Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: Semana de contrastes

Tiempo de lectura: 5 minutos

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 26 de enero de 2018 a las 15:45 por José Ramón Díez Guijarro

Semana de contrastes, entre el optimismo derivado de la mejora de las previsiones del FMI o, en el caso de la economía española, de los efectos sobre la prima de riesgo de la subida del “rating  hasta A- por parte de Fitch, frente a la preocupación por la intensificación de las señales proteccionistas emitidas desde EEUU (subida de aranceles a productos como lavadoras o paneles solares) y las advertencias del propio FMI sobre el riesgo de complacencia.

Es decir, según el ciclo económico se aproxima al momento de auge, mientras una parte de la profesión confía en el alargamiento del período de bonanza, porque esta vez hay elementos diferenciales respecto a otras ocasiones, otra ya se centra en el día después y los problemas que podría causar una menor coordinación global en política monetaria o comercial en el momento que se inicie la próxima crisis. Y, desde luego, una administración americana que no defiende un dólar fuerte o los beneficios del libre comercio, cuando menos supone un cambio en las reglas de juego del tablero global.

La semana empezó con la revisión de las previsiones de crecimiento del FMII, con una mejora significativa en los pronósticos para la economía mundial, tanto en 2018 (+0,2 p.p. hasta el 3,3%), como en 2019 (+0,2 p.p. hasta el 3,2%) que proviene, casi en su totalidad, del ajuste al alza de las previsiones para los países desarrollados, tanto para este año (+0,3 p.p. hasta el 2,3%), como el próximo (+0,4 p.p. hasta el 2,2%). Por tanto, en poco más de doce meses la economía mundial ha pasado de una situación de elevada debilidad y fragilidad, con síntomas de agotamiento de la fase expansiva, a encadenar tres años de elevado dinamismo (si se cumplen los pronósticos para 2018 y 2019), con buena parte de los países más importantes avanzando a ritmos superiores al potencial. Mención especial a la mejora en un punto porcentual acumulado de las previsiones de Alemania y EEUU para los dos próximos años, aunque el origen es bien diferente, en el caso de la economía americana se debería al plan fiscal expansivo (añadirá 1,2 puntos porcentuales al PIB en los próximos tres años), mientras en el caso de nuestro vecino del norte el origen son los efectos positivos de la recuperación del comercio mundial sobre la demanda externa germana. En el lado menos positivo, a destacar la revisión a la baja de la previsión de crecimiento para la economía española en 2018 (-0,1 p.p. hasta el 2,4%), aunque se eleva la de 2019 (+0,1 p.p. hasta el 2,1%). Finalmente, tres ideas que han acompañado la revisión del escenario por parte del organismo ubicado en Washington: 1) demasiada gente se está quedando al margen de la expansión, 2) la complacencia es un problema, pues el cambio de tendencia del ciclo puede estar más cerca de lo esperado (¿2020?), y 3) se necesitan más reformas para mejorar la capacidad de crecimiento potencial en el medio plazo. En el lado de los riesgos, el FMI destaca la acumulación de vulnerabilidades financieras (corto plazo) y las tentaciones proteccionistas (medio plazo).

En este contexto, el BCE es uno de los principales actores que determinarán la duración del actual ciclo de crecimiento. Y, en su reunión de esta semana, como era de esperar, Draghi se dedicó a lanzar algunos balones fuera, tras el revuelo causado por la interpretación de las actas de diciembre. Sin mucho éxito, a juzgar por la consolidación del movimiento de subida del bono alemán (0,6% y +20 puntos básicos en lo que llevamos del año). Mención aparte merece el tema del tipo de cambio, pues, sorprendentemente, el presidente del BCE lanzó una crítica nada velada a las declaraciones del Secretario del Tesoro de EEUU en favor de un debilitamiento del dólar. Evidentemente, el tipo de cambio debe preocupar al banco central, pero no frenar el movimiento de normalización de la política monetaria, teniendo en cuenta que el tipo de cambio efectivo real del euro está un 5% por debajo de la media de largo plazo, es decir, la moneda europea no estaría sobrevalorada. Por tanto, habrá que esperar a las dos próximas reuniones para ver algún cambio en la política de comunicación. Aunque una parte del Consejo del BCE empieza a mostrar cierto nerviosismo, sólo hay que ver las palabras pronunciadas recientemente por Benoît Coeuré: "esto no va de recuperación, no va de salir de la crisis, sino de prepararnos para la siguiente". Difícil decir tanto, con tan pocas palabras.

La semana de contrastes terminó con la publicación de la Encuesta de Población Activa en España, ya que la fotografía del comportamiento del mercado laboral en los meses finales del año fue bastante peor que la proporcionada por el registro de la Seguridad Social. El mercado laboral sorprendió negativamente en el cuarto trimestre, ya que se perdieron 50.900 puestos de trabajo, lo que supone el peor registro en dicho trimestre en cuatro años y contrasta con nuestra previsión (+41.900 empleos). En términos desestacionalizados, el ritmo de creación de empleo (+0,4%) fue inferior al del trimestre anterior (+0,7%). La señal que transmite la EPA difiere notablemente, tanto en intensidad como en tendencia, de la de afiliación (+0,9% en el 4T vs +0,4% en el 3T17). Sin embargo, analizando todo el 2017, la economía española no sólo creó empleo por cuarto año consecutivo, sino que, además, mejoró el registro del ejercicio anterior: la ocupación aumentó en 490.300 personas hasta rozar los 19 millones, el mejor cierre desde 2008, aunque todavía por debajo de los máximos pre-crisis (1,75 millones). En cuanto al paro, la caída fue la quinta consecutiva (-471.100 parados): la cifra total (3,77 millones) supera en casi dos millones el mínimo de 2007.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú