansia de progreso, y como decía Herbert Spencer, recuperado en este ensayo, "el progreso consiste, básicamente, en transformar lo homogéneo en heterogéneo".

La imaginación, más cotizada que la inteligencia

Es aquí donde, afirma Fernández-Armesto, entra la que para él es la principal cualidad y diferencia del ser humano: la imaginación. Más cotizada que la inteligencia, el lenguaje y los sentimientos. Crea mecanismos de supervivencia.

Ahí está, recuerda el ensayo, Eurasia que durante tantos siglos fue, y aún es, cruce de caminos culturales y económicos. Eje comercial, básicamente, que unía mundos y que dio como origen al mundo occidental.

Un ejemplo más reciente es el fenómeno de Donald Trump en cuyas raíces está la economía. Sobre el presente del mundo, el historiador inglés escribe: "La economía se tambalea peligrosamente entre tantas crisis mal resueltas. En general, sin embargo, aunque estas presiones puedan generar un gran desequilibrio psicológico en todo el mundo y contribuyan a las neurosis y psicosis de la vida moderna, creo que es justo decir que las economías suelen ser sorprendentemente resistentes".

Fernández-Armesto mira también a la sociedad con una teoría inquietante: "El crecimiento sin freno de la población mundial, que no se vio afectado ni por las guerras, aumentó la presión sobre los recursos naturales. Sin embargo, más aún que el crecimiento de la población, fue la espiral de deseo -el consumismo, la lujuria de la abundancia, la impaciencia por disfrutar de los beneficios del crecimiento económico- lo que hizo que la gente explotara el planeta con una crueldad cada vez mayor".

Esta es la travesía necesaria por nuestra historia que propone Un pie en el río para comprender las pisadas que han traído a la humanidad hasta aquí.

  Bonus Literario

 Las llamas, de Pere Gimferrer. Colección Vandalia de Fundación José Manuel Lara.

"Es el amor nuestra única fábula: como la oscuridad, nos transfigura". Este verso de Pere Gimferrer muestra la honda belleza de su reciente poemario dedicado al amor. Es un Gimferrer en estado de gracia en 22 poemas que danzan alrededor del sentimiento amoroso, aunque en su aspiración haya dolor. Amor, tiempo y muerte conforman la trinidad de este libro, tres conceptos en apariencia distintos, pero hijos de un mismo padre-madre: el recuerdo, la memoria. "En el derrumbamiento de la luz / hay un último rostro carmesí / que no se borrará con la estampida: / la careta de fuego del amor".

Winston Manrique Sabogal es periodista y director-fundador de la revista literaria WMagazin.com

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú