Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Por cuánto dejarías de usar tu cuenta de Facebook?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Leer más tarde Artículo Facebook

Facebook

Publicado el 04 de marzo de 2019 a las 07:00 por Bankia

Actualizar tu estado, dar me gusta a las publicaciones de tus amigos o compartir vídeos en tu muro, son algunas de las opciones que tienen enganchados a millones de usuarios en Facebook. Pero, ¿por cuánto dejarías de usar tu cuenta de Facebook? Los participantes en un experimento social, realizado en EEUU, han llegado a pedir hasta 1.139 dólares, unos 994 euros. Sorprendente, pero cierto.

Es innegable el protagonismo que han adquirido las redes sociales en nuestras vidas con el paso de los años. Aplicaciones como Instagram, Twitter o Facebook - siendo esta última, según métricas de We Are Social y Hootsuite en 2018, la red social con más número de usuarios (2,17 billones activos al mes) - forman parte de nuestra rutina y seguramente no seríamos capaces de renunciar a ellas, pero ¿y si hay dinero a cambio?.

Recientemente, un estudio, realizado por investigadores de centros universitarios estadounidenses como Kenyon College, Michigan State University o Tufts University, ha determinado mediante un sistema de puja por cuánto dinero dejarían los usuarios de usar su perfil en la red social de Zuckerberg.

Dicho estudio consistió en la realización de una serie de experimentos entre 133 estudiantes universitarios del centro de EEUU y 138 adultos estudiantes de otra universidad, también americana. Los más jóvenes reclamaban una media de 2.016 dólares (1.812 euros) por renunciar al uso de Facebbok; mientras que los adultos pedían 1.139 dólares (994 euros). La explicación de estas cifras variaba en función de la frecuencia de uso, de manera que el valor atribuido a su perfil dependía más de un aspecto emocional que económico.

Estos resultados son aún más sorprendentes después del "año horribilis" que ha sufrido Facebook a consecuencia de los escándalos rusos, las pérdidas de datos o la falta de cuidado de la privacidad de sus usuarios ha sorprendido realmente esta cifra, ya que demuestra la magnitud de seguidores que posee la red a pesar de los acontecimientos.

Pero, ¿por qué no dejamos de usar Facebook?

"La gente duda en dejar las redes sociales por varias razones. Y es que son una manera de sentirse conectado con la comunidad y de sentir el apoyo y la validación de compañeros", explica la doctora Neha Chaudhary -psiquiatra de niños y adolescentes en el Massachusetts General Hospital y en el Harvard Medical School - al diario La Vanguardia.

Mantener este tipo de interacciones puede llegar a convertirse en un hábito y formar parte de nuestra rutina diaria. Otro de los motivos que mantiene conectados a los usuarios a Facebook es la opción de consulta. Alrededor de las cientos de páginas que crean y comparten los usuarios, se crea una comunidad que comparte los mismos gustos, aficiones, dudas o preocupaciones. Una madre primeriza explica que ha encontrado apoyo en Facebook desde que nació su bebé ya que "todo el mundo se ayuda y da consejos para criar hijos".

Las redes sociales afectan a nuestra salud

Las redes sociales de una forma u otra afectan a nuestras vidas y emociones y pueden llegar a provocarnos depresión e incluso ansiedad.

El Instituto de Investigación para la Felicidad (Happiness Research Institute) advierte que estas plataformas no son buenas para nosotros. Llevó a cabo una investigación que sometía a estudio a 1.095 daneses y los dividía en dos grupos con el fin de demostrar que las personas que dejaban de utilizar Facebook - esta red social fue la seleccionada debido a su gran número de usuarios - durante una semana, eran más felices que aquellos que seguían usándola.

El resultado fue que tras esa semana de desconexión, el 88% de ellos se describían más felices, en comparación con el 81% de personas del otro grupo. Por otro lado, el 84% apreciaba más sus vidas y solo un 12% se sentía insatisfecho. En otras palabras: los usuarios de Facebook son en un 39% más susceptibles de sentirse menos felices que los que no son usuarios.

Hoy en día, dejar las redes sociales a cambio de dinero no es posible. Pero dedicarle el tiempo justo está en tus manos. Dejar las redes sociales apartadas en ciertos momentos del día será beneficioso para tu salud y además, te permitirá disfrutar de la gente y de los buenos momentos.  Y tú, ¿te animas?

1 comentario

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

1 comentario

01 de abril de 2019 a las 17:59RAQUEL
¿Wasap o guasap? . Ya tenemos aceptado por la RAE el sustantivo wasap o guasap. Pero ¿nos sentimos más felices con esta aplicación?, ¿o con Facebook?. Tengo claro que no. Comparto las declaraciones de la economista Shoshana Zuboff que indica que este capitalismo que ella denomina "Capitalismo de Vigilancia ", acaba por destruir la naturaleza íntima del ser humano. Muchas personas tienen un grado de adicción a estas tecnologías que están perdiendo su autonomía, su privacidad. No creo que la vida íntima de las personas, los sentimientos y deseos más profundos deban caminar por estas vías de información. Y en el campo laboral llega a ser preocupante cómo algunas personas trabajan con una mano en el ratón y la otra en el móvil. No tardando mucho tiempo, las empresas tendrán que establecer un lugar para dejar los móviles durante la jornada laboral. No solamente por las horas perdidas sino por el estrés, o mejor dicho, el distrés que supone.
Cerrar menú