Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

¿Cuánto cuesta donar un inmueble?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Leer más tarde Artículo Donar un inmueble

Donar un inmueble

Publicado el 27 de junio de 2018 a las 07:00 por Laura Egido Blanco

¿Quién no conoce a alguien que le ha dicho “no, el piso es mío, pero está a nombre de mis padres”? En muchas ocasiones, para intentar poner en orden estas situaciones, nos planteamos la posibilidad de que, por ejemplo, los padres (propietarios “de derecho” del piso) se lo donen a su hijo (que es propietario “de hecho” del mismo).

Sin embargo, cuando pensamos en estas donaciones, muchas veces no tenemos en cuenta el coste fiscal que tienen para quien lo recibe (donatario), y mucho menos, caemos en que pueda tener un coste para el que lo dona.

¿Cuánto le cuesta a quien lo recibe (donatario)?

Como consecuencia de la donación, será el donatario (quien recibe el piso donado) la persona que tendrá que hacer frente al pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (en la modalidad de Donaciones).

Como habrás leído o escuchado alguna vez, el Impuesto sobre Donaciones es un impuesto que, dependiendo de la Comunidad Autónoma, puede ser muy variado.

Con carácter general, en las donaciones, resulta de aplicación la norma de la Comunidad Autónoma donde reside el donatario. Por eso, quienes viven en comunidades autónomas como Madrid, donde el impuesto está bonificado en muchos casos, tienden a pensar que, reciban lo que reciban por donación, no pagan impuestos o pagan un importe muy pequeño.

Sin embargo, en el caso del piso (y el resto de inmuebles) la norma que aplica es la de la Comunidad Autónoma donde esté ubicado el piso que se dona. Es decir, que si unos padres, residentes en Andalucía, donan a su hijo, residente en Madrid, un inmueble ubicado en Barcelona, el impuesto aplicable será el de Cataluña.

Para el cálculo del impuesto a pagar es fundamental la relación de parentesco entre el donante y el donatario, así como el patrimonio preexistente de quien recibe la donación. El importe a pagar aumenta cuanto más lejana es la relación de parentesco y cuando mayor patrimonio tuviese quien recibe la donación.

En algún caso, no habitual, podría llegar a aplicar un tipo del 81,6% en el caso de Andalucía (en casos de que no exista parentesco y el patrimonio de quien recibe sea superior a 4 millones de euros) o que el impuesto a pagar esté bonificado en un 99% en caso de primer grado de parentesco (padres a hijos, por ejemplo) en la Comunidad de Madrid.

Además, una vez adquirido el piso donado, el nuevo propietario tendrá que hacer frente a otros impuestos como, por ejemplo, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

Y al que dona, ¿cuánto le cuesta?

Muchas veces se centra la mirada en los impuestos que tiene que pagar el que recibe el piso porque tiene que hacer frente a un pago del impuesto. Sin embargo, nos olvidamos de que quien dona, en muchos casos, también tiene que pagar.

Desde la perspectiva del donante, deben tenerse en cuenta dos impuestos: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (también conocido como "Plusvalía Municipal").

Y la pregunta que surge es ¿por qué tengo que pagar estos impuestos si no estoy vendiendo el piso?

La contestación reside en que la normativa del IRPF trata las donaciones como si de una venta se tratase, es decir, que la donación puede generar una ganancia o una pérdida patrimonial en el donante en función del valor del piso.

Dado el caso, se podrían dar dos situaciones:

Ganancia derivada de la donación: si como consecuencia de la diferencia entre el valor de adquisición y el valor real en el momento de la donación se produce una ganancia (es decir, el valor real actual es superior al valor de adquisición), esta ganancia tributará en el IRPF del donante a los tipos del 21%-23% en función del importe de la ganancia generada.

Pérdida derivada de la donación: si lo que se genera es una pérdida (porque el valor real actual es inferior al valor de adquisición) esta pérdida no será deducible en el IRPF.

Si bien esta regla podría parecer "asimétrica" -la ganancia tributa y la pérdida no se puede deducir- está pensada para evitar que, en supuestos en los que alguien haya obtenido ganancias patrimoniales en un ejercicio, genere pérdidas "artificialmente" mediante donaciones para compensar las ganancias, evitando de este modo la tributación.

Tampoco se puede perder de vista el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, también conocido como plusvalía municipal que, si bien se encuentra actualmente en una situación de "incertidumbre", porque estamos a la espera de que se apruebe la norma que modifique la actual, la gran mayoría de los ayuntamientos la siguen liquidando.

Este impuesto tiene naturaleza local, por lo que, dentro de unos márgenes fijados a nivel estatal, es cada Ayuntamiento el que establece el impuesto aplicable. El impuesto se calcula sobre el valor catastral del suelo (únicamente del suelo, sin tener en cuenta la construcción) al que se aplica un coeficiente en función de los años en que el donante ha tenido el piso y posteriormente se aplica un tipo que, en ningún caso, puede ser superior al 30%.

Es decir, pagará más plusvalía municipal cuanta mayor antigüedad tenga el piso propiedad del donante. En caso de que el piso tenga una antigüedad de menos de un año (en propiedad del donante), no será necesario pagar el impuesto.

En conclusión: si estás pensando en donar o recibir un piso por donación, revisa estos gastos para no tener "sorpresas inesperadas".

13 comentarios

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

13 comentarios

22 de enero de 2019 a las 17:47Marian
Buenas tardes, me gustaría saber si me pueden asesorar, mi pareja me quiere hacer una donación del piso que tiene en Graus (Huesca).Que tendría que pagar para hacer la donación. Es bastante urgente. Muchas gracias
11 de febrero de 2019 a las 14:30Pedro Ángel Rodríguez Mateo

Hola Marian,

entendiendo que lo que te va a donar es el 100% del inmueble sito en Graus (Huesca) indicar que: para ti (Donatario) deberás liquidar, a través del impuesto de donaciones, el valor real del inmueble. Para determinar dicha valoración la Comunidad Autónoma de Aragón tiene un servicio de valoración inmobiliaria, dependiendo de dicha valoración, tu patrimonio preexistente y el grado de parentesco con tu pareja (no es lo mismo estar casado o ser pareja de hecho que ser simplemente pareja) se deberá de realizar la correspondiente liquidación.

Como todos los datos anteriores los desconocemos, no podemos indicarte lo que pagarías por la donación, por tanto lo único que podemos facilitarse es el simulador que la comunidad autónoma tiene colgado en su web. Se trata de una aplicación muy sencilla en la que cumplimentando los campos anteriormente indicados podrás ver el importe a liquidar en el Impuesto de donaciones. Adicionalmente te adjuntamos este Manual de Donaciones por si te es de utilidad.

Por último, recordad que para tu pareja tributará en el IRPF por la ganancia patrimonial que se genera por la trasmisión del inmueble, por el contrario si la donación originara una pérdida esta no podría ser compensada. No olvidéis que si al final te dona el inmueble, la donación deberá de realizarse ante notario.

Esperamos haberte ayudado. 

18 de septiembre de 2018 a las 13:31Miguel
Genial, muy bien explicado.
18 de septiembre de 2018 a las 17:27Laura Egido Blanco

Muchas gracias, Miguel.

Espero que os resulte de utilidad. Estamos a vuestra disposición para cualquier duda. 

29 de junio de 2018 a las 02:35Juan
Excelente.
27 de junio de 2018 a las 17:14Rafae Fernández
Excelente post, Laura. ¡Qué bien explicado!.
27 de junio de 2018 a las 17:45Laura Egido Blanco

Muchísimas gracias, Rafael.

Me alegro mucho de que te haya gustado. Dentro de lo “técnicos” que son los temas de impuestos, intentamos hacerlos sencillos y legibles para todos los públicos.

27 de junio de 2018 a las 13:46Jorge Ignacio Salavert López
Muchas gracias por el artículo. Muy didáctico e ilustrativo y de aplicación práctica para asesorar a nuestros clientes. Se agradecen este tipo de artículos explicativos. Un saludo.
27 de junio de 2018 a las 17:53Laura Egido Blanco

Muchas gracias, Jorge. Me alegra mucho que os resulte de utilidad. En cualquier caso, en Asesoría Fiscal estamos a vuestra disposición para cualquier duda.

27 de junio de 2018 a las 09:30Carmen Delia
Una excelente explicación, sencilla y concisa, que nos ayudará a asesorar correctamente a nuestros clientes.
27 de junio de 2018 a las 13:16Laura Egido Blanco

Muchas gracias, Carmen Delia. Me alegro de que te haya gustado. Ya sabéis que si tenéis cualquier duda, en Asesoría Fiscal estamos a vuestra disposición.

27 de junio de 2018 a las 08:28Eduardo López de Dicastillo Garnica
Gracias por este artículo que nos resuelve una duda que en mi caso me vienen planteando algún cliente.
27 de junio de 2018 a las 13:22Laura Egido Blanco

Muchas gracias, Eduardo. Me alegra mucho saber que os puede ayudar. Ya sabéis que desde Asesoría Fiscal estamos a vuestra disposición para cualquier duda.

Cerrar menú