Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Síguenos

Crónica Macro Semanal: ¿Euro fuerte?

Leer más tarde Artículo Bankia Crónica Macro Semanal

Bankia Crónica Macro Semanal

Publicado el 01 de septiembre de 2017 a las 15:30 por José Ramón Díez Guijarro

Es sabido que los tipos de cambio constituyen el mejor termómetro para tomar la temperatura de una economía, pues reflejan las expectativas de millones de inversores.

Por tanto, la apreciación acumulada de casi un 15% del euro frente al dólar en lo que llevamos de año (8% con la libra esterlina), sobre todo estaría trasluciendo los buenos datos económicos publicados en Europa, donde la economía está creciendo a ritmos anualizados cercanos al 2,5%, claramente por encima de las previsiones de hace escasos meses. Además, la recuperación ya no sólo depende del dinamismo de países como Alemania (0,6%) o España (0,9%), sino que la mejora se extiende a  Francia (0,6%), Países Bajos (1,5%) e, incluso, Italia (0,4%). Esta sorpresa positiva contrasta con la dudas sobre el proceso de desconexión de Gran Bretaña con Europa o con los síntomas de madurez que empieza a mostrar el ciclo de actividad americano, algo normal teniendo en cuenta la longevidad del mismo. Aunque la mayor penalización al billete verde proviene de la incertidumbre que existe sobre el rumbo futuro de la política fiscal americana y, en general, sobre las dificultades de la administración Trump de conseguir el apoyo de las Cámaras (con mayoría republicana) en temas de política económica. Por tanto, la apreciación de la moneda única refleja, en primer lugar, una mejora en términos relativos de los fundamentos de la región respecto al resto del mundo.

¿Son estos niveles amenazadores para la recuperación europea? No, pues de momento en el cruce respecto al dólar se han recuperado niveles de principios de 2015, pero todavía la cotización estaría muy lejos del 1,40 de 2014 y mucho más de los máximos de 2008 (1,6 dólares por euro). Es decir, este movimiento sólo estaría compensando la debilidad de la divisa europea presente en buena parte de 2015 y 2016, pues ahora mismo, el euro estaría cerca de la cotización teórica o de equilibrio frente al dólar. Por tanto, muy lejos de una situación de "overshoting" que termine amenazando la competitividad de las exportaciones europeas. De hecho, el tipo de cambio efectivo real, un indicador sintético que incluye las cotizaciones de todas las divisas de países con los que Europa intercambio bienes y servicios, estaría cotizando en la media de las últimas tres décadas. Por tanto, el alarmismo creado por la apreciación de los últimos meses del euro frente a las divisas anglosajonas no parece justificado si ampliamos el análisis tanto desde el punto de vista geográfico, como temporal.

De cara a los próximos meses, si algo va a determinar el movimiento de los tipos de cambio van a ser las próximas reuniones de los bancos centrales. Pues detrás del movimiento desde principios de año también se encuentra la moderación de las expectativas de subidas de tipos en EEUU y la sensación de que antes o después (otoño), el BCE tiene que preanunciar su hoja de ruta para normalizar una política monetaria que ha respondido a unos riesgos que han ido desapareciendo en los últimos meses. De todas formas, aunque todos sabemos que siempre se presta una especial atención al comportamiento de la divisa por su influencia en las condiciones financieras, la autoridad monetaria europea ha manifestado en diferentes ocasiones que el tipo de cambio no es un objetivo de la política monetaria. Por tanto, sigue pareciendo difícil que el BCE puede argumentar que los niveles actuales de tipos y el programa de compra de deuda son necesarios para una economía creciendo cerca del 2,5%, con la inflación en el 1,5%, el desempleo en mínimos desde 2009 (9,1%) y el crédito a familias y empresas avanzando a ritmos del 1,2% (3,1% en los países de Centroeuropa). De hecho, con el exceso de liquidez existente en el sistema (1,7 billones de euros) y la penalización que supone el tipo de la facilidad de depósito, parece difícil argumentar que existe un problema de oferta de crédito en Europa. Mientras, en el balance del BCE el volumen de activos comprados se aproxima a los 2,5 billones, más de un 20% del PIB de la UEM y reaparecen los problemas técnicos para alcanzar los objetivos de compra mensuales. Así que algo se debe hacer y, no precisamente, esperar y ver. De paso, el anuncio de la estrategia de salida incluso podría frenar la intensidad del ajuste del euro, al eliminar buena parte de la incertidumbre que ha transmitido la comunicación del BCE desde la intervención de Draghi en Sintra. Puede que septiembre, con las elecciones alemanas a la vista sea demasiado pronto, pero no se debería dejar pasar la reunión de octubre para anunciar novedades.

No hay comentarios aún

Leer más tarde

Puedes dejarnos tus comentarios Comentar

Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Tu opinión es lo que mantiene vivo el debate en este blog. Por eso nos encanta que comentes pero queremos que conozcas cuáles son las normas que fijamos para que este espacio sea un entorno agradable:

  • Los comentarios están moderados y no aparecen en el blog nada más ser enviados.
  • Comenta sobre el tema del que habla esta entrada. No se aceptan comentarios sobre otros temas (off-topic) o de promoción o publicidad.
  • No insultes, ridiculices ni faltes al respeto a ninguna persona a la que te refieras en tu comentario, ya sea el autor, otro comentarista o hacia el propio banco o sus profesionales. Intenta mantener un ambiente de respeto hacia los demás: que el paseo por este blog sea agradable para quienes leen y quienes comentan.

Los campos con asterisco * son obligatorios.

Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en el presente formulario, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de supervisar, mantener y controlar la publicación de el/los comentario/s realizado/s por el usuario y en base a su consentimiento. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá publicar el/s comentario/s.No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

El/los comentario/s realizado/s por el usuario, deberá/n ser respetuoso/s con el resto de comentarios e información mostrados en el blog. Bankia no se hace responsable del contenido de los comentarios personales que los usuarios puedan solicitar publicar en el blog ni del uso ilícito o inadecuado de los mismos por otros usuarios. No se aceptará ningún comentario con fines comerciales y/o propagandísticos. La publicación de los comentarios deberán ser aprobados por los administradores del blog, por lo que es posible que pase un tiempo desde que se realice el mismo hasta su publicación en el blog.

Deseo suscribirme al boletín del blog de Bankia, S.A – Condiciones de privacidad

Los datos personales del usuario recogidos en este apartado, incluida su dirección de correo electrónico, serán tratados y, en su caso, incorporados a bases de datos bajo la responsabilidad de Bankia, con domicilio social en calle Pintor Sorolla Nº8, 46002 Valencia, y CIF A-14010342, con la única finalidad de gestionar y mantener la solicitud de suscripción al boletín del blog de Bankia, S.A. Los datos personales solicitados son obligatorios, por lo que, de no facilitarse, Bankia no podrá gestionar la solicitud. No se cederán datos a terceros, salvo: (i) obligación legal; (ii) sea necesario para el mantenimiento y control de la relación contractual; (iii) que el titular haya consentido previamente. El usuario, titular de los datos personales, puede dirigir las solicitudes de acceso, rectificación, cancelación, limitación, oposición y portabilidad que procedan, acreditando su identidad, a la dirección de correo electrónico protecciondedatos@bankia.com o al apartado de correos nº 61076 Madrid 28080, indicando "GDPR-derechos PARCOL". Puede consultar la Información Adicional de Protección de Datos incluida en: https://www.bankia.es/es/particulares/privacidad

Cerrar menú