Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: Normalidad y crecimiento

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 28 de abril de 2017 a las 15:45 por José Ramón Díez Guijarro

Tras las sorpresas políticas del año 2016 (Trump, Brexit), los resultados de las elecciones en los Países Bajos y, especialmente, de la primera vuelta de las presidenciales en Francia reflejan una vuelta a la normalidad, si por normalidad se entiende un mayor grado de acierto de las encuestas; por primera vez no pasaron a la segunda vuelta los candidatos de los dos partidos mayoritarios franceses (Fillon y Hamon) y, además, la suma del voto a formaciones políticas que discuten el proyecto de construcción europea supera el 45%.

La parte positiva es la elevada probabilidad de que el candidato más europeísta y reformador (Macron) gane en segunda vuelta (los mercados la estiman en más de un 85%). El problema va a ser las cercanas elecciones legislativas, pues el previsible futuro presidente del país no tiene una organización política detrás, lo que complicará la cohabitación con el primer ministro, sobre todo, si consideramos la catarsis por la que estarán obligados a pasar los dos partidos mayoritarios franceses en el corto plazo. Finalmente, la esperanza es que, una vez pasadas las elecciones germanas, se pueda volver a fortalecer el eje franco-alemán, condición necesaria para que veamos avances en la encrucijada a la que se enfrenta en estos momentos el proceso de construcción europea. Sin perder de vista que, a corto plazo, la prueba definitiva para Europa serán las elecciones italianas, donde el estancamiento económico cuasi secular aumenta las probabilidades de que alguna opción antieuropea se imponga en las próximas elecciones. De hecho, el gobierno transalpino presentó recortes fiscales de emergencia para 2017, equivalentes al 0,2% del PIB, y revisó dos décimas a la baja el crecimiento previsto de 2018, hasta el 1,0%, desde el 1,1% que espera en 2017. En todo caso, los comicios no se celebrarán antes de finales de año, lo que abre un período en el que el riesgo político europeo se relajará.

En este sentido, la respuesta de los mercados financieros a los comicios franceses refleja el progresivo realineamiento de las expectativas de los inversores, una vez que los datos de actividad siguen confirmando las buenas expectativas de crecimiento para este año y el riesgo político se va diluyendo en el corto plazo. El movimiento de "risk on" y la ruptura de la elevada correlación que habían mostrado todo tipo de activos en las últimas semanas reflejan que, a corto plazo, los fundamentos económicos (macro y micro) volverán a determinar el comportamiento de los mercados y si estamos ante un nuevo movimiento de rotación geográfica y sectorial. De momento, los ganadores del primer tercio del año han sido Europa y los emergentes y la decepción EEUU, dónde el impacto de la subida del precio del petróleo sobre el consumo ha sido superior a otros países. Dentro del buen comportamiento de la renta variable (con el IBEX liderando los índices en países desarrollados), destacan sectores como tecnología, consumo (discrecional y básico) e industria. La clave para lo que resta de año es si la mejora de las expectativas (en máximos de la década en muchos países) se va a terminar trasladando a la actividad y, por tanto, podemos ver nuevas sorpresas positivas en crecimiento. Por ejemplo, los niveles actuales de confianza de los agentes en Europa propiciaron, en otros momentos, crecimientos más cercanos al 3% que al 2%. La clave es si la inversión privada va a despegar en este ciclo de actividad. La corrección del exceso de capacidad en algunos sectores y países debería estar muy avanzada pero, pese a los reducidos costes financieros, la formación bruta de capital fijo no termina de tirar. Además, permitiría reducir la importante brecha entre ahorro e inversión que explicaría, en buena parte, los bajos niveles de los tipos de interés reales.

De momento, los datos de la semana siguen apoyando este mayor optimismo de los mercados. Como comentábamos anteriormente, la confianza de los agentes en la UEM, medida por el Indicador de Sentimiento Económico (ISE) elaborado por la Comisión Europea, subió más de lo esperado en abril y ya alcanza máximos desde agosto de 2007. Por su parte, los datos de inflación poco a poco reflejan la vuelta a la normalidad. Esta semana conocíamos que la inflación subyacente en la UEM aumentaba de 0,8% a 1,2% en el mes de abril, mientras las lecturas de la cesta completa también subían de forma apreciable en Alemania (2,0% frente al 1,5%), España (2,6% desde el 2,1%) y zona euro (1,9% frente al 1,5%). No es de extrañar que Draghi haya dado por cerrado el riesgo de deflación en la zona euro y ahora considere que la recuperación es robusta y generalizada frente a la debilidad y fragilidad de la que hablaba hace escasos meses. Menos entendible es que, en este contexto, no haya dado ninguna señal sobre el proceso de normalización monetaria, manteniendo mensajes como el de que los tipos podrían ser inferiores a los actuales si fuera necesario o que el QE podría alargarse o incluso ampliarse. El riesgo es situarse en los próximos meses por detrás de la curva. En todo caso, no descartamos que modifique esta actitud, pero es difícil saber cuándo. Junio puede ser una buena ocasión si el crecimiento y la inflación evolucionan según lo previsto. Además, mostrando su disposición a realizar cambios se quitaría la presión que desde Alemania le va a llegar a medida que se acerquen sus elecciones.

Finalmente, los datos publicados en España siguen reflejando que la actividad inició el año con un elevado dinamismo, como certificó el INE esta mañana con el dato de crecimiento del PIB del primer trimestre  (+0,8%). Dato consistente con la fortaleza de la industria que hasta febrero acumuló un crecimiento del 7,9% interanual de su cifra de negocios, el más alto en seis años (+4,6% en el cuatro trimestre de 2016), mientras que también los servicios crecen al mayor ritmo de la última década (+6,6%), impulsados por el excelente comportamiento del comercio, sobre todo el mayorista. También se mantuvo el tono positivo del mercado laboral, pese a la tradicional destrucción de empleo del primer trimestre (-69.800 ocupados), este año agudizada por el efecto Semana Santa. Una vez ajustada la estacionalidad, no sólo sigue aumentando la ocupación desde hace tres años, sino que lo hace de forma acelerada (0,7% frente al 0,5% anterior). El paro aumentó (+17.200 hasta 4,25 millones, el 18,8% de la población activa), pero menos de lo que cayó el empleo, debido a la prolongada y preocupante caída de los activos (-52.600 en el trimestre y -127.700 en el último año). De hecho, la tasa de actividad mantiene una senda descendente desde hace dos años (pese a la mejora de las expectativas) y se sitúa en mínimos desde 2006 (58,8% de la población de más de 16 años). Con toda esta información reciente hemos revisado al alza las previsiones de la economía española para 2017 (del 2,5% al 2,9%) y 2018 (del 2% al 2,5%).

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Cerrar menú