Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Artículo

Crónica Macro Semanal: Inercia positiva

Estudios y análisis

27/01/2017

Los datos de actividad publicados en las últimas semanas, incluidos los de afiliación, siguen reflejando que la economía española ha entrado en 2017 con una elevada inercia positiva.

Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

José Ramón Díez Guijarro

Director de Estudios de Bankia

Sin ir más lejos, en los últimos días conocíamos que la cifra de negocios en la industria creció un 4,8% interanual en noviembre, registrando el crecimiento más dinámico de los últimos años. Siendo especialmente destacable que buena parte de la mejora provino de las industrias de bienes de consumo duradero (7,3%), aunque los servicios mantuvieron un elevado dinamismo (+5,9%). Por tanto, parece que el comportamiento de la industria ha ido de menos a más a lo largo del año, superando el bache temporal que supuso el Brexit en los meses de verano.

En la misma línea, las ventas minoristas crecieron un 3,5% interanual en diciembre. Aunque, en este caso, se detecta una suave desaceleración del gasto privado en la segunda parte del año, nada hace pensar que el consumo no pueda crecer este año a ritmos cercanos al 2,5%. También el mercado de la vivienda sigue mostrando señales positivas, como indica el aumento del número de hipotecas en noviembre hasta las 25.413 unidades mensuales (+32,2%), situando la contratación anual en 279.985 operaciones, alrededor de un 70% de las viviendas vendidas. Por último, desde el Ministerio de Energía, Industria y Turismo se ha anticipado que España alcanzó en 2016 una cifra récord de 75,3 millones de visitantes extranjeros, el 12% del total recibido por Europa y el 6% del total de turistas internacionales. El récord en afluencia de extranjeros también se tradujo en un intenso aumento de los ingresos por turismo, de modo que a fin de año el gasto de los turistas extranjeros totalizó 77.000 millones de euros (+8% interanual). Con toda esta información, el próximo lunes, el INE certificará que el crecimiento de la economía española se situó en la zona del 0,7%/0,8% en el último trimestre del año y, por tanto, el crecimiento medio en 2016 se aproximó al 3,3%. Todo lo anterior se está reflejando en el buen comportamiento de la prima de riesgo española en lo que llevamos de año, ampliando el diferencial con Italia en más de 20 puntos básicos (hasta los 65 puntos básicos) y estrechando la distancia con Francia hasta algo más de 50 puntos básicos. De hecho, entre los grandes países europeos, el único descenso acumulado de la prima de riesgo en lo que llevamos de año se produce en España (-9 puntos básicos).

En un contexto con la mayoría de indicadores de actividad manteniendo una elevada fortaleza, sorprendió la pérdida de impulso del empleo en el tramo final del año pasado, registrada por la EPA. En el cuarto trimestre del año se destruyeron 19.400 empleos, lo que supone el peor registro en dicho trimestre en tres años. En términos desestacionalizados, el ritmo de creación de empleo (+0,4%) fue inferior al del trimestre anterior (+0,7%) y al de los afiliados (+0,9%), algo que no se esperaba, situando la tasa interanual de crecimiento de la ocupación en el 2,3%, claramente por debajo de los máximos de principio de 2016 (3,3%). Lo más destacable del empleo destruido en el trimestre es que: (i) se concentró en construcción y, sobre todo, en servicios (-27.900 y -112.300, respectivamente), especialmente en hostelería, en contraste con el fuerte aumento en industria (+47.800, el mejor cuarto trimestre en casi dos décadas); (ii) tuvo carácter temporal (-79.400 vs +60.200 el indefinido), de modo que la tasa de temporalidad cayó medio punto hasta el 26,5%; no obstante, se trata del peor cierre de ejercicio desde 2008 (25,7% en el 4T15); (iii) fue a tiempo completo (-155.300 vs +135.900 los ocupados a tiempo parcial); y iv) se concentró en el sector público (-18.000 empleos, frente a -1.600 en el sector privado). Pese al mal dato del trimestre, la creación de puestos de trabajo en 2016 ascendió a 475.500 empleos (media anual), frente a los 521.900 empleos de 2015. Sin embargo, el dato de paro (-83.000 hasta el 18,6% de la población activa, la tasa más baja desde 2009), no sólo mejora el resultado del año anterior, sino que se trata de la mayor caída en un cuarto trimestre en casi tres décadas. Ello se debió, en parte, al fuerte descenso de los activos (-100.000 en el último trimestre); de hecho, la tasa de actividad se sitúa en mínimos desde 2007 (58,9%), lo que constituye un problema muy importante para la economía española, ya que dificulta la mejora de los ritmos potenciales de crecimiento. La mayoría de previsiones anticipan este año una desaceleración del crecimiento hasta la zona del 2,5%, por un empeoramiento del contexto externo, a lo que habrá que añadir otros factores que están cambiando, como el comportamiento de la inflación que puede terminar afectando a la competitividad o a las condiciones de financiación.

Sigue leyendo sobre:

Artículos relacionados

INFORMACIÓN RELATIVA A LA FUSIÓN CAIXABANK-BANKIA

Se informa al usuario de este website de que se ha producido la fusión por absorción de Bankia, S.A. por CaixaBank, S.A., sucediendo la segunda entidad a la primera, de forma universal en todos los derechos y obligaciones. De acuerdo con lo anterior, se ha modificado la titularidad de este website, así como las direcciones para el envío de quejas y reclamaciones y el ejercicio de derechos en materia de protección de datos.

Para más información pinche AQUÍ.

Cerrar menú